El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, anunció que se invertirán durante este sexenio 4 billones de pesos en proyectos de infraestructura.

En su conjunto, dijo, “son 4 millones de millones de pesos destinados a obras esenciales para la transformación nacional”.

La cifra de 4 billones de pesos comprende al Programa de Inversiones en Infraestructura de Transportes y Comunicaciones 2013-2018 y diversas “inversiones realizadas en otras dependencias y entidades como Pemex, Comisión Federal de Electricidad y Comisión Nacional del Agua”, puntualizó el Presidente Peña Nieto.

Dijo que esa cifra “eventualmente se podrá incrementar, de ser aprobada en su momento la Reforma Hacendaria, prevista en el Pacto por México, que habrá de presentarse a la Cámara de Diputados el próximo mes de septiembre”.

En la presentación del Programa de Inversiones en Infraestructura de Transporte y Comunicaciones 2013-2018, el Presidente de la República dijo que es un programa con un enfoque multimodal, y apuntó que busca mejorar las carreteras, ferrocarriles, puertos, aeropuertos y telecomunicaciones.

Añadió que “se trata de un amplio programa de inversiones, de acciones necesarias e inaplazables, para consolidar a México como una verdadera potencia económica emergente en este siglo XXI”.

Precisó que el Programa de Inversiones en Infraestructura de Transporte y Comunicaciones 2013-2018 “está diseñado para convertir a México en un gran centro logístico global de alto valor agregado”, y fue elaborado tomando como punto de partida el Plan Nacional de Desarrollo, los compromisos que hizo en su campaña presidencial, así como los resultados de una amplia consulta con especialistas en la materia.

Dio a conocer que este programa, de gran magnitud y alcance, “detonará una inversión tanto pública como privada en este sector, de prácticamente 1.3 billones de pesos”.

“Estamos hablando de prácticamente un millón 300 mil millones de pesos, de los cuales 582 mil millones corresponderán a infraestructura y transporte, mientras que otros 700 mil millones se destinarán a las telecomunicaciones”.

“La dimensión de estas cifras refleja el compromiso del Gobierno de la República para hacer del transporte y las comunicaciones un motor estratégico para el desarrollo nacional”, subrayó.

En el evento, realizado en el Palacio Nacional, el Titular del Ejecutivo Federal subrayó que son inversiones cuyas obras se traducirán en empleos y en cambios cualitativos, que elevarán la calidad de vida de millones de mexicanos.

“Por ejemplo, nos permitirán tener una red carretera más eficaz para que los agricultores mexicanos puedan transportar sus productos a más mercados y a menor costo; se traducirán en caminos rurales que acerquen las escuelas y los hospitales a las familias que viven en comunidades alejadas; estos recursos se verán reflejados también en mejores ferrocarriles y puertos más eficientes para que los productos mexicanos tengan presencia y sean adquiridos en los mercados internacionales”.

También, “este programa se proyectará en aeropuertos más dinámicos, que den mejor servicio a turistas nacionales y extranjeros, aeropuertos que sean espacios dignos, seguros y confortables, que sean una puerta de bienvenida a nuestro país; además servirá para que cada vez más alumnos y jóvenes tengan acceso a internet y se incorporen a la era del conocimiento, donde la generación de riqueza dependa fundamentalmente del talento, la creatividad y las ideas de los mexicanos”.

3 OBJETIVOS FUNDAMENTALES Y 5 LÍNEAS DE ACCIÓN

El Presidente Peña Nieto explicó que el Programa de Inversiones en Infraestructura de Transporte y Comunicaciones 2013-2018 tiene tres objetivos fundamentales:

Primero: Desarrollar una conectividad logística, que disminuya los costos de transporte, mejore la seguridad vial y detone actividades que den mayor valor a los productos elaborados en nuestro país.

Segundo: Promover un desarrollo regional equilibrado, que abra oportunidades de crecimiento para los mexicanos en todo el territorio nacional.

Tercero: Mejorar la calidad de vida de la población, con infraestructura de transporte, logística y de comunicaciones rápidas, seguras y, sobre todo, más baratas y económicas.

