Señoras y señores:

Muy buenas tardes a todas y a todos ustedes.

Es un gusto estar aquí, en Baja California, en la oportunidad de encontrarme nuevamente con esta gran Confederación Nacional de Organizaciones Ganaderas.

Muchas gracias, señor Gobernador del Estado de Baja California, por su hospitalidad.

Me da gusto saludar al señor Gobernador del Estado de Chihuahua, que acompaña este acto.

Y a la dirigencia de esta Confederación, particularmente, a Oswaldo Cházaro, en la oportunidad que me da de estar con ustedes.

Debo confesarles que ajeno al conocimiento de un servidor, por la dinámica, originalmente no estaba previsto que estuviera, como él ha señalado, invariablemente he estado con ustedes, lo que es para mí una gran distinción, pero Oswaldo se encargó de que me enterara, que supiera y que viniera.

Gracias, Oswaldo, por darme la oportunidad de estar aquí, con todas estas delegaciones de todo el país, de quienes están en la actividad ganadera de México.

Quiero saludar a todos los funcionarios del Gobierno de la República.

Del Gobierno del Estado de Baja California.

A los Alcaldes que están aquí presentes, de Playas de Rosarito y de municipios de esta entidad.

A dirigentes de organizaciones agropecuarias, que aquí nos acompañan; a Benjamín.

Y a distintos funcionarios de órdenes de Gobierno.

A las y los Legisladores Federales, locales que están aquí presentes.

A nuestros delegados Federales.

Pero, particularmente, quiero saludar a toda esta gran representación de los ganaderos de México.

A las delegaciones que de todo el país se dan cita en este encuentro, en esta Convención Anual que realizan, y saludar también a sus familias, que sé que les acompañan en este acto.

Siempre es para el Presidente de la República y para un servidor motivo de especial alegría y satisfacción poder encontrarme con ustedes, y poderles saludar y acompañar el éxito y el logro que están teniendo dentro de esta actividad.

Es un gusto estar con ustedes.

Muchas gracias.

La productividad, y aquí voy a recoger quizá ya mucho de lo que se ha dicho, o algo de lo que se ha dicho, pero traigo algunos anuncios importantes que hacer, quizá nos tome algo de tiempo, espero no tanto.

Pero, después de venir acá, a quizá el punto geográfico más distante de la capital del país, del territorio nacional, siempre creo que es en este encuentro ocasión para poder compartir con ustedes distintos anuncios de política pública que el Gobierno de la República estará llevando para seguir apoyando y respaldando a este sector.

La productividad de este sector está directamente relacionada con la capacidad de innovar y adoptar nuevas tecnologías y mejores prácticas.

Y son, precisamente, los jóvenes, los mejor preparados para llevar a esta industria al siguiente nivel de desarrollo.

De hecho, vamos por buen camino. La ganadería es hoy una de las grandes fortalezas productivas de nuestro país.

La industria ganadera representa la mitad del valor bruto de la producción agropecuaria: 110 millones de hectáreas. Más de la mitad del territorio nacional se dedican a esta actividad.

Más de seis millones de personas están empleadas directamente en la ganadería, produciendo más de seis millones de toneladas de carnes de pollo, res, cerdo, cabra y borrego.

Es significativo que esta Asamblea se lleve a cabo aquí, en Baja California, uno de los principales productores de carne en canal, y además una de las zonas fronterizas de mayor dinamismo mundial.

México vive un auge exportador sin precedentes de productos agroalimentarios, incluyendo los cárnicos.

En 2015, se exportaron cerca de un millón de bovinos en pie, y cerca de 400 mil toneladas de carne de res y de cerdo.

Nuestro país se mantiene y reafirma, y estará escalando seguramente mejores posiciones, pero es hoy el séptimo productor de proteína animal en el mundo, destacando como el quinto productor de carne de pollo y el sexto de carne de res.

Lo he dicho antes, y hoy lo reitero: estos éxitos no son del Gobierno; son de ustedes, los ganaderos de México.

Me complace constatar que cada vez es mayor el valor agregado de los productos ganaderos de nuestro país, el impulso que se le ha dado a la exportación de carne en canal y en cortes es un ejemplo claro de un mejor aprovechamiento del mercado agropecuario.

