Pero, antes que nada, muchas gracias a todos los jóvenes de esta Universidad Tecnológica de Ramos Arizpe, y de otras universidades tecnológicas y politécnicas, que hoy gentilmente han venido de sus lugares de origen para acompañarnos en la inauguración de estas tres universidades, que me permiten cumplir con un compromiso que tenía hecho aquí, en Coahuila, y que, sin duda, ha superado, como lo ha señalado el Gobernador en las cifras, y que, además, yo habré de referirme a las mismas, ha superado lo que originalmente fueron mis tres compromisos.

Gracias jóvenes estudiantes de todas estas universidades por estar aquí y por acompañarme en este evento de inauguración formal de estas universidades tecnológicas y politécnicas de Coahuila.

Muchísimas gracias.

Señor Gobernador del Estado de Coahuila, muchas gracias por su hospitalidad.

Muchas gracias por dar aquí crédito de lo que usted ha expresado, de cómo hemos venido trabajando, de manera muy coordinada, el gobierno del Estado de Coahuila y el Gobierno de la República en lo que son objetivos francamente concretos; objetivos que nos hemos fijado de forma conjunta, y para que la hemos sumado esfuerzos o, más bien, para los que hemos decidido emprender acción en equipo.

No hacemos esfuerzos aislados. Sin duda, cada orden de gobierno tiene la tarea de asumir su propia responsabilidad, pero en la materialización de mucha de la obra de infraestructura, y hoy la que nos ocupa de orden educativo, sumamos esfuerzos. No lo hacemos de manera aislada.

Yo no tengo más que testimoniar aquí, reconocer que su gobierno ha estado alineado a los esfuerzos del Gobierno de la República en distintos ámbitos, y hoy se reconocen en esta materia, en materia educativa.

Felicidades por su gobierno y, particularmente, felicidades a Coahuila por el avance que está teniendo en materia educativa.

Quiero saludar a todas las autoridades que aquí nos acompañan de todos los órdenes de Gobierno, tanto Federal, estatal, municipal.

A académicos y a los directores de las universidades politécnicas y tecnológicas, que el día de hoy estamos inaugurando.

A las y los Legisladores Federales, tanto del Senado como de la Cámara de Diputados, y del Congreso local que están aquí presentes.

Al Presidente Municipal de Ramos Arizpe.

Y a las y los distinguidos invitados a este evento.

Pero, particularmente, me da mucho gusto saludar a esta juventud, que son hoy presente y futuro de nuestro país.

Y déjenme decir o, más bien, retomar lo que Yulissa hace un momento expresaba en su intervención.

Ustedes forman parte de esta generación que, sin duda, debe y merece sentirse muy orgullosa del país que son y del que forman parte. Ser orgullosamente mexicanas y mexicanos.

De una nación que, generación tras generación, ha venido cambiando e impulsando la transformación positiva de México.

Creo que no es ocasión para regatear los varios avances, los grandes logros que como nación hemos venido teniendo.

Y déjenme referirles que, para el Gobierno de la República, desde el inicio de esta Administración, ya hace casi cuatro años, para el 1 de diciembre de este año estaremos llegando al cuarto año de Gobierno, realmente nos hemos o nos propusimos desde el inicio impulsar un cambio profundo, aquello que nos permitiera derribar muchas de las barreras que estaban impidiendo que México creciera de manera mucho más acelerada, tuviera mayor desarrollo.

Muchos de esos cambios y transformaciones, sin duda, fueron tan profundos que los beneficios de las mismas todavía estarán sintiéndose de manera gradual, en el tiempo.

Pero, al final de cuentas, de lo que estoy plenamente convencido es que en esta Administración hemos puesto nuestro granito de arena, nuestra contribución para ir modelando y creando una mejor nación.

Una nación que depare a ustedes, jóvenes de México, mayores oportunidades para concretar cualquier proyecto de orden profesional y de orden personal que se tracen en la vida.

Y para lograr este objetivo un tema central es el que se da en el ámbito educativo.

En México, justamente, una de las grandes transformaciones, de los grandes cambios estructurales que estamos hoy impulsando en su materialización fue la Reforma Educativa, que nos está permitiendo tener más y mejores maestros, mejor infraestructura educativa y, sobre todo, mejores contenidos educativos.

Porque ustedes, jóvenes, que están teniendo, quizá, muchos de ustedes la primera oportunidad dentro de su generación familiar, dentro de su entorno familiar, ser los primeros en poder estudiar una carrera tecnológica, como aquí lo señalaban, sin pena, ni reservas, levantaron la mano, pero está acreditado que ocho de cada 10 jóvenes que estudian en alguna universidad tecnológica o politécnica lo hacen por primera vez, o son los primeros de sus familias en tener esta oportunidad.

