La cebada es una gramínea muy parecida al trigo, este cereal que se ha cultivado desde hace más de 4 mil años. Al principio, se utilizó para la elaboración de pan pero fue sustituido por el trigo, actualmente se emplea en la elaboración de guisos, ensaladas, pastas o sopas.

El uso más comercial que tiene la cebada es en la fabricación de bebidas como la cerveza, whisky, ginebra y también para elaborar un vinagre de sabor muy dulce.

El aporte nutricional de la cebada es diverso, contiene vitaminas del grupo B, ayuda a regular el colesterol, evita la acumulación de grasas en el hígado, protege el sistema nervioso y es un excelente alimento para los niños que tienen problemas de crecimiento.

En México la producción de cebada suma alrededor de 700 mil toneladas anuales siendo los estados de Hidalgo y Tlaxcala los mayores productores, en donde se llega a cosechar hasta 295 mil y 151 mil toneladas, respectivamente. En el país las regiones que cuentan con las mejores condiciones para cultivar la cebada son las zonas del centro y norte del territorio nacional.


¿Sabías qué?
El consumo de cebada combate la depresión y la ansiedad.