El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, encabezó hoy la 34ª Sesión del Consejo Nacional de Seguridad Pública (CNSP), en la que afirmó que “una mayor coordinación institucional nos permitirá, sin duda, avanzar hacia el México en Paz que demandan y merecen todos los mexicanos”.

Tras destacar que la seguridad de los mexicanos ocupa un lugar prioritario en la agenda nacional, aseguró que “en estos casi nueve meses de esta Administración nos hemos enfocado en realizar los cambios o ajustes necesarios a nivel institucional, para brindar mayores resultados a la población”.

Subrayó que gracias a la coordinación efectiva y la inteligencia eficaz que distingue a la nueva Política Pública de Seguridad y de Justicia, presentada en la pasada sesión del Consejo, realizada al inicio de la actual Administración, “en el periodo que va de diciembre de 2012 a julio de 2013 se redujo en 20 por ciento el número de homicidios vinculados con delitos federales”, respecto al mismo lapso inmediato anterior.

Este avance, añadió, “ha sido aún más notorio en las regiones y ciudades más violentas, donde se ha concentrado la acción del Estado mexicano. Esta reducción en el número de homicidios se ha logrado aplicando la ley y priorizando la detención de los integrantes de los grupos criminales más violentos del país”.

El Presidente Peña Nieto destacó que, a pesar de lo significativo y alentador de estas cifras, es importante reconocer que son apenas primeros resultados “y en cualquier caso, el Gobierno de la República no caerá ni en triunfalismos y menos en autoelogios”.

Reconoció la voluntad y disposición en la materia de los Gobernadores de los estados y del Jefe de Gobierno del Distrito Federal, ante quienes puntualizó que “aun cuando estas tendencias continúen, el Estado mexicano mantendrá los esfuerzos institucionales en la atención al delito y la violencia”.

Recalcó que uno de los pasos más significativos que se han dado en materia de seguridad es el asegurar una efectiva y real coordinación entre los distintos órdenes de Gobierno, “y que esto sin duda pueda alentar un trabajo mucho más eficaz, comprometido, coordinado y que habrá de aportar mejores resultados”.

El Titular del Ejecutivo Federal reconoció además la labor de inteligencia que han desarrollado las Secretarías de Gobernación, de la Defensa Nacional, de Marina, así como la Procuraduría General de la República y el Centro de Investigación y Seguridad Nacional, en una coordinación efectiva que se da no sólo para con los otros órdenes de Gobierno, sino también al interior del propio Gobierno de la República.

Mencionó que “la fuerza del Estado no debe medirse solamente por su poder de fuego, sino por su capacidad para aplicar la ley con la menor violencia posible”.

Así, apuntó, “como resultado de la instrumentación de la política que empezamos a seguir y aplicar desde el mes de diciembre del año pasado, hoy se ha logrado ya la captura o detención de 62 de los 122 presuntos delincuentes más buscados, para que ya no sean éstos una amenaza para la sociedad”.

En la mayoría de los casos, continuó, “ello se ha logrado sin disparar un solo tiro, precisamente porque hoy ya se tiene un mayor uso e intercambio de inteligencia entre las distintas corporaciones”.

DIEZ ESTRATEGIAS DE LA NUEVA POLÍTICA PÚBLICA DE SEGURIDAD Y DE JUSTICIA

El Presidente de la República recordó las diez estrategias contenidas en la nueva Política Pública de Seguridad y de Justicia:

Primera: La prevención del delito y reconstrucción del tejido social, que tiene como objetivo atender las causas económicas, sociales y culturales que propician la actividad delictiva.

Segunda: Justicia Penal Eficaz. En este sentido, es indispensable acelerar la transición hacia el nuevo modelo de justicia penal acusatorio y adversarial que mandata nuestra Constitución.

Tercera estrategia: Profesionalización y fortalecimiento de los cuerpos de policía. Tenemos que avanzar, precisó, de manera gradual pero a pasos muy firmes para la concreción de una policía mucho más preparada, mejor capacitada, con mejores remuneraciones y que, realmente, nos permita encontrar en todo el país los perfiles de idoneidad en las policías que sirvan a los mexicanos.

En este punto, el Primer Mandatario destacó que la creación de la Gendarmería Nacional va hacia adelante y habrá de consolidarse como una nueva división de la propia Policía Federal, a partir de elementos civiles con formación militar y policial con capacidades para la investigación.