Y lo que queremos es que la educación que reciban en estos tecnológicos sea de la mayor calidad, sea una que realmente les prepare para los grandes retos que está viviendo hoy nuestro país, y que habrá de enfrentar, el día de mañana, como Nación, y siendo parte de un mundo globalizado, y de un mundo que está cambiando de manera muy acelerada.

Déjenme decirles que, de acuerdo a algunos estudios de algunos analistas, académicos y expertos en materia sociológica, se prevé que los trabajos que se tengan de aquí a 20 años, hoy no se conozcan; sea difícil predecir qué nivel de trabajo sea los que se tengan de aquí a 20 años, por razón de este cambio tan acelerado que están viviendo nuestras sociedades.

Y es en razón, precisamente de ello, que hoy lo que busca el Gobierno es ser un gran facilitador para asegurarles a las presentes y futuras generaciones el que realmente puedan tener ustedes un horizonte y un porvenir que les depare oportunidad de realización personal.

El que pudieran ustedes estudiar en cualquier otra escuela y no recibir los conocimientos que les ponga al día de las exigencias de los mercados laborales, de las exigencias que tendrán de aquellos que les contraten, solamente estaríamos educando para la frustración, para que ninguno de ustedes o muy pocos de ustedes pudieran realmente encontrar un espacio de realización.

Y es por eso que creamos este sistema de universidades tecnológicas.

Bien decía el Secretario de Educación, todo el sistema de universidades tecnológicas y politécnicas son ya casi 900 mil jóvenes que en todo el país estudian en algunas de estas universidades, en 173 universidades que se tienen al amparo de este modelo educativo.

Y cuáles son las ventajas de este modelo.

Particularmente aquí, en Coahuila, así lo estamos materializando y gradualmente estará extendiéndose al resto de las universidades tecnológicas y politécnicas el Sistema Bis.

Cuando me lo explicaba el Secretario de Educación, dije: a ver, qué es esto del Sistema Bis. Son bilingües, quiere decir que están recibiendo muchas de las carreras en idioma Inglés. 

Levanten la mano quienes están estudiando ya y quienes hablan muy ya el inglés, o se sienten que lo hablan bien.

Ya varios. Hay varios que ya lo hablan.

Segundo. Es un sistema internacional. Y le decía: A ver, explícame qué es este modelo internacional.

Quiere decir que el modelo que está construido para enseñar en estos tecnológicos es el mismo y está estandarizado con otros modelos que se siguen en otros países de mayor desarrollo.

Y tercero, es sustentable. Se les está educando y preparando para que realmente los conocimientos que adquieran ya lleven el sello, lleven la impresión de que el trabajo que realicen sea amigable con el medio ambiente.

Ésta es la generación que tiene el gran compromiso de ser respetuosa del medio ambiente. Es la generación que se está preparando, ya no sólo trabajando en políticas públicas, sino que está formando niños y jóvenes para que realmente lo que lleguen a hacer el día de mañana, sea absolutamente respetuoso del medio ambiente.

Esto no pasaba antes. No me pasó a mí, no le pasó al Gobernador Moreira. Yo no sé si cuando él estudió, si se acuerda, debe acordarse, pero yo estoy seguro que a ninguno nos pasó toda esta temática, esta enseñanza sobre el ser amigables y respetuosos del medio ambiente. No era tema, no era un tema y no formaba parte de la conciencia cultural que como nación debiéramos tener.

Hoy sí pasa. Hoy los jóvenes sí demandan que todo lo que impulsemos en el desarrollo económico de nuestra Nación sea absolutamente respetuoso del medio ambiente.

Tenemos que armonizar y conciliar muy bien desarrollo y crecimiento económico, con el respeto al medio ambiente, porque solo así podremos garantizarles un mejor mundo a las futuras generaciones.

Porque, así como podemos frustrar si no impartimos la educación debida y a la altura de las expectativas, también, podríamos condenar a las futuras generaciones a que la realidad que enfrenten les impida crecer como ciudadanos y como parte de esta sociedad.

Yo no quisiera quedarme solo hablando o casi únicamente hablando. Ya escuchamos al señor Gobernador, por cierto, señor Gobernador, gracias por la invitación, no sé si me dé para 28 visitas al Estado de Coahuila.

Lo que sí puedo comprometer es venir muchas veces más de aquí a antes de que concluya su administración para visitar otras partes del Estado de Coahuila.

Y saben por qué sí.

Porque hay muchas cosas que entregar, hay muchas obras que entregar en beneficio de los coahuilenses.

Por eso yo reitero, no se le puede regatear los esfuerzos que se han emprendido aquí, en esta entidad, y a nivel nacional.

