Muy buenas tardes a todas y a todos ustedes.
Saludo con respeto a los titulares de los Poderes Legislativo y Judicial, a través de los Presidentes de las Mesas Directivas del Senado de la República y de la Cámara de Diputados.

Señor Gobernador del Estado de Coahuila.

Señor General Secretario de la Defensa Nacional.

Señor Almirante Secretario de Marina.

Señor Secretario de Gobernación e integrantes del Gabinete del Gobierno de la República.

Muy distinguidos integrantes de este presídium.

Señores Legisladores Federales, locales.

Presidentes municipales.

Saludo con respeto a toda esta representación de la sociedad coahuilense que nos acompaña en esta ceremonia cívica del Día de la Bandera.

Señores Generales, jefes, oficiales, cadetes y personal de tropa.

Señores representantes de los medios de comunicación.

Saludo de manera muy particular a los integrantes jóvenes, niñas y niños de las escoltas que habrán de ser abanderadas el día de hoy.

Señoras y señores:

Es un honor conmemorar el Día de la Bandera al lado de las mujeres y hombres que han jurado defenderla, quienes la respetan y enaltecen con su diaria labor al servicio de la Patria.

El Ejército mexicano es una de las instituciones más respetadas y estimadas por nuestra sociedad. En sus integrantes, nuestra Bandera nacional está invariablemente en buen resguardo.

México cuenta con el compromiso indeclinable de sus Fuerzas Armadas para salvaguardar su soberanía, la seguridad interior y el Estado de Derecho.

En este marco, reitero mi reconocimiento a las instituciones del Estado mexicano encargadas de la seguridad: la Secretaría de Gobernación, la Secretaría de la Defensa Nacional, la Secretaría de Marina, la Procuraduría General de la República, la Policía Federal y el Centro de Investigación y Seguridad Nacional, por la aprehensión de uno de los delincuentes más buscados a nivel mundial.

Su detención es un claro ejemplo de la coordinación entre instituciones y el uso de sistemas de inteligencia; es decir, la aplicación de tecnologías y análisis de información que son elementos clave que caracterizan a la estrategia de seguridad y justicia del Estado mexicano.

Esta detención reafirma el compromiso que tiene el Gobierno de la República de emplear todas sus capacidades en el combate a la delincuencia organizada que lastima la convivencia de los mexicanos.

La aprehensión de uno de los capos del narcotráfico más buscados a nivel internacional acredita la eficacia del Estado mexicano, pero de ninguna manera debe ser motivo para caer en triunfalismos.

Al contrario. Este logro institucional nos alienta a seguir adelante, trabajando con pasión y entrega para demostrar que sí es posible lograr un México en paz.

En el marco de una de las fechas más emotivas de nuestro calendario cívico, este día inauguramos las instalaciones para el 105 Batallón de Infantería aquí, en Coahuila. Este campo militar cuenta con todo lo necesario para cumplir con la elevada misión que les ha sido encomendada.

A todas las mujeres y hombres de nuestro Instituto Armado, México les reconoce y agradece su entrega y lealtad permanentes.

Ustedes, soldados de México, al defender nuestra Enseña Patria protegen un baluarte de nuestro país.

Nuestra Bandera, el Escudo y el Himno Nacionales son los símbolos de México, nos representan como Nación, nos dan sentido de identidad y, sobre todo, orgullo de ser mexicanos.

El 24 de febrero de 1821 se proclamó el Plan de Iguala, con el que habría de consumarse la Independencia de México siete meses después. Ese mismo día ondeó por primera vez un estandarte que nos habría de dar identidad: la Bandera Trigarante. Una bandera que guió a los mexicanos hacia la libertad.

Desde aquel entonces, verde, blanco y rojo han sido los colores que nos identifican como mexicanos y nos distinguen ante el mundo.

En la Bandera está nuestro más profundo sentido de pertenencia. Simboliza transformación, porque su nacimiento marcó el inicio de la era independiente de nuestra nación.

