Muchísimas gracias.

Muy buenas tardes a todas y a todos ustedes.

Me complace mucho estar aquí, en Baja California, saludar a sus autoridades y agradecer su hospitalidad, las palabras que han dispensado de bienvenida, particularmente, al señor Gobernador del estado.

Que, además, es una grata coincidencia que sea en este día 12 de diciembre, el día de la Virgen de Guadalupe, también, del santo del señor Gobernador, que estemos aquí. No fue el diseño, pero fue una grata coincidencia.

Felicidades, señor Gobernador.

Saludo a los titulares de los Poderes Legislativo y Judicial del Estado de Baja California.

A los representantes de distintas organizaciones empresariales y productivas del Estado de Baja California.

A los señores Presidentes Municipales. De manera muy particular, al Alcalde de Tijuana, a quien aprecio sus palabras de bienvenida.

Y el trabajo que los cinco Alcaldes realizan en beneficio de su estado y de sus municipios.

De igual forma, saludo a Diputadas y Diputados Federales y locales que están aquí, presentes.

Y a toda esta gran representación de la sociedad de Baja California, a quien tengo el gusto de saludar y, sobre todo, de venir a compartir con ustedes varios de los grandes objetivos, de las grandes metas que mi Gobierno se ha propuesto llevar a cabo y concretar en los próximos años.

El primero de ellos. Decirle a Baja California, como lo escuché, no sólo ahora, sino en la oportunidad que tuve de visitarlo en otros momentos. Baja California no estará lejos del Gobierno de la República, ni del Centro del país. El Presidente de México estará cerca, muy cerca de esta región de nuestro país.

Segundo. También, ocasión de felicitar, no sólo al equipo, sino a toda la afición y de manera especial a Tijuana, porque tienen un equipo de fútbol ganador, Los Xolos de Tijuana. Muchas felicidades, tanto al equipo como a toda la afición de este gran estado.

Tercero. Quiero decirles que he venido a esto que hoy ha ocurrido, a escuchar. A escuchar los planteamientos que la representación de la sociedad de Baja California, hoy, ha formulado, precisamente, sobre temas que les preocupan, sobre temas en los que esperan respuesta con eficacia del Gobierno de la República. Y eso es lo que me propongo hacer del Gobierno, uno que esté a la altura de actuar con la debida eficacia para dar atención y respuesta a distintas demandas y planteamientos, y que vayamos dándole atención gradual, pero clara y precisa, ante quienes las planteen.

Hoy, por supuesto, más que ser ésta una carta a Santa Claus, como decían, Santa Claus y, como decía hace un momento, y hasta los Reyes Magos, porque es una carta de peticiones muy amplia.

Pero muy dispuesto el Gobierno de la República a hacerle frente, a entrarle con ustedes, a definir las soluciones que deban tener los temas que ustedes han formulado.

Yo advierto que para México vienen momentos promisorios y vienen momentos que dependen de todos los mexicanos que estemos construyendo y, sobre todo, proyectando al interior y al exterior de nuestro país.

Tenemos que ocuparnos más de ver nuestras fortalezas, lo que nos une, lo que nos identifica, las grandes bondades que México tiene para que, sobre ellas, construyamos el México que todos deseamos.

Y cómo será ese México.

El desarrollo que tengan las distintas regiones y partes de nuestro país, que en suma den por resultado un desarrollo armónico nacional.

No se trata sólo de privilegiar el desarrollo para algunas partes del país, sino que al unísono, con la coparticipación y, también, la corresponsabilidad de todos los órdenes de Gobierno y de la sociedad involucrada, podamos realmente potenciar lo que México tiene que ofrecer a los suyos y al mundo entero.

Sin duda, Baja California es un estado que ha sabido sortear momentos adversos, que ha remontado momentos difíciles y que hoy lo ubica en una posición verdaderamente de privilegio, y mucho más que tiene que dar en los años por venir.

Es un estado que cambió aquella imagen de abandono, de rezago, de retraso, para realmente convertirse en una entidad que hoy contribuye de manera importante y significativa al desarrollo económico nacional, que es una entidad donde vive un importante sector de la población del país, casi el tres por ciento del total de la población. Y que es una entidad que viene creciendo a un ritmo más acelerado que el resto del país, o que la gran mayoría de las otras entidades del país.

Hay estados que tienen crecimiento acelerado, entre ellos, sin duda, el Estado de Baja California, cuya tasa de crecimiento es, prácticamente, de más del doble de la que en promedio tiene el país.

Y esto en el tiempo le va a imponer mayor demanda, mayores servicios a la población que está creciendo. Aquí se dijo, de en cuánto territorialmente crece la mancha urbana en distintas partes del estado: Tres y media hectáreas diarias lo que crece, lo que significa una demanda de más servicios para la población que ahí se asienta.

Qué me propongo impulsar.

