Muchísimas gracias.

Yo quisiera hacer algunos comentarios generales.

Agradecerle a los medios de comunicación que están presentes.

A final de cuentas, resolví que esta reunión, que era para hacer un balance de las acciones que estamos llevando a cabo, la hiciéramos pública.

Que ustedes, al igual que yo, estuviéramos enterados de qué se viene haciendo y, sobre todo, en lo que yo claramente señalé la semana pasada, antes de participar en la Reunión de APEC durante el fin de semana y hasta el día de ayer.

Y señalé que el Gobierno de la República estaría de manera permanente y con gran atención, apoyando la reconstrucción de las afectaciones que se tuvieron aquí, en el Estado de Guerrero.

Puntualizo: Guerrero, porque, insisto, ha sido la entidad más afectada. Las cifras, los números que se han dado a conocer en cuanto a viviendas dañadas o totalmente destruidas, sin duda, deja claro que fue ésta o fue el Estado de Guerrero, el estado de mayor afectación, con más viviendas afectadas, con más infraestructura dañada.

Y señalé, también, que en esta etapa de reconstrucción habríamos de seguirla de forma permanente, de manera regular, y estaríamos evaluando, también de manera regular, cómo se va logrando una recuperación de las condiciones de normalidad.

Aquí, sin duda, resulta alentador saber que las familias que perdieron parte de su patrimonio, de sus bienes, de sus enseres, han sido ya atendidos, o están siendo atendidos, pero han sido ya censados y conocemos cuáles son las familias que tuvieron estas afectaciones.

Se han otorgado apoyos que nunca antes se habían otorgado y, lamentablemente, eso ha movido a que haya sectores de la población que no tuvieron los mismos niveles de afectación que otras familias, que pretendan, también, ser beneficiados de estos apoyos.

Aquí hay que apelar a la comprensión, pero, sobre todo, al sentido de responsabilidad social que todos los mexicanos tenemos, para que estos apoyos realmente lleguen a quienes realmente resultaron afectados.

Y es por ello, que he instruido a la Secretaria de Desarrollo Social para que a partir del censo que se realizó, de la validación que se hizo cuando se vio los niveles de anegación en las distintas viviendas, fuera lo que realmente motivara, y fuera lo que permitiera precisar el número de familias que había que apoyar.

Y estamos prácticamente llegando ya al cierre de este censo para realmente estar en la etapa casi final de la entrega de los apoyos que, de acuerdo a los censos realizados, deberán ser entregadas a las familias que lamentablemente resultaron dañadas.

Yo aquí, le pediría al señor Gobernador del estado el apoyo de su gobierno para apoyar esta labor de la Secretaría de Desarrollo Social, y que realmente estos apoyos vayan directamente a las familias que realmente resultaron afectadas.

Segundo. Es, sin duda, relevante la cifra de familias que hoy conocemos tuvieron daños. De los censos realizados a más de, casi 40 mil hogares, sabemos que en casi 25 mil viviendas hubo afectaciones de distinto tipo, y que ya se han entregado el mayor número de apoyos para que estas familias pudieran recuperar parte de lo que hubiesen perdido.

Estamos ya también o, más bien, ya podemos precisar que fueron casi 15 mil viviendas en toda la República, y del orden de nueve mil viviendas las que tuvieron pérdida total, y que esto implicará la labor del Gobierno de la República para apoyar a las familias afectadas, entregarles vivienda nueva.

Y para aquellas familias que estaban en asentamientos irregulares, con el apoyo del gobierno del estado, lograr su reubicación y, también, darles el apoyo para que puedan contar con vivienda especialmente, insisto, estas familias que perdieron sus casas en su totalidad.

Quiero reconocer la labor permanente que el Ejército Mexicano y la Armada de México han venido realizando, para abastecer de manera cotidiana a las familias que todavía no han podido regresar a sus hogares.

Se han entregado, como aquí lo informó hace un momento el Secretario de la Defensa Nacional, 723 mil despensas en dos mil 43 comunidades; es decir, se ha desplegado un gran esfuerzo para llegar a comunidades muy apartadas, en lo más recóndito de la geografía del Estado de Guerrero, para asegurar que las familias tengan alimentación, tengan víveres.

Y esta labor se continuará haciendo.

Esta labor nos permitirá seguir llevando los apoyos del acopio que se sigue teniendo de muchos mexicanos que quieren aportar esta labor de reconstrucción, de apoyar a comunidades que lamentablemente perdieron parte de su patrimonio, pero sobre todo que requieren de la ayuda de víveres y de alimentación de manera cotidiana.

Por eso esta labor y este despliegue que se ha venido haciendo que, sin duda, es loable y digno de reconocerse; de haber llegado ya a más de dos mil comunidades, de haber llevado más de 723 mil despensas.

Habrá de continuarse. No se frenará, se continuará, en tanto no podamos tener una comunicación vía terrestre que nos permita recuperar el abasto regular hacia esas comunidades.

Muchas de estas comunidades, hoy en día, todavía sólo es posible llegar a través de vía aérea y por ello es que he instruido para que toda la plantilla de helicópteros que se tiene dispuesta para atender a esta entidad, se mantenga y se siga desplegando para llevar las despensas necesarias a las comunidades que lo están demandando.

