Familias de Ciudad Acuña:

Me da mucho gusto saludarles.

Muy buenas tardes a todos.

Gracias.

Dejen pasar a la gente que está allá. Vengan para esta parte.

A ver, la gente que está allá.

Ahorita me voy a acercar por allá.

Quiero compartir con ustedes algunos comentarios, pero antes de hacerlo, permítame que la gente que está allá, más retirada, se pueda acercar.

Yo voy para allá,  ahorita.

          A todas las familias:

         Me da mucho gusto estar aquí, en Coahuila.

Señor Gobernador:

Muchas gracias,  como siempre, por la hospitalidad.

Y hoy estoy regresando, después de siete meses de haberme encontrado con ustedes, justamente en este lugar.

Entonces, había un escenario aquí, de desolación, de tristeza, de dolor, por los efectos que había dejado un tornado que se presentó de forma imprevista.

Como ustedes recordarán.

Déjenme continuar con lo que estaba comentando. Es que esta niña me trajo una carta de parte de su tía y ahorita le voy a prestar atención y ahorita voy a platicar con ella. De una señora, que no sabe de quién es.

Alguien te la dio para que me la entregaras y ya cumpliste con tu misión. Muy bien.

Decía yo que hace siete meses aquí estuvimos, ustedes lo recordarán. Entonces estaban muchas familias.

Y hoy agradezco que estén muchas más, porque quizá algunos dejaron de ir a trabajar el día de hoy, y algunos niños y muchos que no me han soltado y que han estado conmigo, no fueron a la escuela porque quisieron estar presentes.

Y verdaderamente me emociona, primero, ver los rostros que hay entre la gente, de alegría, porque esto ha cambiado.

Yo, en aquel entonces, les ofrecí algo, que era: No les voy a dejar solos. El Gobierno estará trabajando para que realmente podamos  recuperar y restaurar las viviendas que resultaron afectadas.

Y hoy estoy regresando aquí, a siete meses, para poder, junto con ustedes, hacer una supervisión de la entrega de las obras que se han realizado en este tiempo.

Fueron más de dos mil 400 o del orden de dos mil 400 viviendas las que resultaron afectadas, entre afectaciones parciales o casas, más de 200, que resultaron totalmente dañadas.

Hubo un equipo aquí del INFONAVIT, como ustedes lo saben, que estuvo trabajando.

Hubo aquí gente del INFONAVIT que estuvo de manera permanente, trabajando, viviendo entre ustedes, conviviendo con ustedes.

Adoptaron, y yo les agradezco a las familias que prestaron atención al equipo que representó al Gobierno, que se instaló aquí de forma permanente.

Gracias por las atenciones que les dispensaron y por el calor de hogar con que trataron a esa gente y a estos servidores públicos, que aquí estuvieron presentes.

Estuvieron aquí y conocieron de ustedes sus necesidades y, junto con ustedes, hicieron la labor de reconstrucción. Porque estas casas y los espacios libres que se recuperaron, no sólo son producto del trabajo de empresas constructoras que aquí estuvieron trabajando, sino que muchas familias se acogieron al Programa de Empleo Temporal y con su propio trabajo y su propio esfuerzo se logró la reconstrucción de esas viviendas afectadas.

Hoy, sin duda, esta parte es otra, muy distinta de la que entonces vimos hace siete meses.

El rostro que tiene esta parte urbana de Ciudad Acuña, sin duda, es diferente, mucho más bella, más hermosa, con espacios más abiertos, espacios públicos que se han construido para la sana convivencia de las familias que aquí viven.

Antes de hacer referencia a otros aspectos, le he pedido a la Secretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, muy largo el nombre, pero es la SEDATU, a Rosario Robles.

Dónde está, Rosario.

Acá está, Rosario.

Le he pedido acá a Rosario que.

 Dónde está el video, Rosario.

Tenían preparado un video que quiero compartirles, para recordar lo que entonces se vivió, hace siete meses.

Aquí lo tienen.

Lo alcanzan a ver. Más o menos, algunos.

Bueno, allá está.

Allá está un camión.

Le pueden poner audio.

(PROYECCIÓN DE VIDEO)

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Aquí ustedes han podido apreciar, yo creo que el video ilustra y nos hace recordar lo que las familias de estas colonias de Ciudad Acuña vivieron hace siete meses.

