La SAGARPA, a través del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP), planea cultivar 45 mil hectáreas de soya en el Valle del Yaqui, ubicado en el estado de Sonora, donde se dejó de sembrar la oleaginosa durante más de 20 años.  

Gracias a este proyecto estratégico se incrementará el movimiento económico no solo de dicha zona, sino de toda la franja noroeste del país. Para esto, el INIFAP generó una tecnología destinada al sembrado de la planta en cuestión, la cual se extenderá a otras regiones, específicamente en el norte de Sinaloa.

En los terrenos a trabajar también se realizaron estudios que puedan permitir el manejo de productos biorracionales (sustancias de origen natural) a base de jabones y extractos naturales, bioinsecticidas, agroquímicos modernos, nutrición de suelos, reguladores de crecimiento de las plagas, entre otros.  

Desde 1994, la soya no se cultiva en territorio sonorense. Su reactivación inició  en el 2010 con 300 hectáreas. Asimismo, cabe destacar que a la fecha se impulsa su desarrollo y crecimiento mediante la asistencia tecnológica e innovación.