En este espacio, están sin duda, los trabajos que ya he instruido al titular de SEDATU para que a partir del censo que prácticamente está concluido, como él lo ha informado, se inicien los trabajos de inmediato para poder edificar la vivienda para las familias afectadas.

Y de manera muy particular, a una comunidad a la que comprometí habría de regresar a lo que sería prácticamente la reubicación de buena parte de ella y la edificación de nueva vivienda para las familias afectadas.

Y me refiero a la comunidad de La Pintada, donde ya ustedes han escuchado el informe que ha presentado el titular de SEDATU, hay personal que está destacado ahí de manera permanente para todo este trabajo de reconstrucción, reubicación y reedificación de esta comunidad, que fue una de las comunidades señaladamente afectada en este evento que estamos atendiendo.

Éste sería el balance, creo que en términos generales, que da cuenta, primero, de la atención que se ha dado a las familias que resultaron afectadas, que se da cuenta de los apoyos que se han entregado a las familias afectadas.

De los trabajos que de manera regular y permanente se habrán de mantener para garantizar abasto de alimentación a las comunidades más apartadas; de la reconstrucción de la infraestructura, tanto de comunicaciones, que ya hemos escuchado, se ha iniciado ya en el Estado de Guerrero, como de control y rectificación de los grandes ríos que fueron desbordados, y que hoy estamos en reconstrucción, como aquí ya se ha dado cuenta.

Todo esto también me lleva a decir que en esta tarea de reconstrucción está también el compromiso del Gobierno de la República, para reactivar la actividad económica del Estado de Guerrero.

Y que esto nos llevará a desplegar esfuerzos mayores para asegurar, no sólo la reconstrucción, sino darle atención a todas las comunidades y municipios, sobre todo aquellos que están más apartados y que lamentablemente atraviesan, como ya lo sabíamos y lo sabemos y estamos conscientes, y por eso queremos cambiar este rostro, son parte del rostro de mayor marginación que tiene nuestro país.

Guerrero y otras entidades del Sureste mexicano son las entidades que viven condiciones de mayor rezago social y que lamentablemente este desastre vino a acentuar esta condición.

Por eso, queremos trabajar de manera consistente, de manera permanente, en coordinación con la autoridad estatal, para reactivar la actividad económica, el apoyo a procesos de activación a modelos productivos, que permitan a las comunidades, sobre todo más apartadas, tener una actividad económica que permita una mejor condición social en estas comunidades.

El Gobierno de la República en este espacio está claramente comprometido en la labor de reconstrucción y, también, de redignificación o dignificación, mejor dicho, de la condición social que lamentablemente vive el Estado de Guerrero.

Queremos cambiar el rostro de esta entidad y de las entidades que lamentablemente viven en condición de mayor rezago social.

Por eso, esto, sin duda, convoca a un esfuerzo permanente del Gobierno de la República, que habremos de realizar de manera coordinada con la autoridad estatal, con las autoridades municipales.

Es importante que hagamos un frente común para realmente lograr cambiar el rostro, lamentablemente de pobreza, de hambre que se vive en comunidades muy apartadas.

Se habían desplegado ya de forma coordinada, como se sigue haciendo, esfuerzos dentro de lo que es la Cruzada Nacional contra el Hambre, especialmente en las zonas más apartadas del Estado de Guerrero.

Esta labor se continúa. Los trabajos que se habían realizado, incluso, permitieron mitigar los efectos devastadores de esta contingencia ambiental o de esta contingencia climatológica.

Pero esta labor continuará porque, insisto, queremos que esta entidad y los estados de mayor rezago social puedan cambiar su condición, puedan cambiar su rostro.

Se han dedicado esfuerzos durante muchos años y lamentablemente seguimos viendo rostros de pobreza y de hambre en varias entidades y en varias comunidades, especialmente aquí, del Estado de Guerrero, y de otras del Sureste mexicano.

Estamos ahora en esta etapa de reconstrucción, pero queremos seguir trabajando. Queremos no solo lograr que la reconstrucción venga a revitalizar la actividad económica y productiva del estado, sino que venga realmente a incidir en la transformación social de la entidad.

Esto me llevará a tener una presencia, como ya lo había yo señalado, sobre todo en esta etapa de ir evaluando y, sobre todo, revisando que realmente las acciones de reconstrucción, realmente se estén llevando a cabo.

No se pierda ritmo. Se le dé la mayor atención prioritaria que quiere el Gobierno de la República se tenga a la población afectada y, sobre todo, en todo este plan de reactivación económica, especialmente en las entidades de mayor marginación.

Señor Gobernador del estado, yo le agradezco como siempre la disposición que ha mostrado para que hagamos un frente común en la etapa de reconstrucción y en toda la ayuda y apoyo que el estado merece tener para cambiar su condición social.

Aquí está el Gobierno de la República, y seguramente nos seguiremos viendo, señor Gobernador.

Nos seguiremos viendo y seguiremos trabajando de manera unificada, de manera coordinada con las otras autoridades para impulsar un mayor desarrollo y un mayor progreso para el Estado de Guerrero.

Muchas gracias por la hospitalidad y nos seguiremos viendo de manera regular.

Gracias, señor Gobernador.

Muy amable.