-PREGUNTA (Interpretación al español): Presidente, muchas gracias.

Usted ha mencionado que ahora está analizando una segunda vía para la legislación.

Puede usted mencionarnos cuáles son sus tres prioridades a este respecto.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Gracias señor, Schawb.

Las reformas que he mencionado han sido fundamentalmente de carácter Constitucional, de las que evidentemente deriva toda una legislación secundaria.

En materia de telecomunicaciones, en materia de competencia económica, en materia energética.

Déjeme poner un ejemplo a esto que refiero.

La Reforma Energética llevará a que se tenga ahora un órgano regulador de energía, a que se instrumente lo necesario para realmente poder llevar a cabo los primeros proyectos con la participación del sector privado, lo cual tendrá que darse seguramente hacia finales de este año.

Cambiar el régimen corporativo de la empresa paraestatal de PEMEX para hacerla mucho más productiva y más competitiva y, evidentemente, en capacidad de poder competir y de poder desarrollar su mandato y su capacidad de manera más eficiente.

Son de los ajustes, son parte de las reformas de carácter secundario que deberán llevarse a cabo en este año.

Y el próximo mes de febrero iniciará un nuevo periodo legislativo en el que, sin duda, tendrá lugar la atención a varias de estas reformas y a la consecuente legislación secundaria en la que se tiene que trabajar.

-PREGUNTA (Interpretación al Español): Señor Presidente:

A pesar de todas estas buenas noticias que nos ha presentado en relación con el proceso de reforma, México sigue estando en punto de mira de los medios de comunicación, sobre todo, respecto a la seguridad en el país.

En este sentido, cuáles son sus planes, cómo podemos quitar esta carga de México.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Gracias señor Schawb por hacer la pregunta, porque no puedo ser omiso a un tema que, sin duda, nos ha señalado y nos ha marcado realmente la proyección que México ha tenido en los últimos años, que es el tema de la inseguridad, que además, dicho sea de paso, no es privativo de México, es privativo de una región que enfrenta grandes retos en materia de seguridad y me refiero a toda la región de América Latina.

Los niveles de inseguridad que varios países enfrentan en esta región, cada vez se han venido acentuando y México tiene sus propios retos y sus propios desafíos.

Y he señalado desde el inicio de mi Gobierno, la prioridad que tiene para mi Administración el recuperar, para los mexicanos, el México de paz y de tranquilidad.

Hemos puesto en marcha una estrategia que tiene varios componentes. Y sólo me permito referirme a la necesidad de contar con un nuevo sistema o unas nuevas instituciones policiacas, mucho más profesionales, con mejor equipamiento y que respondan a un mando único.

Un nuevo sistema de justicia penal, que se ha venido instrumentando de forma gradual, y que tiene por fecha última el año 2016 para entrar de lleno a un nuevo sistema de justicia penal que será oral, y que, sin duda, hará o facilitará, realmente, el que se aplique de manera más ágil y rápida la justicia en nuestro país. Y evitemos lo que, sin duda, es una de las deficiencias, que es el combate a la impunidad, una de las deficiencias de nuestro sistema de justicia.

El que entrara ahora a partir de la reforma política como una de las estructurales a las que hice referencia, tener una fiscalía general de la República con autonomía, lo cual, también le dará mayores capacidades para combatir al crimen organizado y la comisión de cualquier delito.

En esta materia, sin duda, hay un desafío, hay un reto que estamos enfrentando, y estamos instrumentando una estrategia.

Hoy puedo adelantar que sin que esto suene a una afirmación triunfalista, sí podemos observar, a un año de distancia, a un año dos meses de distancia, el que ha habido avances, ha habido una disminución real en el número de homicidios que se cometen en nuestro país.

Una disminución de prácticamente el 30 por ciento de homicidios vinculados al crimen organizado, lo cual nos resulta alentador pero, todavía, con camino por andar para asegurar, realmente, las condiciones de seguridad y de tranquilidad que demanda México.

-PREGUNTA (Interpretación al Español): En las últimas semanas hemos leído informes sobre los grupos de autoayuda.

Cómo podemos integrar éstos en el mecanismo de seguridad o no están integrados, podía decir algo.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Éste es un tema, y qué bueno que lo aborda, porque era parte de la respuesta extendida que quería hacer al tema de seguridad.

