• El plan permitirá crear proyectos innovadores que capitalicen la presencia de la industria espacial en México.
  • Una de las principales fortalezas de la industria espacial mexicana se encuentra en la disponibilidad de capital humano calificado.
  • Los países que cuentan con una economía espacial generan dos empleos indirectos por cada empleo directo creado.

Ciudad de México. El día de hoy, el director general de la Agencia Espacial Mexicana (AEM), Francisco Javier Mendieta Jiménez, y el director general de ProMéxico, Paulo Carreño King, presentaron oficialmente el Plan de Órbita 2.0.

“En la AEM nos congratulamos por esta extraordinaria oportunidad de hacer trabajo conjunto con un organismo tan estratégico para nuestro país como lo es ProMéxico, pues impulsar hoy la materia espacial y satelital significa dar aún más desarrollo a nuestro sector aeroespacial, que es un ejemplo de innovación y crecimiento a nivel mundial”, expresó Mendieta Jiménez.

Por su parte, el director general de ProMéxico declaró: “Detonar el desarrollo del sector espacial en México es un proyecto muy ambicioso, cuyos resultados trascenderán la misma industria, pues un sector espacial fuerte contribuirá de forma importante al crecimiento de la economía mexicana. Siendo un sector intensivo en investigación y desarrollo, éste impulsará el desarrollo de otros sectores económicos y detonará la transferencia de tecnología, la creación de empleos y la capacitación y desarrollo de recursos humanos”.

El Plan de Órbita 2.0 es un documento estratégico del sector espacial que marcará el mapa de ruta del desarrollo de esa industria para los próximos años, fruto de un trabajo conjunto entre la Agencia Espacial Mexicana, ProMéxico y representantes de la denominada “triple hélice” (academia, industria y gobierno).

En él se establecen acciones para convertir a México en un país líder en el desarrollo e impulso de las actividades espaciales hacia 2035, a través de una estrategia sostenida que permita aprovechar y conjuntar las fortalezas de los sectores público y privado.

Entre sus objetivos está contar con una estrategia que detone la creación de proyectos innovadores para capitalizar la presencia de una industria aeronáutica especializada y potencialmente complementaria al sector espacial.

El grupo de expertos identificó cuatro ejes principales que derivaron en hitos estratégicos que se establecen con base en el análisis prospectivo y de tendencias. Uno de ellos se enfoca en lograr 25% de la cobertura de conectividad en América Latina y tener un papel reconocido en el desarrollo de componentes, productos y servicios para 2026. Para el 2036 se presentan también dos hitos: ser uno de los líderes mundiales en el uso de tecnologías espaciales y, por otra parte, garantizar su acceso al espacio.

De acuerdo a la experiencia internacional, los países que cuentan con una economía espacial, generan dos empleos indirectos por cada empleo directo creado, e inducen un tercero en sectores afines, más un cuarto puesto de trabajo en investigación y desarrollo.

El Plan de Orbita 2.0 también ofrece soluciones que se orientan a la atención de las necesidades de la población en distintos ámbitos, como: telecomunicaciones, salud, agricultura, prevención de desastres y seguridad, entre otros. Por ello, su impacto comprende múltiples beneficios orientados a mejorar la calidad de vida de los mexicanos.

Consulta el Plan de Órbita aquí: http://promexico.gob.mx/documentos/biblioteca/plan-orbita.pdf