Nuestra Bandera ha sido testigo a lo largo de casi dos siglos, de actos nobles y valientes para preservar la libertad de México, para defender los valores de nuestra República.

A la Bandera nacional le defendieron los Cadetes del Heroico Colegio Militar, con su vida misma, para impedir que fuera tomada por el invasor, durante la intervención extranjera, en 1847.

Es la Bandera que alentó al General Zaragoza y a sus tropas a triunfar en la Batalla de Puebla de 1862.

Son los mismos colores que defendió el Presidente Juárez frente a las ambiciones imperialistas.

Es la Enseña por la que arriesgaron su vida los Cadetes de la Heroica Escuela Naval Militar, en 1914.

En todos los episodios de la historia nacional, nuestro estandarte nacional ha movido a los mexicanos hacia adelante.

A lo largo de casi 200 años, la Bandera nos ha inspirado a amar y respetar a México y dar lo mejor de nosotros a la Patria.

Cuando vemos ondear nuestra Bandera, sentimos la emoción de formar parte de un país extraordinario. Nos sentimos unidos a millones de personas que, desde la escuela, el hogar o el trabajo, dan lo mejor de sí, para construir un mejor mañana.

La responsabilidad del Gobierno de la República es crear las condiciones para liberar la grandeza de México. Es apoyar a las mujeres y hombres de nuestro país para que puedan hacer realidad sus sueños y aspiraciones.

Con la aplicación eficaz de la ley, con reformas transformadoras, con acciones concretas y obras en todo el país, estamos trabajando para que madres y padres de familia tengan la tranquilidad de que sus hijos están seguros, de que crecerán sanos y con una educación de calidad que les permita abrirse paso en la vida.

Estamos trabajando para que con toda su capacidad y energía, los jóvenes logren su realización plena.

Todo lo que está haciendo el Gobierno de la República tiene un único objetivo: elevar la calidad de vida de las familias mexicanas.

Para eso estamos moviendo a México, para que todos los mexicanos puedan escribir su propia historia de éxito.

Señoras y señores:

El Día de la Bandera nos convoca a celebrar todo lo que nos da orgullo como mexicanos.

Amar a nuestra Bandera es amar a México. Es amar nuestra historia, nuestra cultura y tradiciones.

Honrar a nuestra Bandera, es honrar a los mexicanos. Es valorar el trabajo cotidiano de quienes se esfuerzan diariamente por construir un mejor país.

La grandeza de México está en cada uno de nosotros; en todos los mexicanos que nos sentimos identificados y unidos por nuestra Bandera.

La Bandera es orgullo que nos une. Es un llamado a formar parte de una generación que hace frente a los grandes desafíos de la Nación.

Nuestra Bandera es una inspiración para mover a México.

Este día debemos reconocer lo mucho que hemos logrado como país y comprometernos a seguir avanzando en su transformación.

Sigamos moviendo a México.

Sigamos poniendo en alto el nombre de nuestro país.

Sigamos celebrando, éste y todos los días, el gran orgullo de ser mexicanos.

Muchas gracias.

-MODERADORA: El Presidente de la República, acompañado por los integrantes del presídium, se dirige frente a las escoltas para llevar a cabo la Toma de Protesta de Bandera.

(TOMA DE PROTESTA DE BANDERA)

-MODERADOR: El Titular del Poder Ejecutivo de la Nación tomará la protesta al personal que con esta fecha asume el compromiso de custodiar a nuestra Enseña Nacional.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Ciudadanos, Generales, Almirantes, jefes, capitanes, oficiales, cadetes, personal de tropa y marinería; directores y estudiantes:

Vengo en nombre de la Patria a encomendar a su valor y patriotismo, y estricta disciplina esta Bandera, que simboliza su independencia, sus instituciones, la integridad de su territorio y su honor.

Protestan honrarla y defenderla con lealtad y constancia.

-VOCES A CORO: Sí, protesto.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Al concederles el amparo de su sombra y el honor de ponerla en sus manos, garantizo a la Patria, con fundamento en las virtudes que les reconozco, que como buenos y leales mexicanos, sabrán cumplir con su protesta.