Estamos cambiando la realidad nacional.

Y, por supuesto, que enfrentamos resistencias.

Nadie que tenía a lo mejor ya o estaba adaptada a ciertos parámetros, a ciertos modelos y a lo mejor beneficiándose de los mismos, no puede simple y sencillamente aceptar los nuevos modelos y paradigmas que van a impulsar el cambio y el desarrollo del país. Y, por esto, enfrentamos resistencias.

Pero, el Gobierno está decidido a no claudicar. A mantenerse firme en todos lo que estamos impulsando en materia educativa, en materia de salud, en materia de infraestructura que, sin duda, mucha de la infraestructura, o hay nueva infraestructura, que nos hace ser hoy más competitivos.

Déjenme, nada más, darles un dato, porque a lo mejor escapa al conocimiento de muchos, pero recientemente, el Foro Económico Mundial, que genera indicadores de más de 140 países, y lo ha venido haciendo de manera sistemática desde hace más de 11 años, por primera vez México pasó del lugar 57 al 51 como país más competitivo.

Donde claramente nos apuntó cuáles eran los grandes avances que habíamos tenido. De hecho, pocos países, sino es que casi vemos único u otro país que tuvo tantos avances, que dio tantos saltos del 57 al 51, como nunca le había pasado a nuestro país. De hecho, es el mejor lugar que obtenemos desde que se hace esta medición.

Y simplemente deja ver dónde hemos avanzado, y dónde, también, tenemos rezagos. Dónde tenemos que mejorar ciertas condiciones.

Pero, yo les decía no quiero ser el único en hablar. He escuchado a Yulissa, y le agradezco mucho nos haya compartido su experiencia, sobre todo, dos cosas: el gran orgullo que te da ser parte de esta generación, que se está formando en esta Universidad Tecnológica; y, dos, el gran orgullo que sientes tú y sienten todas y todos tus compañeros de ser mexicana.

Muchas gracias, Yulissa, por habernos compartido tú experiencia.

No estaba previsto, pero a ver, quisiera preguntarle, quisiera tomar tres preguntas de los jóvenes que están aquí, para no ser yo él único que hable y, sobre todo, tres jóvenes de tres universidades tecnológicas distintas.

Los que hablan Inglés, y si la quieren hacer la pregunta en Inglés, se vale.

Alguno de allá, de esta universidad.

Qué universidad es la que está acá, de este lado.

Los jóvenes que están aquí de blanco, que traen playeras blancas, les preguntaré, pediría que alguno de ustedes participara.

Y de esta parte, de acá, los jóvenes acá, que tengo enfrente, si alguno quisiera participar y hacer alguna pregunta, con mucho gusto me gustaría poderla responder.

Empezamos por allá. Les parece. Pásenle un micrófono. Quién.

Alguna dama.

Va a ser en inglés.

No.

-ABIGAIL: Buenas tardes, señor Presidente.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Tú nombre es.

-ABIGAIL: Perdón.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Tú nombre.

-ABIGAIL: Abigail.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Abigail.

-ABIGAIL: Mi pregunta es: en qué se inspiró, teniendo tanto trabajo en el sector salud, en lo de la policía y todo eso, en qué se inspiró para tomarse el tiempo en construir universidades para nosotros, habiendo ya tantas universidades.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Gracias, Abigail.

Déjame decirte que el ámbito educativo es muy amplio, pero déjame concretarlo a lo que tú preguntas: Por qué hemos creado y construido más infraestructura educativa.

Porque, sin duda, tenemos rezagos todavía en los niveles de cobertura, particularmente en el nivel medio superior, el nivel preparatoria, bachillerato y en el nivel superior.

En el nivel básico, que va desde preescolar hasta secundaria, en ese nivel prácticamente hay una cobertura de más del 99 por ciento. Está cubierto prácticamente este nivel de demanda que hay entre la población, no así en el nivel preparatoria, bachillerato, ni el nivel superior.

Por eso uno de los empeños mayores fue ampliar la infraestructura, pero sobre todo asegurarnos que los contenidos educativos fueran de mayor calidad.

Te doy un dato, que es revelador de cuánto hemos avanzado. Cuando inició la Administración en 2012 el nivel de educación, el nivel de cobertura que había a nivel bachillerato era, señor Secretario, aquí necesito que me acompañe, 68 por ciento, hoy es del 79 por ciento.

En el Plan Nacional de Desarrollo nos comprometimos a llegar al 80 por ciento de cobertura, que estaremos llegando al término de la Administración.

Y en el nivel superior sí es más bajo todavía. Quiere decir, encontramos a lo largo de la historia educativa del país que en el nivel superior no necesariamente llegaremos al 100 por ciento, pero sí ofertar más espacios de educación superior para los jóvenes que lo demandan.

