En nuestro país, las actividades agropecuarias, acuícolas y pesqueras se ven permanente afectadas por los fenómenos naturales, además, los pronósticos indican que estos eventos extremos podrían aumentar su frecuencia y severidad, como una consecuencia del cambio climático. Sin embargo, solamente un bajo porcentaje de los productores contratan seguros que protejan sus actividades productivas.

En este sentido, la SAGARPA, en los últimos años, ha venido construyendo con la participación de los Gobiernos Estatales una estrategia nacional de aseguramiento catastrófico, transfiriendo año con año un 80 por ciento del presupuesto federal a la atención de contingencias, a la contratación de coberturas de seguro, ya sea por parte de los propios Gobiernos Estatales o de manera directa, como un mecanismo de protección para productores que no cuentan con aseguramiento propio

El componente Atención a Siniestros Agropecuarios para atender a Pequeños Productores tiene como población objetivo todos aquellos productores de bajos ingresos que no cuenten con algún tipo de seguro público o privado y que se vean afectados por desastres naturales relevantes para la actividad agrícola, pesquera y pecuaria y tiene una cobertura nacional.

La SAGARPA, pone a disposición de los productores las Reglas de Operación 2016 (ROP 2016) de sus programas.