En México la agricultura es una actividad milenaria, indispensable y fundamental, por lo que las formas de realizar esta actividad se han ido transformando de muchas formas, desde establecer una gran cantidad de hectáreas para desarrollarla hasta practicarla en casa, lo que hoy se conoce como agricultura en casa y es ciento por ciento orgánica.

La agricultura en casa lleva siglos en práctica, su principal objetivo consiste en fijar pequeños espacios de tierra ya sea en un lote o dentro de para cultivar productos de fácil cosecha como jitomate, cebolla, chile, papa, chícharo, brócoli, zanahoria, espinaca o acelga, en un ambiente controlado y en condiciones de total seguridad.

La ventaja de tener un huerto en casa es que podemos cultivar alimentos orgánicos libres de sustancias tóxicas y además podemos gozar de ellos siempre, sin que dependamos de la estación del año, pues se pueden cultivar sin verse afectados por el clima.

Es importante resaltar que para que los huertos y hortalizas que se cultiven en casa tengan un desarrollo óptimo deben emplearse biofertilizantes, estos no contienen químicos y están elaborados a base de bacterias y hongos, que viven en asociación con las plantas y ayudan a la nutrición de los cultivos de forma natural, como la composta a base de café.

¿Sabías qué?
El estado de Quinta Roo es uno de los estados de la República que cuenta con más huertos orgánicos.