Los Sistemas aéreos no tripulados o UAS por sus siglas en inglés, son una herramienta de última generación que sirven para observar y monitorear los campos cuando la nubosidad no permite a los satélites obtener una imagen clara.

Este vehículo es una aeronave, que como lo dice su nombre, no tiene tripulación alguna y son controlados desde una ubicación remota o bien son programados para sobrevolar ciertas áreas o regiones.  

Esta tecnología se utiliza también para la estimación en la superficie de la productividad de maíz, frijol y sorgo. Asimismo, en México, los sistemas aéreos no tripulados tienen la función de monitorear las consecuencias de los fenómenos naturales y cuantificar el daño en el sector agropecuario.

Durante el 2015, en nuestro país se incorporaron drones multirrotores que sirven para captar fotografías y videos en alta definición para monitorear diversos acontecimientos relacionados con actividades agropecuarias.