Primero. Un Gobierno, y eso es lo que vengo hoy a testimoniar con ustedes, un Gobierno que esté muy cerca de la sociedad, de la representación de la sociedad de nuestro país en todas las entidades y regiones de México.

Un Gobierno que escuche. Un Gobierno que, junto con quienes planteen la solución a distintos problemas, podamos encontrar solución, y aquí yo recojo con gran interés los que ustedes me han formulado. Son varios y sobre distintos temas. Desde la creación de una zona económica que potencie la competitividad de este estado, como seguro estoy lo quisieran otras entidades de la franja fronteriza de nuestro país.

Para este tema en particular, aún cuando parezca que me desvío de lo que estoy formulando, quiero, en primer lugar, comprometer, como ya lo está en el Paquete Económico que he propuesto a la consideración del Congreso de la Unión, el refrendo al régimen maquilador que está inscrito en la ley, en tanto creamos, y que así lo instruyo al Secretario de Economía y a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público del Gobierno de la República, para que se forme una comisión de trabajo, que evalúe, pondere, revise, junto con ustedes, las condiciones que mejor convengan y potencien la competitividad de esta región, y tomar la decisión que más convenga, en un futuro muy próximo.

Pero continúo en esta línea que venía compartiendo. Quiero hacer un Gobierno que, insisto, esté muy cerca de la sociedad y, junto con ustedes, vayamos resolviendo cada uno de los temas. Ya referí sólo alguno de los que aquí fue abordado, quizá el de mayor reiteración por quienes me antecedieron en el uso de la palabra.

Pero hay otros más, que tienen que ver con agua, que tienen que ver con potenciar las zonas de riego en algunos valles, donde se ha perdido capacidad de captación y de llevar riego a ciertas regiones del Estado de Baja California.

La que tiene que ver con la tarifa eléctrica. Uno de mis compromisos fue, precisamente, reducir las tarifas eléctricas para todo el país.

Y que esto, necesariamente, transita una Reforma Hacendaria y Energética, que en próximos meses habremos de impulsar. Pero para el caso específico de Baja California y en alcance a la instrucción que, también, ya he dado en este momento, aquí incorporo al equipo de trabajo, donde ya he designado a dos funcionarios de máximo nivel, al Secretario de Economía y al Secretario de Hacienda, al Director de la Comisión Federal de Electricidad, para revisar, de manera específica las condiciones particulares de Baja California.

Pero, también, quiero. Aunado a ello, me llevo todas estas propuestas que aquí se han formulado. El documento que me ha presentado el Consejo Coordinador Empresarial y las participaciones que tuvieron los representantes del sector agropecuario y comercial de Baja California, para dar atención a todas ellas, en alcance, insisto, a este primer objetivo.

Segundo gran objetivo. Lograr una gran coordinación en los esfuerzos que realiza el Gobierno Federal con los gobiernos estatales y los gobiernos municipales.

Yo tengo muy claro que no se trata de competir, y menos se trata de ver quién se coloca más medallas por logros y avances. Se trata, realmente, de materializar en logros, en acciones, en beneficios para la población lo que todos los gobiernos vayan a hacer.

Y creo que la capacidad se fortalece y se multiplica cuando hay una mayor coordinación. Y esa es, justamente, la que me propongo impulsar.

Y qué mejor manera de acreditar la voluntad política de mi Gobierno para trabajar de manera muy coordinada, con todos los otros órdenes de Gobierno, que el haber recogido propuestas que hiciera el gobierno estatal, que están incorporadas en el paquete económico, como lo expresara el Gobernador del Estado, y que se ha presentado a consideración del Congreso de la Unión.

Esta acción de coordinación, sin duda, tendrá que verse y acreditarse en distintos espacios de actuación que tengan los gobiernos, lo mismo para impulsar la competitividad, que es tema central en la agenda de Gobierno.

Lo mismo para fortalecer las condiciones de seguridad pública y, de igual manera, para actuar en alcance a lo que he postulado a toda la Nación para que tengamos una educación de mayor calidad y que, en congruencia con esta posición, hemos venido dando ya los primeros pasos en esa dirección.

Estos son los objetivos que se ha trazado mi Gobierno, las grandes metas nacionales.

Cuáles.

Recuperar la paz y tranquilidad donde de manera señalada y acentuada se ha perdido, y que se tenga para todo el país.

Segundo. El que realmente logremos una educación de mayor calidad para todos los mexicanos.

Tercero. Impulsar un México próspero, que parte del crecimiento económico que debamos tener y que tenemos capacidad para llevar a cabo en los próximos años.

No dependerá de decisiones unilaterales, dependerá de la actuación coordinada, del esfuerzo comprometido de todos los sectores productivos del país, pero que en coordinación con el Gobierno de la República y los otros niveles de Gobierno, podamos dar paso a que México pueda tener mayor crecimiento y de manera sostenida.

