Muchas gracias.

Excelentísimo señor Enrique Peña Nieto, Presidente de los Estados Unidos Mexicanos.

Señores representantes de los Poderes de Gobierno de los Estados Unidos Mexicanos.

Distinguidos miembros de las Delegaciones de Gobierno de los Estados Unidos Mexicanos.

Distinguidos miembros de la Delegación del Gobierno de la República de Panamá.

Invitados especiales.

Damas y caballeros.

Amigos todos:

Primero que todo quiero agradecer al Presidente Peña Nieto sus palabras cargadas de generosidad, de amistad y de afecto hacia Panamá y a todos los panameños, y todas las atenciones dispensadas en nuestra visita en el día de hoy.

Su hospitalidad se la agradezco a nombre de todos los panameños y a nombre de nuestra Delegación

Y, desde luego, le auguro a usted el mayor y el mejor deseo de que en los próximos años de su mandato, México continúe por el camino que ya usted ha trazado: el de la reforma y la modernidad.

Usted será recordado en México como el Presidente reformador. Y quién sabe, a los reformadores no se les ve en el momento en que hacen dichas reformas, porque los impactos son a más largo plazo.

Pero nosotros, desde afuera, hemos visto lo que se está haciendo en México y lo vemos como los pasos adecuados, en la dirección correcta y estoy seguro de que el pueblo mexicano sabrá reconocer a Enrique Peña Nieto como el gran reformador, a la altura de Benito Juárez, de Hidalgo y de muchos otros próceres mexicanos.

Realmente me siento muy honrado de estar aquí con ustedes hoy en día.

Pronto acaba mi mandato. Como Presidente de la República hice muchas promesas en campaña que me llevaron al triunfo, yo las llame: Los imperdonables.

Entre las promesas estaba cambiar la calidad de vida del pueblo panameño, y darle una oportunidad a los que menos tenían.

Es por eso que hemos podido en estos cinco años reducir la pobreza y pobreza extrema del 38 por ciento al 22 por ciento, y tener un crecimiento sostenido del nueve por ciento. Sin desempleo. Con una estabilidad monetaria, bueno, fiscal, para tener un déficit presupuestario únicamente del 3.1 por ciento.

Al no tener desempleo, acogemos con gran agrado y aprecio a las empresas mexicanas y a sus ejecutivos y trabajadores, al otorgarle a México la categoría de, la subcategoría de residente permanente a los ciudadanos mexicanos que deseen ir a Panamá.

De esta manera estamos seguros que se van a seguir incrementando las ya excelentes relaciones que existen entre las empresas mexicanas y Panamá.

Aprovecho la oportunidad para decirles que Panamá es un país lleno de oportunidades, un país con la mejor conectividad de América Latina, con los mayores puertos y con el Canal de Panamá.

El Canal de Panamá va a presentar una gran cantidad de desafíos a los puertos mexicanos.

Así que los exhorto, a los dueños de puertos, a los operadores de puertos, a que aumenten el dragado del puerto a 50 pies, como mínimo, porque de otra manera los Barcos Post-Panamax no podrán atracar en dichos puertos, y con el pasar del tiempo van a quedar desfasados.

Igualmente, las empresas mexicanas en Panamá son muchas.

Estoy seguro de que producto de esta Visita, quiero hacerle un llamado a Interjet, para que si están interesados en algún momento de usar Panamá, usen a Panamá como su HUB, también, ya van hasta Costa Rica.

Igual a las empresas hoteleras mexicanas, que nos faltan dichas empresas para complementar el incremento turístico, que se complementa con las 96 frecuencias semanales que tiene la aerolínea panameña Copa, a distintas ciudades de México.

Presidente, aquí aprovecho la oportunidad para que le demos más frecuencias a Copa, porque esos son turistas que vienen de Sudamérica, Centroamérica y del área del Caribe a todas las playas mexicanas, a todas las bellas ciudades de este gran país.

Aprovecho, también, la oportunidad para invitar a los empresarios mexicanos a que nos acompañen en Panamá. Un país pequeño, un país con mucha seguridad, baja inflación, no hay terremotos, no hay tsunamis, no hay huracanes, no hay vendavales. Un país lleno de oportunidades.

Un país, que me enorgullece decir, que el año pasado tuvo, la inversión extranjera per cápita más alta del mundo. Los extranjeros invirtieron cuatro mil 650 millones de dólares en Panamá.

Y es un país, como bien dije, lleno de oportunidades. Un país que no es xenofóbico. Un país que acoge a todos los extranjeros con las manos abiertas.

Y esto que le voy a decir, señor Presidente, se lo dije al Presidente Obama: Una de las primeras cosas que yo hice como Presidente, fue legalizar a todos los extranjeros que había en Panamá. Porque los extranjeros que estaban en Panamá, muchos eran informales y muchos, lo que estaban haciendo, cada vez que lo paraba una autoridad de migración, o un policía, era sobornar a nuestros funcionarios. Y la corrupción, una vez empieza a nivel bajo, esa se empieza a generalizar.

Yo creo que lo que hemos hecho hoy en día, es firmar este tratado de Libre Comercio, complementado ya el Tratado de Doble Tributación, y con la excelente oportunidad que tienen las empresas mexicanas, acogiéndose a la Ley 42, de usar a Panamá como HUB, para el resto de las inversiones que tengan en Centro, Sudamérica y el Caribe, producto de la conectividad hará posible que muchas empresas mexicanas y muchos mexicanos vean a Panamá como un país lleno de oportunidades donde se pueden hacer muchos negocios.

Estoy seguro, señor Presidente, que bajo su mandato México va a continuar por ese sendero del progreso.

Me siento sumamente halagado de ser su amigo

Y me siento sumamente halagado de estar en este país hermano, que desde 1904 tiene unas excelentes relaciones con su pequeño hermano Panamá.

Igualmente, quiero agradecer a todos los empresarios mexicanos que han confiado en Panamá. A todos los que de alguna forma u otra, han visto a Panamá como un centro de oportunidades.

Y les reitero, Panamá: es open for business.

Y este tratado con México, va hacer posible que más empresas mexicanas vayan a Panamá y vean en Panamá lo que se puede hacer desde Panamá.

Señor Presidente:

A mí no me queda nada más que darle las gracias por todo lo que hemos hechos juntos.

Yo predije que el señor Presidente Peña Nieto, cuando era, antes de que soñara que iba a ser Presidente, que él iba a ser Presidente.

Sé que yo ahora estoy prediciendo que viene un futuro muy promisorio para México.

Y quisiera hacer un brindis por la fraternidad y la amistad de México y Panamá.

A la salud de todos ustedes.