B761
  • ​La tilapia puede ser de gran aporte para la seguridad alimentaria de los mexicanos, sostuvo Kevin Fitzsimmons, académico de la Universidad de Arizona.
  • Destacó que el sector cuenta con una mayor conciencia para proteger al medio ambiente y proveer productos frescos y vivos, que colocan en el mercado un alimento de alta calidad.

En México el crecimiento sustentable que registra la producción acuícola de tilapia ha convertido a esta especie en un alimento cada vez más importante en la dieta de los mexicanos, destacó el experto internacional en temas acuícolas, Kevin Fitzsimmons.


Indicó que la explotación de este valioso recurso además genera fuentes de empleo e ingresos para el sector primario nacional.


A diferencia de otras naciones cultivadoras de la especie, principalmente asiáticas, el desarrollo sustentable y comercial de la acuacultura de tilapia en México cuenta con el soporte gubernamental a los pequeños productores, que ofrecen al mercado productos de alta calidad y valor nutritivo, afirmó el profesor de la Universidad de Arizona, Estados Unidos, quien participó en el 3er. Foro Económico de Pesca y Acuacultura, organizado por la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (CONAPESCA).


Este apoyo institucional ha contribuido a que el país tenga actualmente un mayor desarrollo comercial de la tilapia producida por acuicultores nacionales, además del consecuente incremento doméstico en el consumo de la especie, subrayó el académico investigador. Todo ello, añadió, aparejado al inicio de exportación hacia Estados Unidos y otras naciones del mundo, que han propiciado una mayor generación de divisas.


“He tenido la oportunidad de trabajar en la producción de tilapia en México durante casi 35 años y me ha impresionado el crecimiento que la industria ha logrado hasta ahora”, afirmó.


Aseguró que en México los productores tienen más conciencia para proteger al medio ambiente y mayor interés de proveer productos frescos y vivos, que los posicionan en el mercado como alimentos de  gran  calidad.


Esta dinámica de desarrollo que tiene el sector acuícola de tilapia, le permite a los productores mexicanos competir en los principales mercados internacionales de productos frescos, peces vivos e incluso en el de productos congelados, agregó Kevin Fitzsimmons.


Al igual que otras especies de peces, la aportación de la tilapia a la seguridad alimentaria tiene una función muy importante por su alto contenido proteico y su bajo nivel de grasas, puesto que ayuda al desarrollo neuronal del cerebro de los niños, y por su contenido de omega 3, es benéfico para el corazón y el sistema cardiovascular, indicó.


Señaló que un mayor impulso a esta actividad "tendrá un impacto similar al que tuvo en Filipinas, donde es ahora el pescado de mayor importancia en su dieta, considerando que su introducción fue similar a la que hubo en México. 


Ahora es muy importante para uso alimentario allá, donde se producen cerca de 300 mil toneladas por año”, añadió Fitzsimmons.


“También es muy interesante tener en el sureste del país dos especies nativas de mojarra: costarica y tenguayaca, que pueden ser producidas de manera comercial y contribuir a aportar una mayor variedad en la dieta para los consumidores mexicanos”, subrayó.


De acuerdo con datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la producción acuícola mundial en 2010 alcanzó un volumen de 60 millones de toneladas, con un valor total estimado de 119 mil millones de dólares, en donde México se colocó en el lugar décimo segundo.