Reforma en Competencia Económica

Todas las empresas, y de manera sobresaliente los pequeños emprendedores y medianos empresarios, podrán incursionar en los mercados para ofrecer soluciones innovadoras y precios más competitivos, creando empleos y mejorando así el poder adquisitivo de los mexicanos

El Ejecutivo Federal propuso una nueva Ley Federal de Competencia Económica que implementa un nuevo sistema de competencia económica en el país, con la que se busca generar un mercado interno no solamente con mayor competencia, sino más robusto, competitivo y dinámico, con procesos económicos más eficientes, mejor tecnología, más infraestructura e insumos más baratos, de manera que las personas y empresas puedan aprovechar mejor sus recursos para generar riqueza y ser más productivas. En un marco de una sana competencia, también se incentivará la participación de más agentes económicos, así como la inversión nacional y extranjera. En la reforma se establecen tres ejes estratégicos:

  1. Un nuevo diseño institucional que permite una aplicación más eficiente y eficaz de la política pública de competencia económica.
  2. Ampliación del catálogo de posibles conductas anticompetitivas que se llevan a cabo en los mercados y que deben de inhibirse, y en su caso, sancionarse.
  3. Un instrumento con mejor técnica legislativa que permite su correcta implementación y aplicación.

Con la nueva Ley Federal de Competencia Económica, todas las empresas, y de manera sobresaliente los pequeños emprendedores y medianos empresarios, podrán incursionar en los mercados para ofrecer soluciones innovadoras y precios más competitivos, creando empleos y mejorando así el poder adquisitivo de los mexicanos. En un nuevo México más competitivo, el talento y la innovación hacen la diferencia.

Si quieres saber más sobre la Reforma en Competencia Económica visita: http://reformas.gob.mx/reforma-en-competencia-economica/que-es

Reforma en Competencia Económica.
Autor:
Presidencia de la República
Fecha de publicación:
19 de febrero de 2015

La legalidad, veracidad y la calidad de la información es estricta responsabilidad de la dependencia, entidad o empresa productiva del Estado que la proporcionó en virtud de sus atribuciones y/o facultades normativas.