Por eso este impulso muy particular que han tenido las universidades tecnológicas y politécnicas, porque ofrecen carreras, como las que ustedes están cursando, que están mayormente vinculadas a la demanda laboral, particularmente a la industria.

La universidad o, más bien, la educación tecnológica es aquella que está muy vinculada al desarrollo de la industria del país.

De hecho, no hubiésemos tenido hoy los niveles de desarrollo industrial, las inversiones que llegan a nuestro país, que no sólo llegan porque, analicen que México es un país confiable, con estabilidad económica, sino por razón del capital humano, la formación que tienen quienes se incorporan a laborar en estas industrias.

Y esto es gracias a 80 años que lleva la educación tecnológica del país, y esta Administración le quiso poner un especial acento y especial impulso, porque es la mejor manera de garantizar que los jóvenes que egresen de estas universidades tecnológicas sí tengan un espacio laboral asegurado el día de mañana.

Esa es la razón, Abigail.

Y muchas gracias.

Si me das tu nombre y la universidad de la que vienes.

-FRANCISCO: Buenas tardes.

Soy Francisco, de la Universidad Tecnológica de Coahuila.

A mí me gustaría saber, más que nada, si dentro de su Gobierno habría alguna oportunidad o recursos suficientes como para hacer que jóvenes de las universidades politécnicas y tecnológicas puedan viajar al extranjero para estudiar.

Y, sobre todo, las estadísticas de cuántos se pueden y cuántos lo han hecho ya.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Gracias, Francisco.

Sí hemos apoyado de manera muy intensa, el apoyo a los jóvenes que estudian en México para que puedan estudiar fuera de nuestro país y obtener esta experiencia.

Déjame poner nada más en referencia tres programas que se han logrado concretar. Siéntate, Francisco, que se han logrado concretar con tres países.

Con Estados Unidos, por ejemplo.

Déjenme platicarles que anteriormente yo pensé que eran más, cuando llegué como Presidente el número de estudiantes mexicanos que estudiaban en los Estados Unidos, por algún periodo de tiempo, cualquiera que fuera, corto o más largo, haciendo estudios profesionales en Estados Unidos era muy bajo, eran 15 mil.

Por eso, uno de los primeros acuerdos que tomamos con el Presidente Obama fue crecer. Creamos el programa FOVESI, así se llama, que es para impulsar o lograr que más jóvenes estudiantes tuvieran una beca, un apoyo, y estudiaran en los Estados Unidos.

El año pasado ya llegamos a más de 60 mil jóvenes, en la meta que nos trazamos de llegar, al menos, a 100 mil jóvenes en los siguientes años, de aquí al 2018, al amparo de este programa.

Programas similares hemos hecho con Inglaterra y con Francia. Con estos dos países también celebramos, no con una meta de 100 mil estudiantes, pero sí para crecer el número de estudiantes mexicanos que pudieran vivir la experiencia de estudiar en el extranjero.

Junto a ello, tengo que señalar, hay becas que ha ampliado la Secretaría de Educación Pública, que otorga a jóvenes con buenas calificaciones para apoyarles y puedan estudiar en el extranjero.

Y CONACyT, que es el área para la innovación y la tecnología, la dependencia gubernamental que se dedica fundamentalmente a invertir en investigación, en innovación de procesos y en preparar científicamente a nuestro capital humano se han hecho ahí, quizá las inversiones que nunca se habían dado en el pasado dentro de esta área.

Ahí destaco un punto que vale la pena tener, los investigadores quienes quieren hacer trabajo de investigación les era muy difícil encontrar una plaza, y en el CONACyT creamos plazas nuevas para que jóvenes que egresan de su formación profesional puedan reincorporarse a los trabajos de investigación en su país de origen aquí, en México.

Muchas veces se quedaban fuera y creamos estas plazas que se llaman Cátedras y son plazas que se otorgan en distintas universidades, de diferentes partes del país, donde el Gobierno de la República financia estas cátedras que no es otra cosa, sino una plaza para investigadores que forman parte del CONACyT.

En pocas palabras, si no traigo aquí las cifras puntuales de cuántos jóvenes hoy hemos becado para estudiar en el extranjero, creo que las primeras cifras que te he dado, sí revelan que ha habido un empeño y un esfuerzo muy especial para apoyar a jóvenes mexicanos para que reciban una mejor preparación y formación, y una de ellas es, precisamente, teniendo la experiencia de estudiar en otro país.

Esta es la respuesta, Francisco.

Muchas gracias.

Aquí a la señorita.

No voy a dejar. La universidad allá, que vienen de azul, les voy a dar. Acá hay dos damas.

