Los pescados y mariscos son una buena alternativa para la comida de todos los días, además de su delicioso sabor, nos aportan nutrientes que ayudan a mejorar la concentración; así como omega 3 que disminuye los riesgos de ataques cardíacos y favorece el desarrollo cerebral en los primeros años de vida de los niños.

México cuenta con condiciones geográficas privilegiadas, de las que destaca el área marítima que rodea nuestro Territorio Nacional y que se conoce como Zona Económica Exclusiva. De ella se obtienen cada año entre 1.2 y 1.5  millones de toneladas de especies, gracias a las más de ochenta mil embarcaciones que se dedican a la pesca, siempre respetando los periodos de veda diseñados para el uso sustentable de nuestras riquezas marinas.

 Las principales especies que obtenemos a través de esta actividad son la mojarra, el atún, el camarón, la sardina, el robalo, el pulpo, la langosta y el huachinango, además de otras 40 que se producen y comercializan en menor cantidad.

El pescado y marisco nacional no solo alimenta a las familias mexicanas, sino que su sabor también llega a países como Japón, Hong Kong y Estados Unidos, a los que se exportan casi 250 mil toneladas del total.

Pescado al alcance de todos 

A pesar de contar con un gran potencial en la producción pesquera, el consumo es mínimo en nuestro país.

En la Ciudad de México, se encuentra la comercializadora de pescados más grande de América Latina, el mercado La Nueva Viga, ahí se pueden encontrar más de 500 especies a precios que van desde los 15 pesos por kilo hasta los 60 en pescados y crustáceos como son el juriel, la curbina, la gurrubata, la mojarra y la jaiba, entre otras. 

 Así que no te quedes con las ganas, visita tu mercado local y sumérgete en el mar de sabor que solo los pescados y mariscos te ofrecen.



Infografia ZEEjpg