Buenas tardes, a su excelencia, el Presidente Enrique Peña Nieto, Presidente de los Estados Unidos Mexicanos.

A los señores Secretarios y Subsecretarios de los Estados Unidos Mexicanos.

A los representantes de los Poderes Legislativos y Judicial de los Estados Unidos Mexicanos.

A los miembros de la Delegación Oficial de Panamá que me acompañan el día de hoy.

A su excelencia José Ignacio Piña, Embajador de Estados Unidos Mexicanos en Panamá.

A su excelencia Manuel Ricardo Pérez, Embajador de Panamá en Estados Unidos Mexicanos.

A los honorables miembros del Cuerpo Diplomático, acreditado ante el Gobierno de los Estados Unidos Mexicanos.

Y a los señores empresarios que nos acompañan en este almuerzo el día de hoy.

A todos los presentes.

A la prensa:

Primero. Quiero agradecer al Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, Enrique Peña Nieto, por la invitación.

Ésta es mi tercera visita a México como Presidente de Panamá, pero ésta es mi primera Visita Oficial a invitación del Presidente Peña Nieto, a participar en esta Visita y también en dos foros empresariales que se dieron, ayer en Puebla, y esta mañana con un grupo importante de empresarios aquí, en México.

Y agradecerle todas las atenciones que ha tenido con nuestra delegación.

En estos días, en esta Visita hemos disfrutado de la hospitalidad y el calor del pueblo mexicano, de su Gobierno, y sin duda alguna, estoy seguro que esta Visita va a fortalecer nuestras relaciones.

Me llena mucho de emoción, pensar que estoy en este Palacio Nacional muy cerca de donde hace casi 500 años vivía una persona que fue el que visualizó el Canal de Panamá.

Hace 500 años, Hernán Cortés cuando de regreso a España compartió con el Emperador Carlos V, la importancia del Istmo de Panamá por la cercanía entre los océanos Atlántico y Pacífico y la importancia que nuestro Istmo iba a jugar en el futuro comercio mundial y a jugar con su posición geografía como un país de unión.

Panamá es un país de unión, es un país chico, pero un corazón grande, una plataforma abierta al mundo que permite que su sistema logístico una al comercio, pero también, permite que su pueblo con el corazón abierto siempre una a los diferentes pueblos del mundo es un país respetuoso de los derechos humanos con una democracia que se está consolidando y un país que valora mucho la amistad con México, una amistad que data de muchos años, una hermandad.

Somos países que compartimos el idioma, compartimos la fe, países de mucho ánimo, con pueblos nobles.

Y la verdad es que para mí Presidente, es un honor estar aquí.

Le agradezco la Condecoración del Águila Azteca en grado de Collar que me otorgó su Gobierno, la más alta que entrega el Estado mexicano, y la recibo con mucha humildad en nombre del pueblo panameño al cual sirvo. La llevaré a Panamá sabiendo que ahí encierra el honor, el valor y las tradiciones más queridas de la Nación mexicana.

También, Presidente Peña Nieto en reconocimiento a su labor como Jefe de Estado y dedicación a los más altos intereses del pueblo mexicano, hoy le he entregado la Condecoración más importante que otorga el Estado panameño, la Orden Manuel Amador Guerrero en grado de collar.

Llévela como el símbolo permanente de la mistad y el respeto entre nuestros dos pueblos y como gesto permanente de afecto a su persona.

Nuestra admiración por la valentía con la cual usted ha impulsado más de 13 reformas que van a pasar muchas con un costo alto, siempre, pero que van a pasar mucho más allá de su Mandato y van a beneficiar mucho a las futuras generaciones de mexicanos.

Las relaciones entre nuestros países están en este momento en un alto nivel, se enfocan en dos temas muy importantes, la seguridad ciudadana y la seguridad económica de nuestros ciudadanos a través del intercambio comercial y el respaldo al sector privado para la generación de empleos.

Yo soy un fiel creyente que la presencia del Estado no sólo depende de los que somos parte de la vida pública.

