El coco es una fruta tropical obtenida del cocotero o palmera de coco, la que por cierto es la palmera más sembrada en todo el mundo. Es originario de islas con clima tropical y subtropical del Pacifico, pero se ha extendido por el Caribe, Centroamérica y África tropical y lo podemos consumir en cualquier época del año.

Es un fruto aromático, de sabor intenso y agradable. Respecto a sus propiedades nutritivas, su consumo en cantidades moderadas, se considera adecuado para todos. Es muy rico en sales minerales que fortalecen los huesos, aporta un excelente contenido de fibra, contribuye a reducir las tasas de colesterol y al buen control de los niveles de azúcar en la sangre.

Por otra parte, está la copra, es un producto industrial que se obtiene del fruto de la palmera, el coco. A éste se le quita la cáscara; la fibra o bonete se raya y se seca y así se obtiene la copra.

La copra tiene una gran variedad de usos, con ella se fabrican dulces; en la industria se usa como materia para la extracción de aceite que luego se emplea en la elaboración de cosméticos, velas, glicerina y otros insumos industriales; en la ganadería se utiliza la harina de coco como alimento para el ganado y en la agricultura se hacen abonos.

México ocupa el 9º lugar en el mundo como productor de copra, con una aportación de casi 203 mil toneladas. Los principales estados productores de copra son Guerrero, Colima y Tabasco, y es Belice el único destino de las exportaciones de este fruto.