El Presidente de la República expuso que a fin de cumplir estos objetivos, el Programa contempla cinco líneas de acción, enfocadas a modernizar, ampliar y conservar la infraestructura de comunicaciones, así como de los diferentes modos de transporte:

En materia de infraestructura carretera, se plantea contar con una red troncal, segura, completa y en buen estado, que conecte mejor a todas las regiones y acerque a las comunidades más apartadas y alejadas.

En cuanto a los ferrocarriles, se busca retomar el transporte ferroviario de pasajeros e incentivar un mayor uso de los trenes de carga. Es necesario, para este propósito, abatir los costos y tiempos de traslado, mediante la construcción de libramientos e infraestructura urbana que permitan elevar la velocidad de este medio de transporte.

En materia de puertos, la meta es contar con cuatro puertos de clase internacional, fortalecer la capacidad del sistema portuario para apoyar a los distintos sectores económicos del país, así como fomentar el desarrollo de la marina mercante y de cabotaje.

Respecto a los aeropuertos, queremos lograr un mejor servicio, costo y frecuencia del transporte aéreo, resolviendo la saturación del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México y fomentando interconexiones regionales.

Finalmente, en el sector de las telecomunicaciones se prevé alcanzar el acceso universal, ampliando la cobertura de las redes, fomentando la competencia y contribuyendo a que la reforma constitucional en la materia se instrumente de manera oportuna y eficaz.

El Primer Mandatario reiteró que “contar con infraestructura de calidad en el sector comunicaciones y transportes es fundamental para lograr un México moderno y desarrollado y es clave para acelerar la actividad económica y el desarrollo social”.

“Pongamos manos a la obra porque el tiempo apremia. Resulta fácil hacer la presentación de este proyecto, pero resulta más alentador y con mayor compromiso el que en algunos años podamos ver materializados y realizados los proyectos que hoy aquí estamos presentando”, expresó.

ES EL MOMENTO DE UNIR VOLUNTADES Y ACCIONES DE LOS PODERES CONSTITUCIONALES, DE LAS FUERZAS POLÍTICAS Y DE TODOS LOS SECTORES PRODUCTIVOS: SCT

El Secretario de Comunicaciones y Transportes (SCT), Gerardo Ruiz Esparza, resaltó que la participación del sector privado y de las empresas de la construcción será crucial para alcanzar los objetivos propuestos en el Programa de Inversiones en Infraestructura de Transporte y Comunicaciones 2013-2018.

Es por ello, dijo, que la SCT y la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción acordaron signar un código de entendimiento y cooperación institucional, como instrumento para fortalecer el sentido estratégico del programa de inversiones.

Ese Código comprende canales permanentes de comunicación e intercambio de información; el compromiso de erradicar la informalidad del empleo y apegarse a la formalidad fiscal;  buscar mecanismos eficaces para fortalecer y encadenar la participación de las pequeñas y medianas empresas, así como privilegiar la calidad de las obras y el cumplimiento de sus tiempos; actuar con transparencia en los procesos de contratación; y cuidar que las obras no sólo protejan al medio ambiente, sino que lo mejoren.

Tras resaltar que el Programa de Inversiones presentado hoy, es un portafolio de proyectos que responde a las directrices del Plan Nacional de Desarrollo, dijo que incide especialmente en la meta de construir un México próspero y en la estrategia transversal de democratizar la productividad. Enfatizó que se procurará, de manera especial, acelerar el desarrollo de la región sur-sureste que requiere un mayor desarrollo y crecimiento económico.

Al señalar que México tiene condiciones inmejorables que debe convertir en ventajas, como su capacidad productiva, su situación geográfica, sus costos de producción, el talento de su gente “y un Gobierno firme y audaz que conoce ruta y destino”, Ruiz Esparza destacó que México puede ser la gran plataforma logística de América Latina.

El Secretario de Comunicaciones y Transportes resaltó que el Programa contempla importantes inversiones públicas que incentivarán la participación de capitales privados.

Puntualizó que “necesitamos dotar a México de mayor capacidad financiera para incrementar las posibilidades de nuestro desarrollo. Como lo ha dicho el señor Presidente de la República, es el momento de unir voluntades y acciones de los Poderes Constitucionales, de las fuerzas políticas y de todos los sectores productivos”.