-MARLEN ORTIZ: Buenas tardes, señor Presidente.

Mi nombre es Marlen Ortiz y estudio en la Universidad Politécnica de Ramos Arizpe.

Mi primera pregunta es para usted, Presidente.

Usted como el señor Presidente de México, qué espera de los estudiantes universitarios; pero también me quiero tomar la grande molestia y hacerle una gran invitación, que usted sea nuestro padrino de nuestra primera generación de la Universidad Politécnica de Ramos Arizpe.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Me repites tu nombre. Préstenle el micrófono, por favor, porque menos escucho.

-MARLEN ORTIZ: Marlen Ortiz.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Marlen, muchas gracias Marlen.

Marlen muchas gracias por la invitación, a ser padrino de la generación.

Con mucho gusto acepto y espero, en alguna forma, hacerme presente cuando concluyan sus estudios como padrino de esta generación.

Déjame decirte.

Nada más, déjame terminar, nada déjame terminar, y ahorita me preguntas en inglés.

Déjame primero contestarle a Marlen.

Primero, muchas gracias por la invitación.

Segundo, me preguntas qué espero yo de los jóvenes.

Yo creo que son, más bien, los jóvenes los que esperan que este Gobierno realmente construya o les genere un camino que les pueda asegurar un mejor futuro, y es lo que ha hecho este Gobierno.

Este Gobierno ha trabajado, precisamente, para que la juventud mexicana pueda encontrar mayores espacios de realización, ya decía yo, laboral, profesional, y familiar, o personal, en todo lo que es el desarrollo de su vida personal.

Y mira, quiero ser muy puntual porque, y voy a traer a colación el tema de las grandes reformas estructurales.

Si hay algo que México ha sido calificado en el exterior como un gran avance y, en parte, atribuyen a ello que seamos hemos hoy más competitivos es, precisamente, a los cambios estructurales.

Qué son las reformas estructurales, que hemos estado limitados a lo mejor, nos ha faltado una mayor capacidad de poder comunicar qué esto de los grandes cambios estructurales, que se han dado en el ámbito educativo, en el ámbito energético, en el ámbito de las telecomunicaciones, en el orden hacendario, en el tema financiero.

Seguramente han escuchado de ello, algo han escuchado de las reformas estructurales.

Qué son las reformas.

Fue un ajuste al marco legal, fue cambiar nuestras leyes para que México pudiera crecer y tener un mayor desarrollo y, sobre todo, abrirles más espacios de oportunidad a los jóvenes.

Pongo un ejemplo. El sector energético. Un sector que estaba reservado a la inversión y al trabajo que sólo el Estado podía hacer, nadie más podía trabajar dentro de este sector.

Qué nos dejó a la postre y al paso de los años.

Se nos acabaron los yacimientos más importantes. Primero, el Estado y mucha de la infraestructura que hay hoy construida y desarrollada en el país es gracias a los ingresos que el país obtuvo por la venta de petróleo, que era, que es del Estado mexicano, pero era el único que la podía explotar. Estamos muy limitados dentro de este sector.

Y los yacimientos fáciles de explotar, los que estaban en aguas no muy profundas o, incluso, en tierra continental, en la parte terrestre, se han venido agotando, ya no dan lo que dieron en el pasado.

Y el petróleo que hoy producimos, la verdad ha venido decayendo. Hemos tenido, yo no puedo decir que buena o mala suerte. No es un tema de suerte, no nos preparamos en el pasado para, realmente, prever que los yacimientos que teníamos iban a decaer en su producción.

Dónde tenemos un gran potencial.

En las aguas profundas, que demanda importantísimas inversiones para explotar en aguas profundas, porque hay que hacer pozos de varios kilómetros de profundidad para poder sacar el petróleo.

Y ahí la reforma habrá de permitir que haya inversión privada, que el Estado no se tenga que endeudar, que el Estado no tenga que gastar recursos propios para esta actividad. Sí, en parte lo puede hacer asociándose con privados, pero ahora dejemos que el sector privado, que los empresarios arriesguen su dinero y sean parte de la plataforma o contribuyan a la plataforma de producción de petróleo.

Esta reforma qué va a depararle a México.

Este sector va a crecer. Este sector va a generar más inversión y este sector va a abrir muchos espacios de oportunidad laboral, sobre todo a quienes estudian en los politécnicos.

Se espera que en un momento sean más de 500 mil empleos los que genere ese sector, esa es la proyección que hay una vez que madure esta reforma.

Y eso es por darte sólo referencia a una de las varias reformas que hemos impulsado.

