Su Majestad Reina Margarita II de Dinamarca.

Excelentísimo señor Primer Ministro de Dinamarca.

Distinguida Familia Real.

Integrantes de las comitivas oficiales y de organizaciones empresariales de México y de Dinamarca.

Muy distinguidos invitados especiales.

Amigos de Dinamarca y de México.

Señoras y señores:

Hoy, concluye mi Visita de Estado a este gran país, reconocido como el más feliz del mundo.

Después de haber tenido la oportunidad de conocerlo personalmente, yo estoy convencido de que uno de los elementos que explican esta felicidad colectiva es tener a Su Majestad la Reina Margarita II, como su Jefa de Estado.

Los daneses valoran su inteligencia y liderazgo, su sensibilidad y humanismo.

Reconocen, también, su labor en favor de las artes y la cultura en Dinamarca, especialmente a través del estudio del extraordinario escritor danés Hans Christian Andersen, cuya obra es patrimonio universal.

Sus cuentos son conocidos por niños y adultos de todo el mundo. Sin embargo, su obra más amplia y en ella destacan sus libros de viajero.

Precisamente, en el Bazar de un Poeta, el escritor narró que al pasar por la Región de Bohemia, en cada poblado ondeaban las banderas, los saludaban con música, las personas agitaban sus sombreros y los pequeños cañones resonaban. Hans Christian Andersen lo describió como un viaje encantador.

Sepa, Su Majestad, que esta Visita de Estado nos ha transmitido esa misma sensación de bienvenida y alegría.

Desde nuestro arribo a Dinamarca, mi esposa, un servidor y la Delegación que me acompaña, hemos sido arropados por la hospitalidad danesa.

Estamos sumamente agradecidos por todas sus atenciones.

Nos llevamos, de esta visita, su afecto y calidez, su creatividad y visión de la vida.

En cada una de las actividades que desarrollamos en estos dos días, pudimos constatar la amistad y los vínculos que unen a daneses y mexicanos.

La firma de diversos instrumentos bilaterales que hemos llevado a cabo durante esta emblemática Visita de Estado, confirman, además, la voluntad de diálogo y cooperación de ambos Gobiernos.

Su Majestad:

Permítame felicitarla públicamente por su próximo cumpleaños y, sobre todo, quiero felicitarla por un excelente reinado, que se ha distinguido como garante de la unidad, los valores y la prosperidad del Reino de Dinamarca.

Ahora, les pido a todos los muy distinguidos asistentes a esta cena, que me acompañen en un brindis.

Un brindis en honor de Su Majestad la Reina Margarita II por su próximo cumpleaños, deseándole felicidad y bienestar.

Y, de igual manera, bienestar al pueblo danés y que los acuerdos que hemos alcanzado en esta Visita de Estado nos permitan reafirmar la amistad y fraternidad de dos pueblos: el pueblo danés y el pueblo mexicano.

Salud.