En relación a la nota publicada por el diario financiero estadunidense The Wall Street Journal, el día de ayer, se hacen las siguientes precisiones:

1. El Presidente de la República adquirió legalmente su casa de Ixtapan de la Sal, misma que manifestó en sus declaraciones patrimoniales tanto como Gobernador del Estado de México, como en su calidad de Presidente de la República. Dicha casa la ha utilizado de forma pública y notoria.

2. Las empresas mexicanas o extranjeras que cumplan los requisitos legales pueden participar en los procesos de contratación con el Gobierno Federal. La constructora a que se refiere la nota participó en términos de la ley aplicable en los procesos de contratación y los mismos fueron resueltos conforme a la ley por los servidores públicos encargados de dichos procesos. Al Presidente de la República no le corresponde participar en los procesos de asignación de contratos.

3. Consistente con el punto anterior, a manera de contexto, tan sólo la SCT durante esta administración ha otorgado 6,534 contratos a más de 4 mil empresas, en los términos de la legislación aplicable y por los servidores públicos encargados de ello.