Este se refleja en un histórico superávit comercial de más mil millones de  dólares, que se traduce como más exportaciones y menos importaciones de este tipo de productos.

De acuerdo con la SAGARPA, y con base en estadísticas del Banco de México, las exportaciones en el periodo enero – abril 2015, alcanzaron los nueve mil 606 millones de dólares –un aumento de 6.42 por ciento, en términos anuales; en tanto, las importaciones se ubicaron en ocho mil 496 millones de dólares –una disminución de 4.75 por ciento-. Esto arroja un saldo a favor para nuestro país de mil 109 millones de dólares, lo que revierte la tendencia de déficit que se registró por años en este sector.

Cabe recordar que el sector agroalimentario se compone de dos subsectores, el agropecuario y el agroindustrial. En lo que corresponde al comercio exterior agropecuario de México en el primer cuatrimestre del año, las exportaciones se ubicaron en cuatro mil  998 millones de dólares, un incremento de 7.63 por ciento; por su parte, las ventas de bienes agroindustriales alcanzaron los cuatro mil 608 millones de dólares, un aumento de 5.14 por ciento, ambos en comparación con el mismo periodo del año previo.