En un ejercicio de rendición de cuentas, les informo el avance de cinco medidas puntuales, tomadas por el Gobierno de la República, para respaldar su esfuerzo y determinación.

En primer lugar. Seguimos acompañando la transformación del sector, con inversión orientada a elevar su productividad.

En 2015, a través del Programa de Fomento Ganadero, se destinaron recursos por casi cuatro mil millones de pesos, en beneficio de más de 330 mil productores, de los cuales 15 por ciento son mujeres.

Permítanme destacar también que la Reforma Financiera ha implicado un cambio profundo en el otorgamiento de crédito a este sector. El mayor acceso de financiamiento de la banca privada y de la banca de desarrollo se traduce en que por cada peso invertido por los productores pecuarios están llegando casi seis pesos al sector.

Este esquema ha permitido que, en 2015, la inversión de los productores, de 635 millones de pesos, se convirtiera en tres mil 500 millones de pesos para recursos productivos.

Estos esquemas fueron aprovechados por cerca de siete mil productores.

Expreso mi más amplio reconocimiento a las instituciones de la banca de desarrollo y, en particular, a la Financiera Nacional de Desarrollo y al FIRA por su contribución a la modernización del sector ganadero.

En segundo lugar. Como lo anuncié desde el principio de mi Administración, hemos puesto especial énfasis en la investigación y desarrollo tecnológico para alcanzar una mayor productividad.

Como les adelanté hace un año, durante 2015 pusimos en marcha en Michoacán el Centro Nacional de Referencia Genómica; y, en Hidalgo, entró en operaciones el Centro de Desarrollo Ovino Integral.

Se trata de centros que ya son reconocidos a nivel internacional por su calidad y su profesionalismo, en la innovación y el desarrollo tecnológico.

En tercer lugar. Hemos seguido mejorando el marco regulatorio de los rastros y modernizando sus instalaciones.

Entre los avances más recientes destaca la publicación de la Norma Oficial Mexicana, para garantizar la trazabilidad e identificación del ganado, que será obligatoria a partir de noviembre próximo.

Esto permitirá o significa que la Secretaría de Agricultura podrá conocer con precisión el origen de la carne que se consume, asegurando su mayor control sanitario.

Todo aquel producto cárnico o toda producción que haya del sector ganadero, a través, precisamente, de esta norma que permite la trazabilidad, es decir, el seguimiento de cada producto que se consume, el origen del mismo: qué animal y de qué lugar viene precisamente la carne que se está consumiendo.

Además, en los últimos dos años, hemos apoyado la modernización de 69 instalaciones para que cumplan con las normas Tipo Inspección Federal, TIF, y puedan acceder a los mercados internacionales.

Quiero anunciarles que complementaremos estas labores con la modernización de mil rastros municipales.

La SAGARPA establecerá un programa que permita que sus productos cumplan con las normas sanitarias

Además, en el marco de las mejoras regulatorias, le he dado indicaciones al titular de la SAGARPA para que concluya, en el corto plazo, el proceso de normas para los productos lácteos.

También la SAGARPA trabajará para que tengamos normas similares para la comercialización de productos cárnicos antes de la próxima Asamblea de esta Confederación.

La cuarta medida que me gustaría informar y de la que nos sentimos particularmente optimistas, es el fortalecimiento de los mercados de productos pecuarios, a partir del establecimiento de centros de mercadeo o de centros mejor conocidos como de subastas.

En ellos, todos los ganaderos, especialmente los pequeños productores, podrán participar en subastas con entrega inmediata, así como establecer contratos para entregas a futuro.

De lo que se trata y lo que estamos buscando a través de este mecanismo, es que el productor gane más y no los intermediarios.

Tal y como ocurre en los principales centros de producción y consumo del mundo, estos mercados disminuirán la volatilidad de los precios y permitirán una administración de riesgos mucho más efectiva.

Este año, empezaremos con la habilitación de 10 centros de subastas en los principales estados productores. Y lo que estamos buscando y el objetivo es que al final de esta Administración haya al menos uno en cada entidad.