Y que para eso será importante actuar en alcance a algunas reformas de carácter estructural, pero no sólo depende de ello; no sólo depende de las reformas estructurales, sino de la eficacia que los gobiernos tengan para dar respuesta a necesidades específicas que demandan los sectores productivos del país.

Para eso, entre otras acciones, he comprometido el tener una política de desarrollo industrial que permita fortalecer nuestro mercado interno, y que para eso serán varias las acciones de orden transversal.

Es decir, impulsadas desde distintas áreas del Gobierno de la República, pero que incidan en fortalecer nuestro mercado interno. Una mayor inversión en ciencia y tecnología, para la innovación de nuestros procesos productivos. Que eleven competitividad, pero, sobre todo, que den mayor valor agregado a los productos que aquí estemos generando, en México.

Y, por supuesto, también, aquí he abordado hace un momento la necesidad que México tiene de aprovechar sus relaciones comerciales suscritas con otras regiones del mundo, en acuerdos de libre comercio, porque creo en el libre comercio y creo que el libre comercio favorece al crecimiento económico que México pueda tener, mayor, en los próximos años.

Que hoy se abren otras ventanas de oportunidad dentro del marco del libre comercio. El Acuerdo Transpacífico, para, junto con Norteamérica, participar en los mercados de Asia, en economías emergentes y en economías que están teniendo un gran desarrollo.

Está la Alianza Pacífico, celebrada con cuatro países de la Cuenca del Pacífico: Chile, Perú, Colombia y México, que también abre una gran ventana de oportunidad para nuestra presencia en este mercado que hacemos con los países miembros, y nuestra mayor participación en los mercados asiáticos.

México tiene que crecer y necesita palancas para el desarrollo, y habremos de impulsar una Banca de Desarrollo nacional más sólida, más fortalecida y más comprometida en apalancar el crédito, o generar crédito para la actividad productiva de nuestro país.

Y, también, revisar la regulación bancaria, que incentive aún más a la Banca comercial al otorgamiento de créditos. Hoy, tenemos en México instituciones financieras sólidas, pero que el nivel de crédito es bajo, comparado con lo que se tiene en otras naciones de mayor desarrollo.

Tenemos que acelerar y, sobre todo, acrecentar el nivel de crédito que México tiene, que apalanque mayor desarrollo, a través de la actividad productiva, que habremos de generar.

Ésta es la ruta que México deberá seguir en los próximos años, la del crecimiento económico, porque ante ustedes, representantes de los sectores productivos de Baja California, hoy les digo y reafirmo ante ustedes, lo que está en mi plena y total convicción, y que he postulado invariablemente: será el crecimiento económico mayor y sostenido lo que realmente posibilite un mayor desarrollo social.

Un combate más eficaz a la pobreza y a la desigualdad, que lamentablemente nuestro país tiene, y que tenemos que abatir de manera sensible y significativa.

Hoy, con ustedes, quiero reiterarles el compromiso de mi Gobierno y el compromiso personal para estar muy cerca del desarrollo, del progreso, del crecimiento que deba tener Baja California, como lo quiero tener con todas las entidades del país.

Pero si hoy, a sólo unos días de haber iniciado mi gestión, hago presencia aquí, es, precisamente, para refrendar y testimoniar, y acreditar ante ustedes que esto no estará solamente en la retórica, que es real, que es de a de veras, y que los funcionarios a quienes he confiado esta responsabilidad para dar atención a los varios temas que se me han presentado en este encuentro, sean atendidos aquí, con ustedes, en mesas de trabajo, para que tengan una puntual atención a lo que ustedes me han formulado.

Alguno de ustedes refería que ésta es la región de las más alejadas del Centro del país, de la capital de México. Yo diría que es la más, ésta, sin duda, es la que está a mayor distancia. Los representantes de los medios de comunicación que me acompañan, lo saben, porque fueron algunas horas para llegar aquí, y varias más para regresar.

Pero no importa. Eso es lo de menos. Aquí vamos a estar. El Gobierno de la República estará muy presente, estará cerca del crecimiento, en el desarrollo de toda esta región del Norte de nuestro país.

Quiero, en este compromiso, aquí estaremos, aquí estará la representación del Gobierno de la República en los más altos funcionarios del Gobierno, para trabajar con ustedes en los temas que aquí se han señalado. Está el compromiso que ya he hecho a uno de los planteamientos que se formularan.

Y sólo me resta dejar a todas y a todos ustedes un saludo fraterno, cordial.

Y en ustedes, saludar a toda la ciudadanía, a toda la población del Estado de Baja California, que en distintos momentos me recibió con gran calidez y, hoy, en toda la actuación de mi gestión de Gobierno, quiero corresponder con resultados, con la eficacia de mi Gobierno y logrando que haya mayor desarrollo y mayor progreso para este gran estado.

Muchísimas gracias.