Excelentísimo señor Barack Obama, Presidente de los Estados Unidos de América; excelentísimo señor Stephen Harper, Primer Ministro de Canadá.

Muy distinguidos invitados a este encuentro con representantes del ámbito público, privado y social, que han acompañado a la construcción de una América del Norte mucho más sólida, más competitiva y que propicie mayor desarrollo para nuestros habitantes.

Señores representantes de los medios de comunicación.

México, los recibe con los brazos abiertos para celebrar la Cumbre de Líderes de América del Norte, Toluca 2014.

Además de ser ésta mi entidad natal, donde también recibí la confianza ciudadana para ser Gobernador de esta entidad, éste, el Estado de México, es un claro símbolo de la integración productiva de Norteamérica.

Por su ubicación geográfica y conectividad, aquí se han establecido avanzados complejos automotrices e importantes centros logísticos. Ambos, son ejemplo de las cadenas globales de valor que distinguen a Norteamérica.

Por ello, desde Toluca, los tres líderes de América del Norte ratificamos hoy nuestro compromiso de posicionar a nuestra región como una de las más dinámicas y competitivas del mundo.

Celebro reunirnos en este encuentro con destacados representantes de la academia, del sector privado y de la sociedad civil de Norteamérica.

La participación de todos ustedes ha sido vital para acercar a Canadá, a Estados Unidos y México.

Con visión clara, todos ustedes impulsaron desde sus inicios la gran idea que hoy nos reúne: una América del Norte integrada, con metas y esfuerzos compartidos.

Reconozco, también, a los presidentes y directores ejecutivos de empresas de nuestras naciones, quienes dan vigencia y vitalidad a la región.

En 2014 se cumplen 20 años del Acuerdo de Libre Comercio de América del Norte. Iniciativa económica que marcó un cambio trascendental en los esquemas globales de cooperación comercial.

En su momento, constituyó la zona de libre comercio más grande del mundo, dando un impulso sin precedentes a los intercambios, a la inversión regional y a la creación de millones de empleos.

Con el mismo espíritu innovador, dos décadas después estamos obligados a ir más allá y potenciar juntos los avances de cada uno de nuestros países, que están teniendo en lo individual.

Por ello, los ejes temáticos de esta séptima Cumbre son muy claros:

Uno. Prosperidad incluyente y compartida.

Dos. Nuevas áreas de oportunidad.

Tres. Seguridad ciudadana.

Y cuatro. Temas regionales y globales.

A partir de estos cuatro ejes trabajaremos hoy para impulsar el crecimiento económico de nuestros países y la generación de empleos de calidad, y con ello elevar las condiciones de bienestar de nuestras sociedades.

Señores y señores.

Canadá, Estados Unidos y México, compartimos fortalezas que nos mueven a ir hacia adelante.

Somos una comunidad de más de 450 millones de habitantes, donde destaca el talento y la creatividad de nuestra gente.

Los intercambios comerciales de los tres países superan un millón de millones de dólares al año: un billón, en español, un trillón en inglés.

Contamos con el impulso de nuestros emprendedores y la capacidad de innovación tecnológica de nuestras universidades y de grandes empresas.

Contamos con principios e instituciones que nos identifican como democracias sólidas, contamos con vastos recursos naturales y nuevas oportunidades para aprovecharlos de manera sustentable.

Todos estos son factores que integran una base sólida para la región de Norteamérica, y hacer que ésta sea más atractiva y competitiva en el mundo entero, en los próximos años.

Yo los invito y convoco con respeto, para que cada uno, desde su distinto espacio de actuación y de responsabilidad, trabajemos para hacer de Norteamérica una región más competitiva y más próspera en beneficio de nuestros habitantes.

Muchas gracias.