Yo quiero, ya me llevo muchas cartas y solicitudes, y ahorita con mucho gusto atiendo lo que ustedes me están planteando.

Pero, y además, les quiero compartir alguna otra noticia adicional que estaremos llevando a cabo. Permítanme un momento, por favor.

Antes de continuar, yo quisiera aquí rendir reconocimiento a quienes han apoyado esta labor de reconstrucción.

Al estar viendo el video me hizo recordar cómo llegamos de forma, lo más rápido posible aquel día, con quienes me acompañaban, que forman parte del equipo del Gobierno de la República.

Y me acuerdo que aquí pernoctamos. Pasamos esa noche aquí, de forma muy improvisada, en un hotel de esta ciudad. Ahí nos instalamos.

Me recuerdo que prácticamente todos fueron a comprar ahí un cepillo de dientes, una pasta, porque nadie estaba preparado ese día para quedarse.

Pero como había llegado ya de noche, fue difícil a esa hora poder apreciar y ver de forma directa los daños que había dejado el tornado.

Al día siguiente, por la mañana, varios de ustedes recordarán, que hicimos el recorrido, que visité la zona afectada, y estas imágenes nos recuerdan cómo ahí hice un compromiso con ustedes, de no dejarles solos y de acompañarles en este proceso de reconstrucción.

Pero, ante ello, gracias por así testimoniarlo, pero ante ello quiero que rindamos aquí reconocimiento a quienes han apoyado de forma muy comprometida toda esta labor.

En primer lugar, quiero que rindamos reconocimiento a nuestras Fuerzas Armadas, porque desde el momento.

Aquí está el señor General Secretario de la Defensa Nacional. Porque aquella noche, cuando llegamos, aquí estaban desplegadas ya las Fuerzas Armadas, que estaban apoyando a las familias, estaban resguardando las viviendas para cuidar de la seguridad esa noche, que no había ni siquiera luz, no había servicios. Y fue fundamental la presencia de nuestro Ejército Mexicano.

Muchas gracias, señor General Secretario. Y transmítales nuestro reconocimiento a todos.

Aquí están los soldados.

Dónde están los soldados. Acá están.

Muchas gracias.

Muchas gracias a ustedes y a sus compañeros.

Gracias por haber estado presentes y haber apoyado esta labor, sobre todo, de emergencia y de atención inmediata a las familias.

De inmediato, también estuvieron otras dependencias del Gobierno Federal, del gobierno del Estado de Coahuila, señor Gobernador, que sumamos esfuerzos para, de forma inmediata, poder restablecer los servicios básicos, particularmente de electricidad y todo lo necesario para que lo más pronto la vida regresara a la normalidad.

Y entonces emprendimos lo que yo dije ahí. Habrá que hacer un censo, habrá que contabilizar cuántas fueron las viviendas afectadas e iniciar de inmediato este proceso de reconstrucción.

Hoy qué estamos entregando.

Aquí ya se ha dicho, las casas que nuevamente fueron reconstruidas, las que fueron remodeladas o, más bien, rehabilitadas ante los daños parciales que habían tenido.

Y aquí estuvo, repito, un grupo de servidores públicos, a quienes quiero también testimoniarles mi personal reconocimiento por su compromiso de haber estado aquí de forma permanente, siendo parte de la comunidad y trabajando en beneficio de la comunidad que había resultado afectada.

Muchas gracias a todos los servidores públicos del Gobierno Federal, del gobierno del Estado de Coahuila, que estuvieron trabajando, haciendo equipo para apoyar a las familias.

Hoy estamos entregando todo esto aquí reconstruido. Y yo celebro que ustedes, en su rostro, en su alegría, sean el mejor testimonio de que estamos cumpliendo.

Que el Gobierno, ante lo que comprometió, que la palabra que empeñé, de no abandonarles, ni dejarles solos, hoy se acredita que hemos cumplido con esta comunidad de Ciudad Acuña.

