Señoras y señores:

Muy buenas tardes a todas y a todos.

Quiero agradecerle al Presidente James Quincey, de Coca-Cola, su presencia y esta amable invitación para acompañarles en la inauguración de este Centro de Innovación y Desarrollo aquí, en nuestro país, que habrá de operar para México y para América Latina.

Le agradezco, de igual manera, a Francisco Crespo esta amable invitación.

Y a quienes hoy nos acompañan, compañeros del Gabinete del Gobierno de la República, funcionarios de distintos ámbitos de Gobierno.

A los embotelladores, representados aquí por don Ernesto, y a quienes hoy están aquí presentes, que, sin duda, forman parte de esta gran familia de Coca-Cola en nuestro país.

A legisladores federales.

Y, sobre todo, a quienes laboran en este Centro de Innovación y Desarrollo.

A quienes son parte de la familia Coca-Cola.

A quienes son invitados especiales.

Les saludo con respeto y con afecto, y ofreciendo, en primer lugar, una muy sentida disculpa por mi retraso.

En mi arribo, hoy, por la mañana, todavía pudimos avisar a los directivos de este retraso. Pero yo sé que a lo mejor ya fue muy difícil para quienes eran sus invitados hacerles saber que habría de llegar un poco más tarde de la hora originalmente prevista. Apelo a la comprensión de todas y de todos.

Le agradezco a James Quincey que haya hecho una parada un poco desviada, pero se aprecia el que esté aquí, en nuestro país, para estar presente en la inauguración de este centro, de Boston a Londres, pero se desvió ligeramente hacia México para estar hoy aquí, acompañándonos.

Muchas gracias.

Y déjenme, en mi intervención, en primer lugar, hacer amplio reconocimiento a Coca-Cola, una empresa de presencia global.

Una empresa que está en más países, le decía yo a Francisco, hace un momento, de los que integran Naciones Unidas, en 200 países. Me decía que solamente no están en Corea del Norte, y no están en Cuba. En pocas palabras, están en todos lados, menos en esos países, por ahora, por ahora.

Es más fácil definir o dónde no están, que dónde están, y en ello decir que agradezco que esta presencia de esta empresa en todo el mundo siga haciendo de México un lugar donde siguen creciendo sus inversiones, donde crecen y creen en nuestro país, a partir de lo que amablemente, ustedes, han aquí mencionado en las intervenciones de los directivos de esta empresa.

Porque ven en México una opción para invertir; porque ven en México una perspectiva de crecimiento y desarrollo, y que porque ven en México un lugar confiable donde seguir invirtiendo.

De hecho, en los 90 años que tiene presencia en nuestro país, han anunciado muy recientemente, como aquí se refirió, un plan de inversión del 2014 al 2020, de ocho mil millones de dólares, mil millones de dólares por año.

Y que está inversión, no sólo está destinada a expandir sus centros de distribución, sus centros de manufactura, sino que ahora están, también, comprometidos con lo que es la investigación, la innovación y el desarrollo tecnológico, la aplicación del conocimiento, precisamente, ahora en los productos que oferta esta empresa, para que sean de mayor calidad y para que vayan en beneficio de la salud de nuestra sociedad y de la sociedad mundial. Ese es el compromiso que tiene Coca-Cola.

Coca-Cola es una empresa emblemática, es una empresa ampliamente conocida. Pero, hoy, es una empresa, que, sin duda, recoge valores importantes y relevantes que deben tener cabida en todas las empresas del Siglo XXI.

Es una empresa que crece, una empresa que tiene visión para seguir expandiéndose. Pero también es una empresa que apuesta a la innovación, que apuesta a la investigación, y una empresa que asume, además, responsabilidad social.

Y eso es lo que ha quedado aquí testimoniado en quienes me han antecedido, como directivos de esta empresa, en el uso de la palabra.

Han dejado ver que no sólo están decididos a mejorar los productos que ofrecen a la sociedad consumidora de nuestro país y del mundo entero, y de América Latina, en particular, sino también acompañar los esfuerzos que la sociedad civil y el Gobierno de la República estamos emprendiendo para que nuestra sociedad esté mejor alimentada, con mejores alimentos y más balanceados y nutritivos.

Y por eso la presencia hoy aquí del señor Secretario José Narro Robles, señor Secretario, pero hoy está aquí porque están por lanzar esta campaña, y son compañeros, pero son compañeros y están por lanzar esta campaña.

Dejo aquí testimonio de reconocimiento, de gratitud a esta empresa global por acompañar estos esfuerzos, junto con otras empresas que se suman a esta tarea de asegurar que realmente en nuestro país tengamos menos obesidad, sobre todo, en la niñez y juventud de nuestro país; que realmente podamos combatir este flagelo y esto que lastima realmente la salud de los mexicanos y que pueda tener nuestra sociedad el consumo cada día más de mejores productos, como los que está comprometido a llevar a cabo y a producir esta empresa global.

Esta inversión, la que aquí se hace, más allá del monto que tiene, hay que decir que Coca-Cola es una de las empresas globales con presencia en México que genera un importante número de empleos: 92 mil empleos directos, a través de sus embotelladores, de las empresas embotelladoras, que participa justamente de la distribución de los productos de Coca-Cola y que generan este nivel de empleo.