Cuarta estrategia: Transformación del Sistema Penitenciario. Los centros de readaptación deben lograr que los internos, al concluir su sentencia, puedan reinsertarse con éxito en la sociedad y no volver a delinquir.

Quinta: Promoción y articulación de la participación ciudadana. En este nuevo paradigma de seguridad y justicia, la sociedad tiene mucho que aportar, desde la denuncia del delito, la organización de comités vecinales e incluso en labores de servicio social y reconstrucción del tejido comunitario.

Sexta estrategia: Cooperación internacional. El diálogo o intercambio ordenado y permanente con otras naciones es esencial para hacer frente a las organizaciones criminales transnacionales.

Séptima: Información que sirva al ciudadano. “Estamos decididos a transparentar y sistematizar las estadísticas en materia de seguridad y justicia a fin de que los ciudadanos conozcan la evolución que tengan estas variables”.

Octava: Coordinación entre autoridades. La seguridad es un tema que requiere la suma y complementariedad de esfuerzos de las distintas dependencias federales, estatales y municipales. Para servir a la sociedad, las corporaciones, lejos de competir entre sí, deben coordinarse y trabajar en un frente común.

Novena: Regionalización. Cada una de las cinco zonas operativas en que se ha dividido al país responde a la necesidad de enfocar los esfuerzos institucionales de acuerdo a las particularidades de cada región, en aras de lograr una respuesta oportuna y eficaz.

Y décima estrategia: Fortalecimiento de la inteligencia.

El Presidente Peña Nieto mencionó que el Consejo Nacional de Seguridad es el mejor ejemplo de la coordinación institucional que debe prevalecer en todo el país para brindar mejores resultados a la población, y que las políticas públicas que de él derivan están encaminadas a lograr un mismo propósito: “que México sea un país de paz, un país más seguro y donde el esfuerzo compartido, el trabajo conjunto entre autoridades y la sociedad civil realmente dé los frutos esperados”.

TODOS LOS REPRESENTANTES DE LA SOCIEDAD CIVIL
PERMANECERÁN 24 MESES EN SU ENCARGO

Al término de la sesión del Consejo Nacional de Seguridad Pública, se dio lectura a los acuerdos alcanzados. Dentro de ellos destaca el Tercero, el cual modifica la permanencia en el Consejo de los representantes de la sociedad civil. Se recordó que el acuerdo 10/XXXIII/12 determinó la integración de cinco representantes de la sociedad civil como invitados permanentes del CNSP. Dos permanecerían por 12 meses, dos por 18 y uno por 24 meses. A partir de hoy, con el fin de aprovechar su experiencia, todos los representantes permanecerán 24 meses.

Los representantes de la sociedad civil son: María Elena Morera, Edna Jaime Treviño, Alejandro Martí García, Miguel Bernardo Treviño de Hoyos y Andrea Ambrogi Domínguez.

Durante el 34 Consejo Nacional de Seguridad Pública, moderado por Monte Alejandro Rubido García, Secretario Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, participaron también Miguel Ángel Osorio Chong, Secretario de Gobernación, quien detalló las estrategias de la nueva política de seguridad y procuración de justicia; Arturo Núñez Jiménez, Gobernador del estado de Tabasco, quien habló sobre la estrategia de coordinación en materia de seguridad; Eduardo Sánchez Hernández, Vocero del gabinete de Seguridad y Subsecretario de Normatividad de Medios de la Secretaría de Gobernación, explicó el nuevo modelo de Comunicación en materia de Seguridad; y Jesús Murillo Karam, Procurador General de la República, abordó el tema del Código Único de Procedimientos Penales.

Asimismo, César Duarte Jáquez, Gobernador del estado de Chihuahua y Presidente de la Comisión de Justicia de la Conferencia Nacional de Gobernadores, se refirió al Mando Único Policial; Guadalupe Osuna Millán, Gobernador del estado de Baja California y Presidente de la Comisión de Certificación y Acreditación del Sistema Nacional de Seguridad Pública, explicó el tema de los Controles de Confianza.

Guillermo Padrés Elías, Gobernador del estado de Sonora y Presidente de la Comisión Permanente de Prevención y Participación Ciudadana del Sistema Nacional de Seguridad Pública, presentó el acuerdo modificatorio sobre la temporalidad en el cargo de los representantes de la sociedad civil en el Consejo Nacional; y Manuel Mondragón y Kalb, Comisionado Nacional de Seguridad, abordó el tema de la Gendarmería Nacional.

Como representantes de la sociedad civil ante el Consejo, intervinieron María Elena Morera y Alejandro Martí García.