Telecomunicaciones, por ejemplo, un sector que también operaba básicamente dentro de un monopolio, sino ya un solo, un monopolio, sí con una actividad o un sector donde había empresas predominantes prestando el servicio, tanto de telefonía, como de televisión y hemos roto esos modelos para generar mayor competencia.

Cuál es la consecuencia de ello.

Que hoy hay más inversión de otras empresas AT&T, por ejemplo, está invirtiendo casi 10 mil millones de dólares para desarrollar su propia plataforma, ser una gran competencia de otras empresas operadoras, y el resultado es que hoy tienes los servicios de Internet, de telefonía mucho más baratos de lo que estaban en el 2012, porque está habiendo más competencia. Esa fue la gran reforma en materia de telecomunicaciones.

Y déjenme decirles, nada más con esto concluyo, ya en respuesta, porque quiero tomar dos preguntas más.

La gran pregunta en el 2012, en el 2012 cuando andábamos en campaña a los candidatos, quizá la pregunta más incómoda para muchos era si nos íbamos a atrever a licitar una nueva cadena de televisión, porque parecía que eso incomodaría a las empresas televisoras de entonces. Y, entonces, era la pregunta que todo mundo ahí le daba la vuelta. No fue mi caso.

Yo dije que éste era un sector que necesitaba tener mayor competencia.

Y hoy, a la fecha, hay una nueva cadena de televisión licitada que, por cierto, va a entrar en operación en próximos días, en este mes de octubre, ya habrá tres cadenas de televisión en México.

Pero, más allá de ello, este sector se está modernizando, se está ampliando y está habiendo una mayor competencia.

Para quienes usan la telefonía móvil de todos los días irán apreciando, día a día, primero, que es más barata; y segundo, que el servicio cada vez es de mayor calidad.

Si todavía no lo es, lo va a hacer, porque la competencia está llegando. Dejarán de cortarse las llamadas, verán cómo el acceso al internet será más rápido.

Y esto es un insumo que no sólo es un facilitador de la vida cotidiana, es un gran facilitador sobre todo para la industria, para el comercio, que es un insumo básico y fundamental para la operación dentro de esta actividad económica

Esa es la razón de haber hecho, sólo me he referido a algunas, a dos reformas de las más de 13 reformas estructurales que México ha tenido, precisamente para depararle horizonte y futuro promisorio a las nuevas generaciones del México del mañana.

-ROLANDO: (Habla en inglés)

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Rolando, muchas gracias.

Yo creo que ya lo he referido: Cuáles son las grandes metas que tenemos trazadas en materia educativa para el Estado de Coahuila.

Ya hemos hecho aquí referencia. Déjenme nada más poner un dato en relevancia.

Hoy, estamos inaugurando tres universidades politécnicas y tecnológicas, como parte de dos compromisos que hice aquí, en el Estado de Coahuila, en la región de La Laguna, en Monclova y aquí, en Ramos Arizpe.

Se han construido, sólo en universidades tecnológicas, el Gobernador ha referido de las ocho universidades que incluye universidades no tecnológicas, de las universidades tecnológicas hay 10 en el Estado de Coahuila.

De esas, seis se han construido en esta Administración. En esta Administración, en este esfuerzo conjunto de ambos Gobiernos.

Por qué este acento.

Ya lo he señalado. Porque vemos que la preparación tecnológica será la que vincule de mejor manera a los jóvenes a que tengan o les garantice un espacio laborable.

Estudiar la universidad tecnológica y aquí, siendo ustedes casi primera generación de un gran número de los presentes, que en su entorno familiar por primera vez están estudiando la universidad, y en este caso la universidad tecnológica, el propósito es que quienes tienen este nivel de educación van a obtener mejores ingresos.

Está acreditado, a través de distintos estudios que se han hecho sobre el país, que a una mayor educación de algún joven cuando egresa, es de esperarse que obtenga un mejor ingreso.

Pero eso no es lo único, sino tenemos que asegurar que estos jóvenes tengan garantizado un espacio laboral y, sin duda, quienes estudian en las universidades tecnológicas, se está acreditando que prácticamente un alto porcentaje de los jóvenes que egresan de estas universidades tecnológicas, obtienen un empleo por la íntima vinculación, la estrecha vinculación que estamos logrando como parte de su formación y preparación con la industria establecida.

Ésta es la razón de ponerle un acento muy especial a la preparación tecnológica en nuestro país.

Rolando, muchas gracias.

Y una última pregunta.

Permítanme tomar una última pregunta de los jóvenes que están de azul. Había una señorita, la güera.

Le pasan el micrófono, por favor.

-FÁTIMA GUTIÉRREZ: Muy buenas tardes.

Mi nombre es Fátima Gutiérrez.

Yo soy estudiante de la Universidad Tecnológica de la región Centro de Coahuila, ubicada en Monclova.