Que además las inversiones aquí comprometidas se suman a las que hemos tenido registradas en lo que va de esta Administración.

Y éste es un dato bueno e importante, porque como reza el lema de lo que fue mi Cuarto Informe de Gobierno: las cosas buenas casi no se cuentan, pero cuentan mucho, y decir que hoy tenemos más inversión en nuestro país, como no la habíamos tenido antes, y que está generando más empleo, es importante resaltarlo, porque muchas familias mexicanas, muchos mexicanos, hoy están encontrando espacio laboral y espacio de realización profesional y personal.

Déjenme darles el dato, ya ha referido Ildefonso lo que es la inversión en el sector refresquero, que está en consonancia con la Inversión Extranjera Directa que tenemos en otros ámbitos: 120 mil millones de dólares en lo que va de esta Administración.

Qué significa esto.

Cincuenta por ciento más de la inversión registrada en el mismo periodo de la Administración anterior. Esto da cuenta y acredita que se han construido condiciones para que las empresas decidan invertir en México.

Y en esta gran competencia que hoy el mundo está experimentando, lo que decía Francisco en su intervención, sin duda, el que México sea opción de inversión es porque está compitiendo con muchas otras naciones en el mundo, que en las inversiones que realizan empresas globales con presencia mundial están definiendo dónde llevar sus inversiones.

Y, hoy, México acredita, a partir de lo que hoy se está invirtiendo y registrando, que tiene condiciones óptimas y favorables para esa inversión.

Esto también va en consonancia con la generación de empleos.

Hoy les quiero compartir un dato muy positivo. Por cierto, en mi conversación, diálogo que tuve con los jóvenes, a propósito de mi Cuarto Informe de Gobierno, les adelantaba ya, todavía no en cifras consolidadas, que era muy probable que el mes de agosto fuera el mes en el que más empleo, para un mes de agosto, se hubiese generado.

Hoy estoy aquí para confirmarles este dato y, además, darles la cifra de empleos: 118 mil nuevos empleos se registraron en el mes de agosto.

Qué significa esto.

Que ha sido el mes de agosto de toda la historia de nuestro país en el que se generan mayor número de empleos.

Sumados a los que se han generado en esta Administración, en tres años nueve meses, llevamos ya dos millones 170 mil empleos formales. Esto no es ya sólo cuatro veces más los que se generaron en la administración anterior, sino 4.3 veces más los generados en la administración anterior.

Esto da cuenta de que el compromiso del Gobierno de la República está, precisamente, en crear las mejores condiciones para que llegue más inversión, para que se generen mayores espacios de oportunidad para los mexicanos.

La tasa de desempleo, también, que INEGI dio a conocer para el mes de junio, que es la última, fue de 3.8 por ciento, la más baja desde el 2008.

Es decir, hoy se está acreditando que a partir del compromiso que el Gobierno de la República tiene con la estabilidad de nuestra economía, y con favorecer e incentivar inversiones hacia nuestro país, hoy está viéndose reflejado este esfuerzo en dos aspectos importantes: más Inversión Extranjera Directa registrada en nuestro país, mayor número de empleos, menor tasa de desempleo y, sobre todo, hoy en la inversión que se hace en este centro, investigación y desarrollo puesta al servicio de los mexicanos, para que el conocimiento realmente se aplique, y ello vaya en beneficio del bienestar, o más bien, vaya en favor del bienestar de las familias mexicanas.

Yo quiero aquí, finalmente, sólo reiterar lo que ayer al haber hecho el anuncio de cambios en mi equipo de trabajo, fue la consigna dada, particularmente, al Secretario de Hacienda.

Tenemos que seguir trabajando en favor de la estabilidad macroeconómica.

El paquete presupuestal que el día de hoy estoy enviando al Congreso de la Unión para su debate y aprobación tiene estas premisas insertas, precisamente, la de cuidar nuestra estabilidad macroeconómica, de actuar con responsabilidad fiscal; el que no haya incremento a los impuestos existentes, sino que se mantengan en el compromiso que hice con los mexicanos y, sobre todo, elevar la calidad en el gasto que realice el Gobierno.

Esas son las premisas, esa es la consigna y ese es el compromiso que tiene el Gobierno de la República.

Con qué propósito.

Para que más empresas, las ya con presencia en México, como es Coca-Cola y otras más, sigan viendo en México un destino donde invertir, donde crecer, y ello genere condiciones de bienestar para nuestra sociedad.

A Coca-Cola: muchas gracias.

Muchas gracias por la amable invitación que me formularon para estar en la inauguración de este Centro de Innovación y Desarrollo.

Gracias por creer en México, por crecer con México, y de apoyar con sentido de responsabilidad social las tareas que estamos llevando a cabo en beneficio de la sociedad mexicana.

Finalmente, les comparto: yo soy un consumidor de sus productos, un consumidor cotidiano. Les puedo decir que el Presidente de la República toma Coca-Cola todos los días, Coca-Cola Light.

Espero que eso sea una buena publicidad para los productos de ustedes, o no lo sé ya. Pero me confieso como consumidor de sus productos.

Gracias por esta invitación.

Y felicidades a quienes habrán de estar aquí trabajando y laborando en este Centro de Innovación y Desarrollo.

Muchas gracias.