Señoras y señores:

El Gobierno continuará siendo un aliado para que el sector ganadero produzca con suficiencia y cada vez mayor calidad, los alimentos que necesita el país, que consumen las familias mexicanas y los que, además, ofertamos a todo el mundo.

Por ello, también quiero concluir con más buenas noticias para el sector.

Con el acuerdo que hoy han firmado la Confederación y SAGARPA, el ganado de más de un millón de productores, de las 32 entidades federativas del país, estará más seguro.

Por primera vez en la historia del sector, toda cabeza de ganado, inscrita en el Padrón Ganadero Nacional, que suman alrededor de 38 millones, podrá ser asegurada contra sequías, inundaciones u otros desastres naturales, protegiendo de esta manera el patrimonio de los productores.

Pero, algo adicional, no sólo vamos a asegurar las cabezas de ganado, sino que vamos también a otorgar, dentro de este esquema de aseguramiento, un seguro de vida para los productores; queremos que 800 mil pequeños productores agrícolas, ganaderos y acuícolas estén debidamente asegurados.

Este seguro brindará protección a los jefes y jefas de familia que están a cargo de sus unidades económicas.

La segunda buena noticia para los ganaderos y para todos los que se dedican a la actividad agrícola es que en unos minutos más firmaré un decreto para otorgar facilidades administrativas a los concesionarios o asignatarios para la explotación de aguas nacionales.

Con él, la SAGARPA, la CONAGUA y la Comisión Federal de Electricidad, brindarán facilidades a los productores para tener vigentes sus permisos de extracción de agua.

Con esta medida se podrán regularizar alrededor de 90 mil pozos agrícolas y pecuarios y, por lo tanto, tendrán derecho a la electricidad, pagando tarifas de estímulo para bombeo de agua agrícola.

Además, como parte de una estrategia de reducción de cartera vencida de Comisión Federal de Electricidad, una vez regularizados podrán obtener un apoyo especial de hasta la mitad de su adeudo de energía eléctrica, así como la facilidad de pagar el resto a meses sin intereses.

Y, finalmente, una tercera noticia, es que con una inversión del orden de tres mil millones de pesos SAGARPA y CONAGUA tecnificarán el riego de 100 mil hectáreas más, así como la modernización de equipos de bombeo.

La meta original, que vale la pena recordarla, porque estamos muy cerca de cumplirla, y hoy vamos por más, la meta original era tecnificar 450 mil hectáreas en todo el sexenio, a la fecha llevamos 420 mil y con esta acción llegaremos a 520 mil hectáreas. Estamos fijando una meta más alta, más arriba, y que habremos de cumplir.

Finalmente, debo decir que este conjunto de medidas en beneficio de los ganaderos confirma el compromiso que tiene el Presidente de la República, que tiene el Gobierno de la República con la familia ganadera de México.

Recuerden, como se los he señalado, se los he expresado en otros encuentros, en los que he tenido la oportunidad de estar con ustedes: tienen, ustedes, los ganaderos de México a un firme aliado en el Presidente de la República, tienen un aliado incondicional, y está trabajando para que juntos sigamos impulsando la transformación de México y, particularmente, la transformación de la ganadería nacional.

Felicidades a todos.

Y ahora, si me lo permiten, voy a proceder a la declaratoria inaugural de este evento, reiterando mi agradecimiento a Oswaldo Cházaro, por insistir y asegurar que el amigo de los ganaderos estuviera con ellos; que el Presidente estuviera aquí, con todos ustedes, en esta Asamblea anual.

Y por ello para mí es motivo de gran distinción y honor, aquí, en Playas de Rosarito, Baja California, hoy, 9 de mayo de 2016, declarar inaugurada la 80 Asamblea General Ordinaria de la Confederación Nacional de Organizaciones Ganaderas, con la certeza de que sus trabajos, propuestas y acuerdos habrán de contribuir de forma decisiva a seguir construyendo un sector agroalimentario más justo, más productivo, más rentable para las familias que están dedicadas a esta actividad, más sustentable. Y, con todo ello, seguir contribuyendo al desarrollo y progreso de México.

Felicidades a todos.