El Estado somos todos, empresas privadas, sociedad civil y los funcionarios públicos, por ende, la presencia del Estado en el 100 por ciento de nuestros territorios depende de todos y el éxito o el fracaso no es de un Jefe de Estado o de un gobernador o de una autoridad de momento, es de todo un pueblo.

Por lo cual mi reconocimiento al pueblo mexicano por su lucha permanente por la paz social, por el crecimiento.

Mi reconocimiento al pueblo mexicano por su fe y por ser un país de bien, un país de valores, un país de principios, un país al cual Panamá admira y un país al cual estoy seguro que por esta relación jugará un papel muy importante, ese brazo productivo de México, con el brazo logístico de Panamá va a permitir la presencia de muchos productos hechos en este hermoso país, en los mercados de América Latina y el Caribe a través de la logística en nuestro país.

México, también, tiene una gran presencia en Panamá con sus empresas; empresas que han jugado un papel importante en temas de infraestructura, ahora en temas de construcción, alimentación, en tema de comercio, servicios, y nosotros admiramos eso.

Igual que los panameños que han hecho su vida aquí, en México, las familias mexicanas, ejecutivos mexicanos, Diplomáticos mexicanos que han servido a su país en nuestra tierra, igual sienten en su casa, sienten de Panamá su casa y sienten el calor del pueblo panameño, como lo hemos sentido nosotros en esta visita.

Presidente:

Tenemos un reto importante.

Primero fue el Plan Puebla, luego fue Mesoamérica y ahora el Mecanismo de Tuxtla; pero, ese reto más que el nombre que lleve, es un reto de la región la cual nosotros representamos, una región en democracia, una región en paz, pero con muchos temas sociales puntuales.

Y es el mensaje claro entre el sector público, el sector privado lo que nos va a permitir a que los jóvenes que crecen en los barrios, en nuestros países, sean siempre leales al Estado y a nuestra Bandera.

Yo estoy seguro que esta Visita va a permitir el fortalecer ese mecanismo y que México y Panamá, junto con Colombia, van a ayudar a lo que es el fortalecimiento de la integración centroamericana, y de integración de América Latina para enfrentar los desafíos.

Como lo he dicho anteriormente, México fue solidario con Panamá cuando recuperamos nuestro canal, y Panamá y Latinoamérica serán siempre solidarios con México ante cualquier situación que se presente.

Presidente:

Agradecer el respaldo que se ha dado para el proyecto, diseño y construcción de un puente binacional que une a Costa Rica y Panamá sobre el Río Sixaola, a través de la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo y Fondo de Infraestructura para Países de Centroamérica y el Caribe, el Fondo Yucatán, proyecto que promueve la integración regional.

Quisiera, también, destacar, Presidente, que los programas de cooperación técnico, científico, educativo y culturales, son herramientas útiles para la formación del desarrollo sustentable, para que podamos avanzar en una plataforma común que sienten las bases del desarrollo y la prosperidad de nuestras naciones.

Juntos seguiremos impulsando las tareas que nos permitan vivir con más y mejores oportunidades para nuestros pueblos, y con calidad de vida para todos los ciudadanos, consolidando así la paz social en nuestros países.

Quisiera, en este momento, una vez más agradecerle al Presidente esta invitación, a todos ustedes la presencia en este evento, enviarles un fuerte abrazo de parte del pueblo y del Gobierno de Panamá.

Invitarlos a que visiten nuestro país, conozcan su canal ampliado, conozcan su modelo logístico y, sobre todo, conozcan el calor, sientan el calor y el cariño de un pueblo que admira a México, admira su cultura, admira su democracia, admira su fe.

Así que en este momento no me queda nada más, Presidente, que hacer un brindis con todos los presentes y con usted.

Brindamos por una larga vida a nuestras historias, nuestras relaciones de paz, amistad y cooperación por el futuro de México, por el futuro de Panamá y por el futuro de América Latina y el mundo.

Muchas gracias.

Salud.