En el caso de que se presente un desastre natural relevante en las actividades agropecuarias enfocado todo ello, a reducir la vulnerabilidad del sector rural, conservar, restaurar y manejar de manera sustentable los ecosistemas, reducir emisiones de gases de, acuícola y/o pesquera se pone en marcha el Componente Atención a Desastres Naturales en el sector Agropecuario y Pesquero (CADENA), que tiene como objetivo específico que el sector rural reciba de forma eficaz los apoyos económicos destinados a atender estas eventualidades, con el fin de que se reincorporen de manera rápida a sus actividades productivas para disminuir así las pérdidas.

En el ámbito de la protección,se elaboró el Programa Especial de Cambio Climático (PECC), el cual está compuesto por cinco objetivos, cada uno con sus respectivas estrategias, efecto invernadero, reducir las emisiones de contaminantes climáticosy consolidar las políticas nacionales del cambio climático.

Por otra parte, se promueve la adaptación y el desarrollo rural en zonas áridas, semiáridas y en proceso de desertificación del país, esto a través del Proyecto Estratégico de Desarrollo de las Zonas Áridas (PRODEZA) y que si bien está a cargo de la Comisión En esta ocasión presentaremos cómo la Dirección General de Atención al Cambio Climáticopromueve acciones de protección proporciona la ayuda que requiere el sector agropecuario y pesquero cuando se ve afectado por contingencias climáticas, así como el proyecto de adaptación en zonas extremas. 

Nacional de las Zonas Áridas (CONAZA),forma parte de las acciones que integran la atención al cambio climático.

Este es un breve resumen del gran trabajo que, a través de sus componentes y proyectos, realiza la Dirección General de Atención al Cambio Climático.

                                                       

¿Sabías qué?

El componente CADENA tiene como objetivo apoyar a productores que no cuenten con algún tipo de aseguramiento público o privado, para hacer frente a los daños ocasionados por los fenómenos naturales.