Yo no tengo preguntas, yo quiero agradecerle a usted y a su Gobierno, y también al licenciado Rubén Moreira, por la educación de calidad que nos están brindando, porque nosotros somos un nuevo y diferente futuro de México.

Muchas gracias.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Fátima, muchas gracias.

Una última de aquel lado, para que no haya exclusión de nadie.

-SAMANTHA LUJANO: (Pregunta en inglés)

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Gracias.

Tú nombre es.

-INTERVENCIÓN: My name is Samantha Lujano.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Samantha.

Muchas gracias, Samantha.

Y muy bien. Gracias por hacer la pregunta en Inglés, Samantha. Muchas gracias.

Yo sé que todos entendieron lo que Samantha preguntó: Cómo garantizaremos que los jóvenes, que estas generaciones de estudiantes encuentren un espacio laboral aquí, en México, y no tengan que salir a buscar un mejor trabajo fuera de México.

Y esto lo vinculo, Samantha, muchas gracias, y esto lo vinculo con lo que, también, Fátima expresaba hace un momento, porque lo quiero vincular.

Ustedes son parte de una nueva Nación, de un México que se está transformando.

Un México que ustedes, yo creo, que viven y sienten los cambios que hay en nuestra realidad cotidiana.

Aquí está el Gobernador y aquí hay muchas generaciones de académicos, de políticos y no políticos, miembros de la sociedad civil, a quienes no nos tocó vivir o tener acceso a muchas de las tecnologías a las que hoy se accede de manera muy fácil.

Hoy, ustedes cargan en su teléfono auténticamente una computadora, más potente y más grande en capacidad de las minicomputadoras que había, quizá, en nuestra época, señor Gobernador.

Las que tenían acceso a una minicomputadora, a una Apple personal, esa era de menor capacidad de la que tienen ustedes hoy en su teléfono. Ya no sólo da servicio de telefonía, si tienen, realmente, tienen ahí una auténtica computadora en cada uno de sus teléfonos móviles.

Es parte del cambio que hemos experimentado, las plataformas de comunicación, el acceso al conocimiento universal.

Ustedes, ante la duda, quieren preguntar algo y van y googlean, y preguntan, y bajan mucha información de manera muy rápida.

Nosotros, Gobernador, nos tocaba ir a la biblioteca, o a la casa donde tenían ahí nuestros padres una enciclopedia vieja y antigua, y consultarla. No había otra forma de saber sobre algo.

Precisamente, creo que lo ha tenido por reto este Gobierno, y todos los gobiernos en todos los órdenes, es estar al día y, sobre todo, asegurar en lo que Samantha preguntaba: cómo aseguramos que ustedes jóvenes encuentren aquí, un espacio de realización personal; puedan construir y escribir lo que yo he señalado muchas veces, su propia historia de éxito.

De qué dependerá.            

De que nuestro país crezca, y cuando digo: crezca, me refiero pueda crecer económicamente. Para poder crecer económicamente necesitamos garantizar condiciones de estabilidad, y hemos venido creciendo como país.

En el mundo, la verdad, es que son, hoy en el mundo pocos países están creciendo. México podría crecer económicamente todavía más, sí, y mucho más. Tiene un enorme potencial.

Y creemos que estas reformas que se están hoy instrumentando, van a ser un gran pivote para que México pueda crecer económicamente más.

Hoy, lamentablemente, vivimos circunstancias, allá afuera, en el mundo, que nos han impedido crecer aún más, pero ya resulta ventaja crecer cuando otros países no creen.

Y qué significa crecer económicamente. Que se generen espacios laborales.

Los empleos que se han generado en lo que va de esta Administración ya rompen, ya superan los empleos que se generaron en la pasada Administración, a sólo cuatro años de este Gobierno.

Y los empleos generados en estos cuatro años de Gobierno superan los que se han registrado en cualquier otro periodo de gobierno de cualquier Administración.

Es decir, hoy tenemos tres indicadores que son bien importantes para crecer económicamente: Estamos generando empleo, estamos teniendo una baja inflación, lo cual va en apoyo y beneficio de la economía de las familias mexicanas, y tenemos la tasa de desempleo más baja que se haya registrado.

Samantha, esto significa que hoy los jóvenes se están quedando a trabajar aquí, están encontrando una oportunidad de empleo. Cuando tenían que salir de México es porque en México no había oportunidades laborales.

Por qué teníamos una migración constante y creciente hacia los Estados Unidos.

Simplemente porque aquí no podían trabajar, no encontraban empleo.

Hoy son más los mexicanos, desde hace cinco años ya, son más los mexicanos que regresan de los Estados Unidos a México, de los mexicanos que eventualmente salen hacia los Estados Unidos en búsqueda de una oportunidad.

