(Interpretación al Español)

Su Excelencia señor Enrique Peña Nieto, Presidente de los Estados Unidos Mexicanos.

Señora Angélica Rivera Hurtado.

Excelencias.

Distinguidos invitados:

Quisiera iniciar, expresando nuestro profundo agradecimiento y aprecio por esta hospitalidad tan cálida, señor Presidente, que usted le ha demostrado, y le ha extendido a mi esposa, a mi Delegación y a mí durante esta Visita de Estado.

Me siento honrado de tener el privilegio de ser el primer Presidente de Singapur en visitar no solamente México, sino también el primero en visitar América Latina.

Esta Visita de Estado marca un hito en los vínculos bilaterales entre México y Singapur. 

Hace 40 años, el 22 de diciembre de 1975, hace 40 años, se establecieron relaciones diplomáticas. Es mi gran honor representar al pueblo de mi país para conmemorar este hito en nuestra relación entre Singapur y México.

Nosotros, ambos, hemos experimentado muchos cambios, y hemos avanzado muchísimo también en las últimas cuatro décadas.

Desde que establecimos vínculos diplomáticos y relaciones diplomáticas, nuestros dos países han trabajado muy estrechamente en diferentes asuntos de interés mutuo, en foros internacionales, incluyendo Naciones Unidas, en APEC y también en el Tratado de Asociación Transpacífico.

México y Singapur pueden trabajar muy bien juntos, debido a que nuestros dos países comparten una creencia común; una creencia común en la importancia del respeto mutuo, el diálogo y también las negociaciones, para llegar y lograr todos resultados mutuamente beneficiosos.

También, compartimos una gran convicción; una gran convicción para conocer el valor de construir puentes y establecer relaciones más fuertes entre nuestras regiones.

Hice mi primera visita hace unos 25 años, en el 91, aquí, a México. Yo estaba trabajando como Ministro de Educación. Fui parte de una delegación aquel tiempo, y vine con el Ministro Lee Kuan Yew. Él encabezaba una misión comercial aquí, en México.

El comercio entre México y Singapur allá, en aquel tiempo, sólo 118 millones de dólares en aquel entonces. Ahora, ha crecido 3.3 millones de dólares el año pasado.

México se ha convertido en el socio comercial de Singapur, el segundo en América Latina. A pesar de los retos, de la distancia y el idioma, la inversión de Singapur en México también ha crecido a través del tiempo.

La Inversión indirecta de Singapur en México, es de 150 millones de dólares a fines de 2014.

Y ahora, tenemos más de 40 compañías que están aquí, en México. Entonces tenemos varias. Tenemos una de industria hotelera en Cancún; el Banyan Tree, se llama, y también tenemos otras que invierten aquí: Hyflux, Surbana-Juron, Temasek Holdings y (inaudible).

Acompañándome en esta Visita estatal, tenemos una Delegación de líderes empresariales de Singapur y también representantes de mi país que han pasado los últimos dos días participando en una serie de eventos de negocios para hablar y explorar sobre oportunidades para una mayor cooperación.

Me siento muy complacido. Muy complacido de que este interés exista para colaborar y que sea un interés mutuo.

México está, entonces, alcanzando, llegando a Asia, y Singapur es la entrada, obviamente, a Asia.

Singapur ofrece un ambiente amistoso en que las empresas mexicanas pueden expandir sus operaciones, y también entrar en este crecimiento continuo de Asia.

Hoy por hoy, hay 81 compañías mexicanas en Singapur y están capitalizando en su ubicación estratégica para los mercados de la región. Y ahí, su alcance.

Entonces, el alcance de México y Singapur, obviamente, que hay un alcance para hacer muchas más cosas, para apalancarnos nosotros mutuamente en nuestras fortalezas, especialmente en sectores como petróleo, gas, manufactura y, también, en infraestructura urbanística.

A nivel de nuestros dos gobiernos, nosotros hemos preparado el camino para un comercio mayor y para vínculos de inversión también, con una promoción de inversión y un acuerdo, también, de protección y también para evitar uno del doble gravamen.

Este memorándum de entendimiento firmado entre México y Singapur, y ProMéxico, que se firmó el día de ayer, en el foro que tuvimos, es un paso adelante en todo esto.

Éstos son marcos que van a potenciar la confianza en nuestros empresarios, y ayudarán a crecer estos vínculos comerciales entre México y Singapur.

También, por otro lado, son los cimientos para los puentes que estamos construyendo entre América Latina y Asia.

Por otra parte, también, estamos forjando y estamos construyendo vínculos en otros sectores. En las universidades de Singapur, nosotros tenemos programas de activos de intercambio entre estudiantes con México. Ha habido una colaboración muy productiva en investigación científica, en desarrollo. También, especialmente, en el campo biomédico.

La Agencia de Singapur para la Ciencia, Investigación y Desarrollo, A*STAR, ofrece un programa de postgrado para mexicanos, para académicos mexicanos que vayan a hacer su doctorado allá, en mi país.

Aliento a los estudiantes mexicanos y a los de mi país también, a que aprovechen esta multitud de oportunidades que están disponibles.

Esta semana, junto con mi visita a México, por otro lado, también hay un festival cinematográfico aquí, en la Ciudad de México, con películas de mi país. Es el primer festival de este tipo aquí, en México.

Y éste exhibe, entonces, algunas de las mejores películas, de los mejores filmes de mi país. Y este festival fílmico es una excelente oportunidad para que los mexicanos entiendan y vean, entonces, y conozcan la cultura diversa, multicultural, es una sociedad con tantas culturas.

Y también me siento muy complacido que nuestras Secretarías de Relaciones Exteriores de Singapur y México firmaron, también; un Memorándum de Entendimiento de Cooperación Internacional.

Y éste formaliza, entonces, la colaboración entre México y Singapur en capacidad para construir y desarrollar programas para países, particularmente, aquellos de América Latina.

Ésta es una nueva área de cooperación bilateral, y es otra manera, también, a través de la cual México y Singapur están trabajando mancomudanamente para avanzar nuestro interés, y para poder avanzar en esta región compartida del futuro.

Mi visita a México, señor Presidente, conmemora todo lo que hemos estado haciendo en los últimos 40 años de relaciones diplomáticas.

Me siento muy confiado que, también, marque el inicio del próximo capítulo en nuestra relación bilateral, y lo que podemos hacer, realmente, en los próximos 40 años, y más allá, incluso.

Es un gran honor invitar a Su Excelencia, invitarlo a visitar mi país, y siento, realmente, muy bien, y sabemos que podemos nosotros llevar nuestra sociedad y alianza a alturas, incluso, mayores.

Entonces, señoras y señores, quisiera ahora invitarlos a todos a ponerse de pie y que me acompañen en un brindis para la salud del Presidente de México, el señor Enrique Peña Nieto; y también por la salud de la señora Rivera.

Para en aras de la paz, prosperidad y desarrollo del pueblo mexicano, y así, también, la duradera y estrecha amistad entre México y Singapur.

Muchísimas gracias, señoras y señores.