Muchísimas gracias.

Señoras y señores.

Muy buenos días.

Excelentísimo señor Presidente de la República de Francia.

Nuevamente me da mucho gusto saludarle esta mañana en el inicio de esta jornada, en este segundo día de Visita de Estado que realiza usted a nuestro país.

Al saludarle, de igual forma saludo a los integrantes de la Comitiva Oficial que le acompañan, de la Comitiva Empresarial importante que está hoy aquí, en nuestro país.

Un gran número de empresarios franceses que han decidido acompañarle en esta Visita de Estado, y que hoy han sostenido un encuentro con empresarios mexicanos, con quienes ya participan eventualmente, algunos de ellos, y otros que están interesados en explorar oportunidades recíprocas de inversión productiva para nuestros países.

Me da mucho gusto saludar en este evento a Embajadores de distintos países hermanos que nos acompañan.

Y a esta distinguida concurrencia que está presente en este Foro Económico Francia y México.

Le agradezco a Valentín Diez esta relatoría que ha hecho de los trabajos que han realizado durante la mañana del día de hoy, desde las 08:00 de la mañana, que han estado aquí reunidos.

Y que más allá de si se entendió o no por los problemas técnicos que hubo en la traducción simultánea, alguna parte de su intervención, lo que sí es cierto, es, primero, que hay una gran voluntad hoy compartida entre Francia y México para que nuestros hombres de empresa, nuestros emprendedores tengan oportunidades de lograr un mayor acercamiento entre nuestras naciones y sus negocios, sus emprendimientos puedan tener éxito, lo mismo en México que en Francia.

Hay que decir que si bien es cierto que la relación de Francia y México es una importante entre las que tiene México en los países de la Unión Europea, tiene un horizonte amplio y de mayor crecimiento, a partir de nuestras complementariedades.

Somos dos países en los que estamos decididos a innovar, a hacer uso de mayor tecnología, a seguir desarrollando el uso de las tecnologías.

Y eso, sin duda, nos lleva a tener cadenas o a generar cadenas de valor que pueden complementar, realmente, nuestros esfuerzos y el desarrollo de nuestras industrias.

Por ello, sin duda, yo celebro la realización de este encuentro; no obstante, que yo tenía muchos datos que compartirles de la relación económica que hay entre Francia y México, sobre las bondades y las ventajas competitivas que nuestro país ofrece al mundo, y que en alguna medida ya han sido compartidas por el Secretario de Economía.

Lo más importante, y lo que aquí hoy se acredita, es la voluntad y el interés, realmente, por acercar a nuestras naciones, y hacerlo de manera muy importante a través de nuestros emprendedores, de nuestros empresarios, pequeños, medianos y grandes empresarios.

Porque queremos, realmente, que en esta relación económica haya espacio para todos los emprendimientos, los más modestos, los más grandes; y en donde los gobiernos apoyemos los esfuerzos para que, realmente, estas oportunidades se abran y sean mayores para más franceses y para más mexicanos.

Y creo que aquí, hoy queda acredita esta voluntad.

Antes de llegar a este espacio en donde estamos hoy clausurando este foro empresarial, tuvimos oportunidad de recordar con algunas imágenes, fotografías y una exposición permanente que estará aquí, en esta sede de la Secretaría de Relaciones Exteriores, la visita que hiciera en su momento el Presidente Charles de Gaulle a México, la primera de un Presidente de Francia a nuestro país.

Y hoy, precisamente, esta visita se inscribe en ese 50 aniversario de esa histórica visita.

Y al haber hecho el recorrido de esta exposición permanente, de ver varios documentos históricos de la relación diplomática que ha habido entre nuestros países, hay algo muy en claro: es una relación histórica, que data de muchos años, que ha pasado por momentos tensos, de encuentros y de desencuentros, pero que hoy, hoy vive un nuevo momento.

Un momento de gran encuentro, de gran cercanía y de un interés compartido de dos gobiernos para que, realmente, esta relación cariñosa, fraterna, entre Francia y México sea una que depare mayores oportunidades y desarrollo para nuestras sociedades.

Ambos gobiernos trabajamos con ese objetivo: lograr condiciones de mayor bienestar para nuestras sociedades. Y entendemos muy bien que el motor muy importante del desarrollo económico, de su crecimiento y del dinamismo económico, es la participación activa de nuestros emprendedores.

Son ustedes, los hombres, mujeres, emprendedoras y emprendedores quienes son motor y alma de la dinámica económica que puede haber entre dos naciones.

A los gobiernos, nos corresponde hacer el camino, generar el marco y las facilidades que potencien la iniciativa y la capacidad creativa e innovadora de nuestros emprendedores. Y esto es justamente lo que nos hemos propuesto hacer el señor Presidente Hollande y el Presidente de México.

Por eso, señor Presidente, nuevamente le quiero decir que me da mucho gusto saludarle en este foro empresarial, en este espacio en el que venimos a acompañar a hombres y mujeres de empresa de nuestros países para comprometer el esfuerzo del gobierno, para acompañarles y hacer mucho más intensa y más cercana la relación económica entre México y Francia.

Y como lo hemos expresado y usted lo ha dicho, y no me cansaré de repetirlo en esta Visita de Estado, al reafirmar lo que entonces el Presidente Charles de Gaulle dijera desde Palacio Nacional: Marchemos la mano en la mano. Hoy lo reafirmamos así, pero también corazón con corazón.

Muchísimas gracias.