Muchísimas gracias.

Muy buenas tardes a todas y a todos los aquí presentes.

Señor Gobernador del Estado de Guerrero:

Nuevamente, muchas gracias por la calidez de su bienvenida, sobre todo por sus palabras de invariable compromiso que ha tenido para que sumemos esfuerzos en favor del Estado de Guerrero.

Muchas gracias por su mensaje de bienvenida.

Saludo a todos los aquí presentes; a autoridades educativas del Gobierno de la República; a autoridades educativas del gobierno del Estado de Guerrero.

Quiero saludar la presencia del dirigente del Sindicato de Maestros al servicio del país, que trabajan en todo el territorio nacional.

A todas las maestras y maestros.

Juan, muchas gracias por hacernos el favor de acompañar.

Saludo a las maestras y maestros que están aquí, presentes.

A quienes están en este plantel y a quienes nos acompañan en esta declaratoria inaugural de cursos para este ciclo escolar que está iniciando.

Quiero saludar a las autoridades militares que aquí nos acompañan.

Saludar a los padres de familia; a su representante, que hace un momento ha expuesto aquí, un mensaje en nombre de todos ellos.

Muchas gracias a los padres de familia que están aquí reunidos.

Y de manera muy especial, para ellos, un mensaje de afecto, de reconocimiento.

Quiero saludar a las niñas y niños que hoy están iniciando este ciclo escolar, y que como ustedes, en esta Escuela José Vasconcelos, en donde nos encontramos, hoy, 26 millones de niñas y niños de educación básica están regresando a las aulas para este Ciclo Escolar 2015-2016.

Para todas ellas, desde aquí, mi saludo cordial, mi deseo de éxito a lo largo de este ciclo escolar.

Señoras y señores.

Señores representantes de los medios de comunicación:

Hoy, nos convoca aquí, en Guerrero, particularmente en esta comunidad de Coyuca de Benítez, saludo a su presidente municipal, que está aquí, con nosotros, y que nos ha convocado ya en otros momentos a encontrarnos, precisamente, en este lugar, en este municipio, no por el motivo que hoy nos convoca, sino porque atrás, cuando tuvimos aquí el Huracán Manuel, los efectos y demás, hubo devastación en varias partes de este estado, tuvimos oportunidad de estar aquí, para iniciar la reconstrucción por los daños entonces ocasionados en este municipio y en otros más del Estado de Guerrero.

Pero ahora, nos convoca regresar aquí, precisamente, a esta Escuela José Vasconcelos, aquí, en Guerrero, para desde aquí, inaugurar el Ciclo Escolar 2015-2016.

Hacerlo al lado de los alumnos de esta escuela, hacerlo al lado de los padres de familia y hacerlo al lado de las y los docentes de esta escuela; hacerlo también al lado de quienes son autoridad.

Saludo también al Presidente de la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados que hoy nos acompaña, a Jorge Membrillo, a quien le agradezco también su presencia.

Y estamos aquí y, desde aquí inaugurar este ciclo escolar.

Y poner en contexto y en relevancia la trascendencia que tiene para el desarrollo y el progreso de nuestra Nación la Reforma Educativa que estamos poniendo en marcha.

Son varias las reformas que hemos logrado materializar desde el inicio de esta Administración.

Varias que están dedicadas realmente a fortalecer los pilares y los cimientos que permitan que México pueda tener mayor crecimiento.

Pero dentro de todas ellas, sin duda la más importante, la de mayor calado y la de mayor trascendencia para el presente y especialmente futuro de nuestro país, es la Reforma Educativa.

La Reforma Educativa está pensada y diseñada para que realmente nuestra niñez y juventud reciba una educación de mayor calidad; para que los niños y jóvenes de México estén mejor preparados, tengan más herramientas, mayores capacidades y habilidades desarrolladas durante su etapa formativa, que les permita realmente incorporarse con mayor éxito en las exigencias del mundo del mañana. Esa es la trascendencia de la Reforma Educativa.

Por eso celebro encontrarme en esta escuela, en donde ustedes son testigos de cómo se va materializando en esta escuela, como hay miles de escuelas en todo el país que viven y son ya objeto del alcance de varios programas que derivan, precisamente, de la Reforma Educativa.

Hoy están regresando a clases 26 millones de niñas y niños a estudiar la primaria y la secundaria.

Hoy lo están haciendo con un ánimo muy renovado, porque estoy seguro que después de haber tenido semanas ya de vacaciones, están deseosos de regresar a clases.

No siempre da mucho gusto regresar a la escuela, pero al mismo tiempo también lo da, porque después de tener un descanso largo, también uno se cansa de tanto tiempo descansar.

Y por eso, yo les quiero preguntar:

¿Están contentas y contentos de regresar a la escuela?

No se les ve con muchas ganas.

O será que el calor ya los tiene un poco cansados el día de hoy.

