En la entrega del Premio Nacional de Ciencias y Artes 2013, el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, refrendó el compromiso de su Gobierno con la cultura y la ciencia, ya que, afirmó, ambas son indispensables para fortalecer nuestra soberanía, unidad e identidad, y “alientan nuestra esperanza y confianza en el porvenir”.

Expresó que su Gobierno está decidido a establecer una nueva relación con los intelectuales, creadores y científicos; “una relación positiva, que le sirva a México, fincada en el diálogo, el entendimiento y, desde luego y lo más importante, en el absoluto respeto”.

Señaló que, con este espíritu, se promueve que tengan más espacios de participación para enriquecer las políticas públicas con sus conocimientos, experiencias y propuestas.

Destacó que el compromiso de su Gobierno con el avance de la cultura, la ciencia, la tecnología y la innovación, se expresa, además, en las inversiones públicas crecientes que se están alentando y promoviendo.

Informó que con el respaldo de los legisladores, el presupuesto para el 2014 destinado a la cultura será de más de 18 mil 300 millones de pesos; es decir, 600 millones adicionales a los de este año.

Igualmente, agregó, se ratificó el compromiso del Estado de incrementar la inversión en ciencia y tecnología, encaminada a destinar al menos el uno por ciento del PIB en 2018.

Por ello, indicó que en 2014 se asignarán más de 81 mil 860 millones de pesos para el eje transversal ciencia-tecnología-innovación. Esta cifra, dijo, representa un incremento de 11 mil 400 millones de pesos con respecto al 2013.

En tanto, el Conacyt, indicó, ejercerá un presupuesto superior a los 31 mil millones de pesos, 19 por ciento más en términos reales, en comparación con 2013.

“Con acciones como éstas, México reconoce y valora en los hechos a sus creadores y científicos. Somos una Nación consciente de que su mayor fortaleza y activo está en su gente y en sus talentos”, señaló.

Coincidió con Roger Bartra, uno de los galardonados con el Premio Nacional de Ciencias y Artes, en que “tenemos que lograr que existan mayores vasos comunicantes entre quienes son creadores de ciencia y de arte, y quienes tenemos la responsabilidad pública frente a los ciudadanos”.

A los galardonados con el Premio Nacional de Ciencias y Artes les expresó que “la transformación que requiere México, no sólo exige voluntad política, reformas transformadoras y visión de futuro, sino también el compromiso social, como el que tienen ustedes, quienes desde la ciencia, el arte o la cultura, contribuyen a la construcción de una mejor Nación”.

Asimismo, manifestó que, “como acredita este evento, en el gobierno de la República siempre encontrarán puertas abiertas y oídos atentos a sus propuestas y a sus planteamientos”, y les dijo que “gracias a sus aportaciones y creaciones, México es hoy un mejor país”.

En el acto, celebrado en Palacio Nacional, el Presidente Enrique Peña Nieto hizo entrega del Premio Nacional de Ciencias y Artes a Hugo Gutiérrez Vega y Luis Fernando Lara Ramos, en los campos de Lingüística y Literatura; a Javier Álvarez Fuentes, Ángela Gurría y Paul Leduc, en Bellas Artes.

También, a Roger Bartra y Carlos Martínez Assad, en Ciencias Sociales y Filosofía; a Federico Bermúdez y Magdaleno Medina Noyola, en Ciencias Físico-Matemáticas y Naturales; a Martín Ramón Aluja, en Tecnología, Innovación y Diseño, y a Narciso Lico Carrillo, en Artes y Tradiciones Populares.

LOS PREMIOS QUE OTORGA EL ESTADO SON UN ESTÍMULO PARA CONTINUAR CREANDO Y CONTRIBUIR AL DESARROLLO DE MÉXICO: ROGER BARTRA MURIÁ

El galardonado con el Premio Nacional de Historia, Ciencias Sociales y Filosofía, Roger Bartra Muriá, aseguró que el Premio Nacional de Ciencias y Artes es un estímulo para que los intelectuales mexicanos continúen creando y contribuyendo al desarrollo del país.

“En nombre de mis colegas y amigos premiados, quiero agradecer profundamente el otorgamiento de este premio que nos alienta a seguir trabajando y nos estimula a seguir buscando nuevos caminos. Aunque es ocasión para reflexionar sobre nuestro pasado como investigadores y creadores, no olvidamos que es importante mirar hacia adelante”, subrayó el investigador.

Asimismo, resaltó la trascendencia de estos encuentros entre la política y los intelectuales, en las cuales a veces “pueden saltar chispas”. No obstante, Roger Bartra dijo estar convencido que “debemos esforzarnos por mantener abiertos los canales que comunican el mundo de la investigación y la creación, con el del poder y la gestión gubernamental.

“Sin esos vasos comunicantes, con todo y que a veces producen tensiones, la sociedad y la política correrían el riesgo de estancarse”, enfatizó el galardonado.

También, Bartra Muriá consideró como significativo que el Presidente Enrique Peña Nieto haya asistido a Sudáfrica para estar presente en los funerales de Estado del expresidente de esa nación y Premio Nobel de la Paz, Nelson Mandela,

“Los honores que recibió ayer Nelson Mandela son una muestra de cuánto ha cambiado el mundo y México desde aquel lejano 1962, en que el líder negro fue encarcelado”, indicó.

LA CULTURA ES DEL DOMINIO PÚBLICO, CAMPO PARA TODOS, SIN EXCLUSIONES NI PRIVILEGIOS: CHUAYFFET CHEMOR

El Secretario de Educación Pública, Emilio Chuayffet Chemor, enfatizó que el Premio Nacional de Ciencias y Artes “es el máximo reconocimiento que otorga el Gobierno de la República a aquellos mexicanos que por su relevante trayectoria y aportaciones, contribuyen al desarrollo cultural, científico y tecnológico, y enriquecen las artes y tradiciones populares de nuestro país”.

Destacó que el Gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto quiere garantizar el acceso universal a la cultura: “No aspiramos a una cultura mandarinezca, cuando se habla de su democratización; no estamos empleando un cartabón demagógico, sino utilizando un término que refleja la estricta necesidad de multiplicar las oportunidades para su disfrute”, señaló.

La cultura es dominio público, campo para todos, sin exclusiones ni privilegios, porque no la hace un solo grupo ni es propiedad exclusiva de nadie, acotó.

Recordó que la voz de Morelos advertía la necesidad de destacar el patriotismo, el sacrificio y el esfuerzo personal; “hoy, bajo esta idea, México valora el mérito de sus científicos y artistas dando vigencia al principio de equidad que rige la vida en comunidad”.