La balanza que hay hoy en día entre los que regresan y se van, son más los que están regresando, porque afortunadamente están encontrando un mayor espacio de realización y de empleo aquí, en nuestro país.

Seguiremos trabajando para que eso ocurra, para que así siga pasando, Samantha.

Para que ustedes, jóvenes, y de verdad lo digo, no es retórica, no porque se los dice el Presidente. Ténganlo presente ustedes, y yo creo que es algo de lo que yo quisiera dejar solamente sembrado y por eso quiero referir lo que Fátima hacía referencia y lo vinculaba con lo que Samantha preguntaba, siéntanse bien orgullosos del país que tienen.

Miren, cuando alguien sale fuera de México y conoce otras realidades regresan y dicen: No apreciamos lo mucho que tenemos en nuestro país.

No esperen a tener que salir de México para valorar lo mucho que tenemos en México.

Somos parte de una gran Nación, que ha vivido momentos difíciles y que hoy está en una etapa de cambio. Y ustedes son los actores protagónicos de este cambio.

El Gobierno no es más que un gran facilitador. Alguien que ha venido haciendo la carretera para que ahí puedan crecer los jóvenes de hoy, que son presente y son la promesa del mañana.

Yo les mando un abrazo a todos.

Quiero pasar a saludarles muy rápidamente.

Última pregunta.

Cómo vamos, Gobernador, con el programa, estamos bien.

-ALEJANDRO FERNÁNDEZ: Buenas tardes.

Alejandro Fernández, de la Universidad Autónoma de Coahuila.

En la Reforma Educativa, qué lugar tenemos las personas con capacidades diferentes.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Muchas gracias, Alejandro.

No sólo las personas con capacidades diferentes. Yo les quería dar el dato, que me diera el dato aquí, el señor Secretario, porque no lo tengo (inaudible) ni en mente, pero parte del esfuerzo educativo ha sido crear más espacios de preparación y formación, precisamente para personas con alguna discapacidad.

Y el número de escuelas, lo tienes presente, Aurelio. Son casi 200 por ciento, más de 200 por ciento, porque era un dato que yo traía. Había como 100 escuelas al inicio de esta Administración que estaban preparadas para recibir personas con algún tipo de discapacidad.

Hoy, debemos estar por arriba de 300 o del orden de 300 escuelas y en una tarea que queremos seguir impulsando y promoviendo.

Pero, además no sólo eso, Alejandro.

Déjame hacer referencia a también lo que hemos impulsado, y aquí está el Secretario del Trabajo, precisamente para facilitar e incentivar y motivar a que las empresas establecidas, y el propio Gobierno, que fue parte de mi compromiso, puedan contratar a personas con discapacidad.

Creamos, de hecho, esta Administración creó una norma precisamente para la igualdad laboral y la no discriminación. Y apoya e incentiva a empresas para que contraten a personas con discapacidad.

Yo le pediría al Secretario del Trabajo, porque me está queriendo decir algo, mejor que lo diga. Él sabe y trae quizá en mente, si me prestan un micrófono, para tener los datos con personas con discapacidad, pero si algo hemos querido promover, además de la educación, abriendo más espacios, repito, para personas con algún tipo de discapacidad, es por otro lado promover e incentivar y generar mecanismos para que personas con alguna discapacidad y estado en condiciones plenas de poder trabajar, se incorporen al mercado laboral.

Secretario, ¿algo que agregar sobre lo que he dicho?

-SECRETARIO ALFONSO NAVARRETE PRIDA: Sí, señor Presidente.

Muy buenas tardes.

Buenas tardes, señor Gobernador.

Muy buenas tardes, jóvenes. De veras muchas gracias, entusiasma mucho escucharlos.

Su Reforma Laboral, señor Presidente, de inicio de sexenio obligó a todas las empresas que tuvieran más de 50 trabajadores, a que hicieran adecuaciones físicas para la contratación de personas con capacidades diferentes.

Usted ofreció en su Plan Nacional de Desarrollo que se incorporarían en un trabajo formal 35 mil personas, que duplicaba el número de todo lo que se había hecho en sexenio anterior.

En este momento, en cuatro años su Administración con nombre y apellido ha colocado en un empleo formal a 60 mil personas con capacidades diferentes y con normas de certificación a las empresas que nos demuestran que son empresas que no discriminan y que, al contrario, ofrecen plena oportunidad de empleo.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Gracias, Secretario.

Alejandro, espero que esta respuesta haya ampliado mi respuesta. Y muchas gracias por tu participación.

Felicidades.

Gracias a todos. Les abrazo con afecto.

Muchas gracias.