Pero yo estoy seguro que lo están y además les quiero desear un gran éxito a lo largo de este ciclo escolar.

Que tengan presente, niñas y niños de México, que lo que están haciendo es realmente, en esta etapa de su vida, estar asimilando conocimiento, estar encontrando formas para su desarrollo personal, para darle cauce y curso, realmente, a sus habilidades propias, innatas en cada uno de ustedes, para que encuentre cada uno de ustedes su propia vocación, y en esta etapa de su formación reciban herramientas necesarias para tener éxito el día de mañana.

Y que la Reforma Educativa está orientada a este propósito, especialmente para que tengan ustedes mejores herramientas.

Déjenme poner en contexto, y por lo menos compartir con ustedes varias de las acciones de política pública que derivan, precisamente, de la Reforma Educativa, pensada en la niñez de nuestro país.

Primero. Estamos dedicando esfuerzos que derivan de la Reforma Educativa para tener mejores escuelas.

Hoy, al recorrer, o más bien, para venir a este lugar donde nos encontramos, en el recorrido que hice del punto al que llegamos, pude apreciar esta escuela, la belleza de esta escuela.

Donde se han dedicado recursos que derivan de la reconstrucción que hicimos de varias escuelas que se vieron afectadas aquí por el Huracán Manuel, pero, también, que son escuelas que están recibiendo recursos que derivan de la Reforma Educativa para que haya espacios y aulas más dignas y más decorosas, donde nuestra niñez recibe educación.

Hoy, tenemos dos programas dedicados a este objetivo: la escuela o el Programa Reforma Educativa, que lleva el nombre, precisamente, de la reforma de mayor calado, para arreglar las escuelas y las aulas.

Y el Programa de Escuelas Dignas, que también está orientado a dignificar los espacios, a mejorar los espacios donde nuestros niños reciben educación todos los días; que haya escuelas, que haya áreas recreativas, que haya baños limpios; que haya, en pocas palabras, espacios que sean modelo y que sean expresión de lo que queremos lograr en nuestra niñez: educación de calidad, espacios dignos y de calidad donde nuestros niños se puedan formar.

Hoy, también, dedicamos esfuerzos para que más escuelas formen parte del Programa de Escuelas de Tiempo Completo. Son escuelas que tienen ampliado las horas, no sólo para estudiar, sino para tener o dedicar tiempo a otras actividades de carácter cultural, recreativo, de eventualmente aprender algún otro idioma, de tomar cursos de computación, de tener espacios para el deporte; y de, además, poder hacer en estas escuelas de tiempo completo, ahí mismo, sus alimentos todos los días, garantizando con ello que reciban una alimentación nutritiva y oportuna para quienes asisten a estas escuelas de tiempo completo.

Hoy tenemos en el país 23 mil escuelas de tiempo completo, en donde la niñez tiene espacios ampliados, precisamente, para estas actividades que ya he señalado, actividades culturales, recreativas, pero también para tener diariamente una alimentación mucho más nutritiva.

Estamos llegando con la tecnología.

El siglo pasado, el Siglo XX, que parece que fue muy lejano, pero está aquí cerca, hace apenas algunos años. En ese Siglo XX el gran reto y uno de los grandes precursores de la transformación del modelo educativo en México fue precisamente el personaje a quien esta escuela le ha dado nombre: José Vasconcelos.

Un gran promotor de la educación, pero sobre todo de hacer de la educación el arma, el elemento más importante que dé a nuestra niñez las capacidades para realmente ser parte del desarrollo de nuestro país en el éxito personal que cada niña, cada niño, joven, tenga en su etapa futura.

Y en ese entonces el gran reto que había en México era lograr que hubiera la debida alfabetización. Éramos un país donde más de tres cuartas partes, es decir, tres de cuatro mexicanos no sabían leer y escribir.

Y el gran reto de la reforma, más bien, el gran reto de la educación de ese entonces era llegar con escuelas a toda la geografía nacional, que nuestra niñez realmente tuviera la oportunidad de acceder a una educación. Y eso ha ocurrido ya.

Ese quizá sea el gran mérito del Siglo XX. Pero hoy en este Siglo XXI, hoy estamos en otra etapa de alfabetización, que tiene que ver con el uso de las tecnologías de la información, con el acceso a Internet.

Hoy no basta con saber leer y escribir. En esta era es fundamental tener acceso al conocimiento universal, que permiten, precisamente, las tecnologías de la información.

Y por eso emprendimos un programa para entregar tabletas a los niños de quinto y sexto de primaria, de quinto y que la llevan hasta sexto de primaria.

Hemos entregado ya un millón de tabletas que, sin duda, facilita el proceso de educación y formación de nuestra niñez.

Y para este ciclo escolar 2015-2016, estaremos entregando en 15 estados de la República, prácticamente un millón 100 mil tabletas más.

