El Instituto Nacional de Pesca (INAPESCA) trabaja en el desarrollo de biotecnología que permitirá el aprovechamiento productivo de algas de arribazón, que se generan en costas de la península de Baja California, ya que pueden ser utilizadas como alimento para especies como el erizo, abulón y camarón, entre otras, en granjas acuícolas de la región.

La captación de algas representa una ventana de oportunidad para muchas actividades productivas en el país, tradicionalmente ha sido una actividad alternativa a la pesca en esta zona y su manejo representa una fuente de trabajo en beneficio directo de los pescadores y sus familias.

Para los seres humanos, algunas especies de algas se emplean como complemento alimenticio, cuya función consiste en eliminar radicales libres y bajar el colesterol y la presión arterial, también actúan como antitumorales y anticancerígenos, entre otras propiedades.