El impacto de la degradación de suelos no sólo afecta los intereses privados de los agricultores, en términos de la disminución de su productividad y el aumento de los costos de producción, sino que afecta también los intereses públicos del país.

En ese sentido, y siendo los sistemas de producción agropecuarios una de las principales actividades humanas que inducen la degradación de los suelos, la SAGARPA implementa el Componente de Conservación y Uso Sustentable de Suelo y Agua (COUSSA), administrado por la Dirección General de Producción Rural Sustentable en Zonas Prioritarias.

Este componente opera en todo el país y tiene como objetivo implementar acciones dirigidas a la conservación, uso y manejo sustentable del agua, suelo y vegetación que se utilizan en la producción agropecuaria.

El COUSSA brinda todos los apoyos y servicios que permita a los productores rurales contar con proyectos que consideren el cálculo, diseño y ejecución de obras y prácticas para un aprovechamiento adecuado de dichos recursos.

Los recursos del programa se deriva principalmente a la construcción de pequeñas obras de captación y almacenamiento de agua como: presas, aljibes, ollas de agua, también a prácticas de conservación de suelo y agua como: terrazas, o prácticas productivo-conservacionistas, es decir cambio a cultivos por adaptabilidad y menor impacto en suelo).