Las estrategias y líneas de acción, se establecen en la Norma Oficial Mexicana NOM-001-SAG/GAN-2015, SINIDA, para animales y colmenas que se mueven en el país para compra-venta, repasto, engorda, sacrificio y exportación, y será obligatoria a partir del 1 de diciembre de 2016.

La expedición de aretes amarillos oficiales se realizará en centros autorizados y en las uniones ganaderas, ninguna oficina de la SAGARPA en las entidades federativas será ventanilla expedidora de aretes, pero sí se encargará de asegurar que haya suficientes aretes en los centros autorizados con el fin de dar estricto cumplimiento a la normatividad.

El arete amarillo permite identificar la procedencia del animal o colmena, de quiénes son, dónde están y a dónde van, cuántos son los principales centros de producción vaca-becerro, asimismo saber con exactitud la cantidad de animales y registro de áreas con que se cuenta en la industria de la ganadería.

Por otro lado, otra línea de acción en la movilización del ganado y que aportará gran impulso al sector, es el establecimiento de “supercarreteras pecuarias”, las que permitirán que una vez que el ganado ha sido registrado en su lugar de origen, pueda movilizarse con mayor facilidad y llegar sin contratiempos hasta su destino final.

Los productores de ganado y los industrializadores de la carne deben cumplir con la norma sobre controles sanitarios, ya que de no hacerlo ponen en riesgo el estatus sanitario de su entidad o región o podrían incurrir en sospecha de un delito, como el abigeato, pero además, no contar con los debidos ordenamientos les impedirá movilizar su ganado por las “supercarreteras pecuarias”.

Sabías que…

El hato ganadero nacional está estimado en alrededor de 32 millones de cabezas de las cuales se movilizan casi 4.5 millones al año.

/cms/uploads/image/file/187428/aretes-amarillos.jpg