Les quiero decir que aquí INFONAVIT, porque estas viviendas, la mayor parte de ellas eran construidas o habían sido construidas por INFONAVIT, abrirá de inmediato un módulo de atención permanente a las familias, no sólo que resultaron afectadas, sino de quienes tienen una vivienda INFONAVIT, que anteriormente tenían que trasladarse a Piedras Negras para cualquier atención que requirieran.

A partir del próximo año habrá una oficina permanente de INFONAVIT para atender a las familias que así lo necesiten.

Y vamos a seguir, vamos a seguir con esta tarea de apoyo. Hay espacios prácticamente hoy ya completamente rehabilitados, que han quedado ya entregados a la comunidad.

El Centro de Desarrollo Comunitario, que está próximo a concluirse ya, así me lo han referido y así será. Y de ello me habré de asegurar. Se habrá de instalar una biblioteca.

De tal suerte que las familias que aquí viven tengan espacios dignos, tengan espacios de esparcimiento y donde puedan tener una sana convivencia.

Finalmente, yo les quiero agradecer su hospitalidad, porque desde que llegué hoy, esta tarde, la gente me recibió con una gran calidez.

Estos niños no me han soltado, se prendieron de mi brazo y me han acompañado en todo el recorrido. Han salido, seguramente, y van a salir en todas las fotografías que han tomado, porque no me han soltado, no me han dejado solo.

Véngase acá señora, aquí va a platicar conmigo. Venga para acá, por favor. Venga.

Y he venido escuchando, cómo la señora que viene aquí caminando, voy a platicar, porque sigo recogiendo, me llevo las cartas que ustedes me han entregado.

Puedo entender que hay necesidades y carencias específicas de varias familias, varias notas que me llevo.

He escuchado a otras familias en el recorrido que me han planteado necesidades específicas.

Yo lo que quiero finalmente decirles son dos cosas.

El Gobierno de la República, señor Gobernador, seguirá trabajando y haciendo equipo con el gobierno del Estado de Coahuila.

Éste es un Gobierno que, sumando esfuerzos, estamos trabajando para lograr mayor desarrollo para el estado.

Hoy, hay mayor número de empleos en esta entidad.

El Gobernador me compartía que la meta de empleo que él se había trazado para los seis años de su administración, a cuatro que lleva, ha sido superada la meta de 100 mil empleos. Y hoy son más de 120 mil empleos.

Y eso que vive Coahuila, sin duda, es en consonancia con lo que está pasando en todo el país.

Hemos ya roto la cifra de empleo más alta que se hubiese generado en los primeros tres años de una Administración, comparada con las cinco administraciones anteriores.

Y esto es parte de lo que queremos seguir impulsando.

Por supuesto que nos falta avanzar. Nos falta seguir promoviendo desarrollo sustentable y desarrollo que también dé oportunidades de empleos mejor pagados y mejor remunerados.

Pero, sin duda, hoy, quienes están ya en el empleo formal, eso está permitiendo que las familias tengan la protección de la seguridad social, de que no estén en la informalidad, sino a que tengan los servicios del IMSS o del ISSSTE, o de algún instituto de seguridad social. Eso significa estar dentro del empleo formal.

Estamos trabajando, también por una mejor seguridad para Coahuila y para todo México. Y Coahuila es uno de los estados que ha mejorado sensiblemente su seguridad.

Y aquí, señor Gobernador, varias de las tarjetitas todavía me tocan el tema de seguridad, pero sé que el señor Gobernador del estado, junto con el Gobierno Federal, vamos a seguir cerrando filas para trabajar en favor de la seguridad de Coahuila y, de manera muy particular, de Ciudad Acuña.

Y, finalmente, yo les quiero nuevamente agradecer su presencia a todas las familias, porque no sé si no fueron a la escuela, dejaron de ir a trabajar. Espero que no les descuenten el día. Espero que les justifiquen su falta en la escuela.

Pero, lo más importante es que tengan ustedes unas felices fiestas decembrinas.

Ya se aproximan estas fechas de paz, de armonía, de amor entre las familias, y les deseo todo lo mejor.

A ustedes, a sus seres queridos, que tengan felices fiestas decembrinas.

Y que 2016 les depare a todas sus familias, alegría, felicidad, grandes logros y muchas realizaciones. Que sea por el bien de ustedes y por el bien de todo México.

Muchas felicidades a todos.

Muchas gracias.