Entre los temas, o más bien, entre la política que estamos siguiendo, hemos regionalizado la forma de atender el problema de la inseguridad, para atender la problemática específica de las distintas regiones y entidades de nuestro país.

El caso muy señalado recientemente, y en particular de Michoacán, en donde se ubica o ha habido presencia de grupos denominados de autodefensa, y algunos de ellos que genuinamente se han organizado para defenderse de la incursión del crimen organizado, ante esto, el Estado ha reaccionado.

Primero, convocando a aquellos que genuinamente quieran participar en las tareas de seguridad, que lo hagan, atendiendo a los principios y a la formalidad que prevé la ley, cumpliendo los requisitos de ley para ser parte de los cuerpos de seguridad.

Y, por otro lado, el Gobierno Federal ha entrado de lleno a los municipios del Estado de Michoacán en donde hay debilidad institucional, donde los cuerpos de seguridad pública municipales estaban debilitados o algunos cooptados por el crimen organizado.

Hoy, en esos municipios, el Gobierno Federal se ha hecho cargo de la seguridad pública en esos municipios, en tanto trabajamos en la creación de nuevos cuerpos policiales con capacidad y profesionalismo que puedan prestar este servicio.

Hemos tenido experiencias exitosas en donde esto ha ocurrido y que habla de los resultados alentadores en entidades o en ciudades que en el pasado reciente tenían cifras de inseguridad alarmantes y que hoy la realidad es otra.

El caso de Ciudad Juárez, en Chihuahua; caso de Monterrey, en Nuevo León, por citar algunas ciudades conocidas de varios, en donde evidentemente ha habido una sensible disminución de los niveles de violencia y una mayor profesionalización de las policías que presentan servicios para la seguridad de los ciudadanos de estos lugares.

Esto es lo que estamos haciendo en Michoacán y es parte de la estrategia focalizada, dedicada precisamente a asegurar condiciones de tranquilidad y de paz para todos los mexicanos.

-PREGUNTA (Interpretación al Español): Señor Presidente:

Ha tenido usted el éxito a la hora de crear este Pacto, el Pacto para México, para sacar adelante todas estas reformas.

Si pudiera usted resumirnos sus experiencias, que quizás se podrían aplicar también a otros países.

Podría usted darnos, quizás, tres consejos, tres experiencias, qué ha aprendido usted en este proceso.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Yo creo que cada país enfrenta sus propias condiciones y a partir de ahí sus propios retos.

Yo creo que la experiencia de México merece ser compartida y de ahí cada quien podrá normar definiciones y criterios.

México, como ya lo señalaba, es un país que se ha consolidado democráticamente, con gran estabilidad política y social en los últimos 80 años, y que en el marco de esta pluralidad ha logrado un espacio de acuerdo y de diálogo gracias a la madurez y sensibilidad de las distintas fuerzas políticas, que fueron convocados y que todos fueron protagonistas de lo que explicaba hace un momento, fue el Pacto por México o ha sido el Pacto por México.

Este acuerdo, este pacto, precisamente ha sido el espacio, no para la negociación, sino de diálogo, de un diálogo permanente, de un diálogo constante, que nos permitió definir una agenda de lo que, advertimos, el país necesita. Y sobre esa agenda se ha venido trabajando.

Ésta es la experiencia de México y que, espero, pueda inspirar y pueda generar referentes sobre las necesidades de hacer ajustes estructurales para atender los retos y desafíos de un nuevo siglo.

Yo podría sintetizar: México es un país que hoy está en movimiento.

México es un país que está dando pasos para su transformación interna, para volverse más dinámico y estar a la altura, realmente, de insertarse en el mundo global de alta exigencia, de alta demanda, de gran competencia, y en donde México no se quiere quedar atrás.

México quiere ser parte importante, actor relevante de esta transformación mundial y está haciendo los ajustes propios y necesarios para tener esta incorporación de manera eficaz y, sobre todo, deparando para los mexicanos mayores beneficios y mayores oportunidades para todos los ciudadanos.

-PREGUNTA (Interpretación al Español): Señor Presidente:

Además de estos tres elementos que usted ha mencionado, necesitamos visión, dedicación y valor.

Gracias.

Estaremos encantados de darle la bienvenida el año que viene.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Muchas gracias, señor Schwab.

Y muchas gracias al auditorio por la oportunidad de compartirles y hablarles de México.

Buenas tardes.