De esta manera, avanzamos a través de este instrumento en una forma realmente de acercar las tecnologías de la información, el acceso a Internet, a la niñez de nuestro país.

Y un cuarto punto de especial relevancia. Yo diría, quizá el más, que tiene que ver dentro del alcance de la Reforma Educativa, es aquella parte dedicada, precisamente, a que nuestras niñas y niños tengan maestros que estén mejor preparados, con mayor solidez en la formación que reciben para transmitir conocimientos a nuestra niñez.

Las maestras y maestros de México son los actores protagonistas de la Reforma Educativa. En ellos descansa realmente el éxito y alcance de la Reforma Educativa.

Por eso, yo celebro y hago desde aquí amplio reconocimiento a las maestras y maestros de México, que han hecho suya la Reforma Educativa, que participan con ella, y que eso permitirá que nuestra niñez y juventud tenga una educación de mayor calidad.

Muchas gracias a las maestras y maestros de México por ser parte y ser protagonistas de esta Reforma Educativa.

De esta manera, con estos cuatro puntos aquí señalados, para destacar quizá algunos de los más relevantes de lo que implica la Reforma Educativa, hoy, estamos iniciando este ciclo escolar.

Y yo celebro hacerlo, precisamente, aquí, en Guerrero, un estado que ha pasado por momentos adversos; un estado que se ubica dentro de la geografía de nuestro país, que junto con otros estados, enfrentan mayor rezago social.

Que será tarea, y lo es permanente del Gobierno de la República, ahora y a partir de otras acciones que estaremos emprendiendo para focalizar esfuerzos diversos en favor de impulsar el desarrollo del Sur del país.

Ésta es la tarea y reto que tenemos por delante.

Pero, sin duda, lo más importante es que aseguremos que la Reforma Educativa esté presente en toda la geografía nacional.

El Gobierno de la República tiene un mandato que establece nuestra Constitución, y que es muy puntual y claro, que es, precisamente, instrumentar y materializar la Reforma Educativa para que realmente lo que aquí he señalado, los puntos y alcances concretos de ella, los tengan todas las niñas y niños de nuestro país.

Nuestra niñez, yo estoy seguro, y lo saben los padres de familia aquí presentes, y de todo el país, es lo más importante, son lo más importante.

Nuestras niñas y nuestros jóvenes, es lo que más queremos, por lo que luchamos todos los días.

Lo que más nos importa en la vida son, precisamente, nuestros hijos.

Y, por eso, la Reforma Educativa tiene este alcance, el formarles, el prepararles, el abrirles camino para que el día de mañana, y muy pronto, tengan éxito en cualquier tarea, en cualquier empleo, en cualquier cosa que decidan llevar a cabo en su vida mayor, adulta y profesional.

Lo importante es que tengan realmente, insisto, todas estas herramientas. Y eso es lo que busca la Reforma Educativa.

Por ello, aprecio la participación que tienen las maestras y maestros de México; y los padres de familia que ahora no son solamente espectadores de lo que ocurre en la escuela.

Los padres de familia participan en la comunidad escolar en varias de las decisiones que se dan a través de la Reforma Educativa, en los recursos que se canalizan, ya no a instancias de gobierno, a instancias sindicales, sino directamente a cada escuela, a cada comunidad formada por maestras y maestros, por padres de familia, para decidir en qué invierten esos recursos que les permita, realmente, tener una mejor escuela en beneficio de los estudiantes.

Por eso, a las maestras y a maestros, a los padres de familia, y a la comunidad escolar, vaya mi mayor reconocimiento, mis deseos de éxito en este ciclo escolar que está iniciando, y porque realmente la Reforma Educativa sea un instrumento, sea realmente un medio de que realmente depare a nuestros niños un mejor futuro para bien de México.

Muchísimas felicidades.

Dicho lo anterior, voy a proceder, si me lo permiten, desde Guerrero, desde Coyuca de Benítez aquí, en el Estado de Guerrero, hacer la declaratoria inaugural del Ciclo Escolar 2015-2016.

Hoy, 24 de agosto de 2015, es un gusto declarar inaugurado el Ciclo Escolar 2015-2016, en el que 26 millones de niñas y niños van a escuela, regresan a la escuela, y algunos otros inician esta etapa de formación de su vida en el nivel básico de nuestro país.

Deseo que este ciclo escolar realmente permita que en alcance a los beneficios de la Reforma Educativa, les prepare y forme de mejor manera para los retos del día de mañana.

Y deseo que este ciclo escolar sea de éxito, sea de prosperidad para la educación de nuestro país.

Que esta Reforma Educativa realmente se materialice en las miles de aulas a donde hoy 26 millones de alumnos regresan para este ciclo escolar. Y que todo ello sea para bien de México.

La Reforma Educativa va.

La Reforma Educativa sigue su curso y será para beneficio de las niñas y niños de México, y para bien de todo el país.

Felicidades y muchas gracias.