El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, sostuvo un encuentro esta tarde con distinguidos representantes de la comunidad judía mexicana e internacional, en la Residencia Oficial de Los Pinos, con quienes conversó sobre distintos temas.

El Primer Mandatario destacó que este encuentro confirma los lazos de amistad y cooperación entre Israel y México, así como la gran cercanía que existe entre ambas comunidades.

Agregó que Israel es un socio fundamental para México, país con el que mantiene una excelente relación bilateral, lo que ha permitido sentar las bases de una sólida colaboración y con el cual se quiere profundizar aún más en la amistad, el entendimiento y la cooperación.

Conversaron, entre otros asuntos, sobre el potencial comercial y de inversión que ambas naciones ofrecen, y sobre la importancia de la comunidad judía en México, la cual se ha distinguido por su gran espíritu de trabajo y por su valiosa contribución al desarrollo del país.
Durante la reunión se informó que el Presidente de Israel, Shimon Peres, realizará una visita a México el 27 y 28 de noviembre del presente año.

En la reunión estuvieron presentes el Presidente del Congreso Judío Mundial (CJM), Ronald Steven Lauder; el Presidente del Comité Central de la Comunidad Judía en México, Rafael Zaga Kalach; el Secretario General y Vicepresidente Ejecutivo del CJM, Robert Singer; el Vicepresidente Ejecutivo Asociado del CJM, Maram Stern; el Director General del Comité Central de la Comunidad Judía de México, Mauricio Lulka; el Presidente de Tribuna Israelita, Alain Schwartz; la Directora Ejecutiva de Tribuna Israelita, Renée Dayán-Shabot; y la Directora Ejecutiva de la Sección Norteamericana del CJM, Betty Ehrenberg.

El Presidente Peña Nieto estuvo acompañado por el Secretario de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade Kuribreña; el Director General de la Comisión Nacional del Agua, David Korenfeld Federman; la Subsecretaria de Población, Migración y Asuntos Religiosos de la Secretaría de Gobernación, Mercedes del Carmen Guillén Vicente y el Director General Adjunto de Asuntos Religiosos de la Presidencia de la República, Roberto Herrera Mena.