Investigadores mexicanos desarrollaron una nueva tecnología que permite brindar los nutrientes necesarios al pargo (especie acuática de importante valor comercial), que permite su reproducción y engorda, a través de técnicas de acuacultura y maricultura (cultivo de especies marinas en jaulas flotantes en el mar).

Luego de varios meses de desarrollo,  investigadores del Instituto Nacional de Pesca (INAPESCA) del Centro Regional de Investigación Pesquera (CRIP) de Bahía de Banderas, Nayarit, desarrollaron un método a base de un alimentación adecuada y equilibrada, lo que ha permitido mejorar el crecimiento y calidad de esta especie, así como reducir los costos de producción.

Esta nueva tecnología consiste en la utilización de subproductos de la pesca y la acuacultura para obtener proteínas de calidad, lo que también minimiza el impacto al medio ambiente, reduce los costos de operación y propicia mayor rentabilidad, lo que convierte a esta actividad en una opción viable para los productores que deseen utilizarla.