Excelentísimo señor Presidente de Argentina, Mauricio Macri, a quien saludo con gran afecto, con respeto y con amistad.

Y quiero agradecer todas las muestras de hospitalidad que ha dispensado a mi esposa, a la delegación oficial que me acompaña y a un servidor.

Saludar, en este espacio, a su muy distinguida esposa, Juliana. Gracias por estar presente.

Y a todas las autoridades del Gobierno de Argentina, a autoridades de las diferentes provincias y representantes empresariales que hoy están aquí, entre nosotros.

De igual manera, a la delegación oficial de México y a la delegación empresarial de México que hoy participa aquí, en Argentina, en el Foro de Negocios, que en un momento más habremos de inaugurar.

Mauricio:

Yo tenía preparado un mensaje, pero después de escuchar la forma tan elocuente a la que has hecho referencia o has referido la relación entre Argentina y México, yo quisiera también salirme un poco de lo originalmente previsto, subrayar la relevancia que tiene la relación entre ambos países.

Son dos naciones que históricamente han estado identificadas, que somos parte de una misma región al ser parte de Latinoamérica.

Somos geográficamente, a cierta distancia, pero con lazos entrañables que nos identifican, y cuando refiero a cierta distancia geográfica doy contexto a ello.

La distancia que hay, por ejemplo, de una de las regiones de México, de Tijuana hacia Asia, a países como Japón, o alguna de sus ciudades, es prácticamente la misma que hay entre Tijuana, lugar de origen, por cierto, del Embajador mexicano aquí, en Argentina, la misma distancia que hay de este punto de la geografía de México con Argentina.

Sin embargo, los lazos de identidad, de amistad y de relación son mucho más cercanos los que hay entre México y Argentina, porque para un mexicano que recorre esta distancia o de un argentino que por igual lo hace al visitar México, en ambos lugares, seguro estoy, se siente como en casa; es una ampliación y extensión de su propia casa.

Así nos sentimos hoy, al visitar aquí, Argentina, nos sentimos en casa, por la atención que nos has dispensado y por la amabilidad con la que las distintas autoridades y con quienes hemos dialogado el día de hoy nos han recibido en este encuentro.

Y creo tú has subrayado de manera muy importante lo que esta Visita de Estado representa en la relación entre Argentina y México, entre México y Argentina, es un paso en la construcción de una nueva etapa en la relación entre ambas naciones.

Y lo es a partir, justamente, de esta visión compartida que tenemos de hacia dónde ir y cómo construir prosperidad, justicia social y desarrollo para nuestras sociedades.

Creemos firmemente en nuestra democracia. Creemos en los valores fundamentales de respeto a la libertad; de respeto a los derechos humanos; de respeto a la diversidad y a la libre expresión.

Y, a partir de esa diversidad, que vemos como una fortaleza, es que construimos y encontramos o buscamos la vía para encontrar consensos, conciliar posiciones y avanzar en esta ruta que ambos Gobiernos compartimos, a partir de una misma visión.

Y, por eso, porque hoy nos identifica una visión de cómo construir y sobre qué fundamentos desarrollar prosperidad para nuestras sociedades, es que hoy estamos reencontrándonos como Gobiernos, en la relación histórica que hay entre nuestras naciones.

Muchas gracias por esta amable invitación. Pero muchas gracias más por, a partir de la voluntad política de tú Gobierno, encontrarnos, acompañarnos y construir juntos en favor de la prosperidad de nuestros pueblos.

Hago votos porque lo que hoy hemos signado, los distintos acuerdos, nos permitan, en la materialización de los mismos, lograr este propósito, y que ello depare gran desarrollo para el pueblo de Argentina y para el pueblo de México.

Dicho esto, quisiera invitar a todos los concurrentes a esta comida, y en el marco, además, de los 200 años de vida independiente de Argentina, brindar a la salud del Presidente Mauricio Macri, de su muy distinguida esposa; del bienestar del pueblo argentino y, sobre todo, a la fraternidad y amistad que identifican a Argentina y a México.

Salud.

Y muchas felicidades.