Excelentísimo señor Enrique Peña Nieto, Presidente de los Estados Unidos Mexicanos.

Su Excelencia Francisco Álvarez de Soto, Ministro de Relaciones Exteriores de Panamá.

Su Excelencia José Antonio Meade, Ministro de Relaciones Exteriores de los Estados Unidos Mexicanos.

Su Excelencia Ricardo Quijano, Ministro de Comercio e Industria.

Su Excelencia Ildefonso Guajardo, Secretario de Economía de los Estados Unidos en México.

Su Excelencia Javier Díaz, Ministro de Salud de Panamá.

Su excelencia Mercedes Juan López, Secretaria de Salud de los Estados Unidos Mexicanos.

Honorable señor Ernesto Orillac, Administrador General encargado de la Autoridad de Turismo de Panamá.

Su Excelencia Claudia Ruiz Massieu, Secretaria de Turismo de los Estados Unidos Mexicanos.

Su Excelencia, ministros y viceministros que nos acompañan.

Su Excelencia Francisco Troya, Embajador de Panamá en México.

Su Excelencia María Alejandra Bologna, Embajadora de México en Panamá. Distinguidos miembros de la delegación de los Estados Unidos Mexicanos que nos acompañan.

Autoridades nacionales. Invitados especiales.

Señores de los distintos medios de comunicación social.

Damas y caballeros.

Amigos todos.

Primero que todo, quiero darle la más cordial bienvenida al señor Presidente Enrique Peña Nieto. Que éste es un país que lo recibe con los brazos abiertos, con el corazón abierto. Y le damos la más cordial bienvenida a usted y a su equipo de trabajo.

Igualmente, quiero felicitar a todos los negociadores de ambos países.

Aunque ustedes no lo crean, este es un proceso que tomó 15 años, pero, producto de la iniciativa del Presidente Peña Nieto y del Gobierno Nacional, cuando reiniciamos este proceso, lo hicimos en un tiempo récord de siete meses.

Así que, quiero felicitar por eso a ambos equipos negociadores que tuvieron la osadía de hacer un Tratado de Libre Comercio con tanta celeridad y con tanta inclusión, porque éste es un Tratado que le llaman de tercera generación, que tiene 21 capítulos que protege no solamente el acceso a mercados, las reglas de origen, la facilitación del comercio, las medidas sanitarias y fitosanitarias, la defensa comercial, la inversión, los servicios, obstáculos técnicos al comercio, los servicios financieros, la entrada temporal de personas de negocios, telecomunicaciones, comercio electrónico, propiedad intelectual, así como las otras disposiciones institucionales.

No quisiera empezar a profundizar sobre todas las bondades de este Tratado, que es muy favorable para ambas partes, porque ambos países vamos a tener la oportunidad de incrementar nuestro comercio y nuestras inversiones.

Igualmente, le damos la bienvenida a todas las empresas mexicanas que se quieran establecer en Panamá. Panamá puede ser y debe ser la puerta de entrada de las empresas mexicanas hacia al mercado suramericano.

Desde Panamá, con nuestra privilegiada posición geográfica, nuestro Canal ampliado y terminado en el año 2015, igualmente con nuestro Aeropuerto; el Aeropuerto de Tocumen, que viaja a 83 distintos destinos de forma diaria y permanente, las empresas mexicanas podrán de esta manera, desde Panamá, utilizarlo como hub para atender e incrementar las inversiones que a bien pudiesen tener en el área de Centroamérica y Suramérica.

Es por eso que hoy, es un día que reviste de mucha importancia, porque ambos países tenemos lo que llaman el win-win.

Estoy sumamente honrado de que este Tratado de Libre de Comercio nos permita a Panamá, una vez sea probado por ambos Congresos y, también, la ratificación del Congreso colombiano, Panamá puede ingresar al Grupo de Alianza para el Pacífico.

El Presidente Peña Nieto nos ha prometido que él nos va a apoyar en dicha iniciativa. Estoy seguro que esta incorporación de Panamá al Grupo de la Alianza para el Pacífico será de gran beneficio para todos los panameños.

Aprovecho la oportunidad para decirle, señor Presidente Peña Nieto, que una vez incorporado Panamá a la Alianza para el Pacífico, ésta es la sede natural de la Alianza para el Pacífico, estando en un punto intermedio entre México y Chile, qué mejor lugar para poder atender las necesidades y las capacidades.

Estoy seguro de que este win-win de ambos países será aprovechado por todos los empresarios de ambos países, y le sacarán un gran provecho. Los tratados de libre comercio, la apertura comercial, es lo que hace a un país competitivo.

Y es por eso que Panamá tiene una de las economías más competitivas de Latinoamérica, y seguiremos trabajando para hacerla aún más competitiva, mejorando nuestra educación, nuestra infraestructura.

Y estamos muy contentos por toda la ayuda y todo lo que nos ha dado el Presidente Peña Nieto y los Estados Unidos Mexicanos.

Y le damos las gracias por la cooperación y la ayuda sobre el puente sobre el Río Sixaola, que va a hacer posible que un puente que ya tiene más de 100 años, pueda ser reconstruido entre las fronteras de Panamá y Costa Rica.

No me queda nada más que felicitar nuevamente a los negociadores de ambos países. Los negociadores mexicanos han sido muy duros, pero se encontraron, también, con un buen equipo panameño.

Y aprovechemos, todos, las oportunidades. Y sepa usted, Presidente Peña Nieto, que aquí, en Panamá, lo queremos mucho.

Muchas gracias.