México, DF, a 14 de diciembre de 2012.

El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, recibió hoy en Palacio Nacional al boxeador mexicano Juan Manuel Márquez, a quien felicitó ampliamente por su contundente triunfo de la semana pasada sobre el filipino Manny Pacquiao.

En el Salón Tesorería, el Primer Mandatario agradeció a Márquez que le haya dedicado su triunfo. Márquez es el ejemplo de que con tenacidad, entrega, esfuerzo, dedicación, disciplina, y con mucho sacrificio, cuando nos trazamos una meta somos capaces de demostrar que sí se puede, expresó.

La dedicatoria de esta pelea fue para el pueblo de México y para cada uno de los mexicanos; los mexicanos te lo agradecemos, te lo reconocemos y deseamos mayores éxitos, manifestó.

Tras señalar que el boxeador mexicano es un ejemplo para todos los mexicanos, el Presidente de la República pidió al Secretario de Educación Pública, Emilio Chuayffet Chemor, y al titular de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (CONADE), Jesús Mena Campos, “dar orientación a las políticas públicas que he instruido para el deporte, que habremos de compartir con todos los mexicanos en un propósito: que México tenga más campeones, en todas las disciplinas”.

“Como en el box, en el futbol, en el voleibol; en todas las disciplinas necesitamos tener más campeones, y los vamos a tener porque el ejemplo de Juan Manuel nos deja ver que sí se puede, y vamos por más”, puntualizó.

El Presidente Peña Nieto dijo que este encuentro es una oportunidad “para poderte felicitar ampliamente por la gran alegría que le diste a todos los mexicanos con este importante triunfo que lograste en tu carrera profesional”.

Comentó que el nocaut que puso en la lona al adversario asiático, le dio a los mexicanos la gran satisfacción de saberse que somos triunfadores, y es claro ejemplo de que todo México puede ser un país triunfador.

El púgil mexicano le obsequió al Presidente de la República los guantes con los que derrotó a Manny Pacquiao, así como una chamarra conmemorativa de ese evento deportivo, que se realizó el pasado 8 de diciembre.
“Le quiero hacer entrega de unos guantes, de los guantes con los cuales se le venció al peleador filipino, que decían que era invencible, un peleador difícil de ganar”, expresó Márquez.

El Primer Mandatario agradeció el gesto, y comentó: Son guantes no para noquear a alguien, sino para lograr muchos triunfos y dar muchos golpes en favor de México, en favor de que México tenga una senda de triunfo, de progreso, de desarrollo y de oportunidades para todos los mexicanos, y ofreció tenerlos presentes “como motivo de gran inspiración para las muchas tareas que vienen por delante en beneficio de los mexicanos”.

Por su parte, el campeón mundial Superligero y considerado Campeón de la Década por la Organización Mundial de Boxeo, se mostró complacido por el encuentro con el Presidente de la República, a quien consideró como líder de una nación de hombres y mujeres vencedores.

“Cuando nos proponemos algo, lo logramos por muy difícil que parezca. Usted tiene en sus manos el reto más grande que cualquier mexicano pudiera aceptar: llevar a este país, que tanto queremos, al lugar que merece y que todos necesitamos”, sostuvo.

“Dinamita” Márquez dijo que el encuentro con el Mandatario Peña Nieto no fue un reconocimiento a su persona, sino para todos los mexicanos que, cotidianamente, se esfuerzan para vencer los obstáculos que nos separan del éxito.

“Y esta pelea, del sábado pasado, como lo dije, fue dedicada para mi familia, fue dedicada para mi país y, en especial, fue dedicada para el señor Presidente Enrique Peña Nieto”, subrayó el campeón mexicano.