Muchas gracias a todas y a todos, quienes hayan participado en este diálogo, en el que hoy nos convoca este Día Nacional de Lucha contra la Homofobia.

Y, la verdad, que ha sido creo que un paso relevante y trascendental, primero, el que tengamos este encuentro aquí, en la Residencia Oficial de Los Pinos.

Jaime, en su intervención hace un momento, él hacía un buen recuento, un testimonio de lo que ha significado para él esta evolución, esta transición.

Y estar hoy aquí, precisamente en este diálogo abierto, en donde, de quienes han participado, creo que recojo varias inquietudes, varias peticiones, varias propuestas que, en forma alguna, a través de CONAPRED y a través de las distintas instancias gubernamentales, particularmente de la Secretaría de Gobernación, hemos estado abiertos a escuchar, a atender y poder dar cauce, a través de políticas y acciones de orden público, que nos permitan realmente combatir la discriminación y aceptar, como decía Luis hace un momento, esta realidad que hoy tenemos, de la diversidad.

De hacer de la diversidad un tema común, un tema normal y en donde el Gobierno de la República, con esta convicción, es precisamente que hoy tiene este encuentro, y que ha asumido esta tarea en lo que hace de esta Administración.

La maestra Gloria, hace un momento, ella misma refería de varias acciones en distintas instancias del orden público, en donde ha habido avances, en donde se han dictado normas de orden administrativo, políticas públicas.

Y donde, ella expresaba, es importante, no haya retroceso, sino que estos avances se queden, se amplíen y se extiendan realmente, a partir justamente de esta lucha contra la discriminación, que ustedes han venido dando y muchas otras agrupaciones.

Como Ari decía, en todas partes, en distintos lugares del país, hoy se han erigido grupos y organizaciones que con mayor visibilidad están en favor o están dando la lucha en favor precisamente de esta justa causa que ustedes encabezan.

Hoy me da mucho gusto tenerles aquí.

Quiero decirle a Ari que, además, no sólo tomaremos una foto. Déjenme invitarles, al término de mi intervención, para que conozcan un poquito más de Los Pinos, porque cuando uno viene a Los Pinos y se queda en este salón, piensa que esto son Los Pinos.

Es un espacio, no sólo donde vive el Presidente, sino además de trabajo, donde hay áreas de oficina de la Presidencia de la República.

Y los quiero invitar para que nos tomemos una fotografía, en ocasión de este encuentro, en la Escalinata de la Casa principal, en la Casa Miguel Alemán, al término del encuentro.

He escuchado distintas peticiones, que he tomado nota de todas ellas, como estoy seguro que Alejandra también lo ha hecho, y que varias de ellas tendrán atención.

Yo tengo aquí algunas indicaciones que dar y algunas acciones que estoy resuelto a que el Gobierno de la República lleve a cabo, precisamente, para apoyar esta causa y, sobre todo, para reconocer nuestra realidad, la de reconocer que nuestra sociedad está compuesta de distintos grupos que están inmersos en la diversidad, y que ésta es una condición normal, una condición que debe ser aceptada, y en la que no caben estigmas, discriminaciones, o no cabe el que por ello no haya el derecho a ser felices, como Ari lo compartía también, hace un momento, en su intervención.

Esta lucha que ustedes encabezan de buscar el derecho, hablando por muchos, el derecho a ser felices y en el respeto a la diversidad.

A partir de ello, permítanme compartir algunas determinaciones que mi Gobierno está resuelto a llevar a cabo y, por otro lado, quizá de algunos de los planteamientos, el darles atención y poder encauzar, a través de CONAPRED y a través de, particularmente de las dependencias a quienes ocupe dar particular atención en varios temas muy específicos, que ustedes me compartieron, varios en el ámbito de la salud.

Aquí está el Secretario de Salud y está el titular del Seguro Social para poder atender, yo creo que cada uno recogió, los vi muy atentos en lo que a los temas que ustedes abordaron, con respecto a temas que tienen que ver con la salud, y en los que además de haber tomado nota, tienen la indicación de atender y de poder dar respuesta, a través de los protocolos, las formas de atención, y esto que ustedes han planteado.

Reitero mi más amplio reconocimiento a su compromiso, quiero decirles a todos ustedes, con los derechos humanos y la no discriminación por motivos de orientación o preferencia sexual, o de identidad de género.

Ratifico el compromiso de mi Gobierno con la no discriminación y por la construcción de un México, como ustedes, Ari también así lo señaló, verdaderamente incluyente, donde todas las personas puedan ejercer sus derechos a plenitud.

Quiero aquí, en este espacio, dar indicaciones a la Secretaría de Gobernación y al Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación, para que, en conjunto con las dependencias competentes, analicen las varias propuestas que se han hecho aquí, en la mesa, y en su caso se realicen acciones necesarias para atenderlas, como ya lo había referido.

En lo relativo a la realización de una campaña nacional contra la homofobia, que en forma alguna creo que fue la constante en los posicionamientos de quienes participaron, el cómo inculcar, cómo educar, cómo generar valores que, precisamente, convoquen al respeto a la diversidad.

Esto que Luis comentaba, sus alumnos son diestros, otros son zurdos, otros ambidiestros, y es parte de la normalidad.

Justamente, hoy le doy instrucción al Secretario de Gobernación, a la Secretaría de Educación Pública, a su titular, para, primero, y CONAPRED, se hagan campañas nacionales contra la homofobia.

Y, por otro lado, se considere el planteamiento de algunos de ustedes, para que en todo este espacio que hemos dado a la Reforma Educativa para elevar la calidad de la educación, este tema que ustedes han señalado, el tema del respeto a la diversidad, sea considerado, por cierto, en la parte que aún resta por revisar de la instrumentación de la Reforma Educativa, que son los contenidos educativos.

Se ha avanzado, yo no quiero hacer aquí entrar sólo al tema de la Reforma Educativa, pero quizá el punto que está pendiente y en el que se está trabajando, es en los contenidos educativos, lo cual abre un gran espacio hoy de oportunidad para revisarlos, y dar aquí este espacio al respeto a la diversidad dentro de los mismos.

Por otro lado, como ustedes, y ha sido del conocimiento público, quizá algunos, varios de ustedes me acompañaron, envié al Congreso un conjunto de iniciativas para transformar la justicia cotidiana, y me refiero a la justicia de todos los días.

Algunos consideran que la justicia sólo lo está en el ámbito penal, pero la justicia lo está en el ámbito familiar, en el ámbito civil, en el ámbito mercantil, en el ámbito laboral. Y es, quizá, en esos ámbitos, donde son más los mexicanos que demandan justicia, y donde hoy instrumentarla se ha vuelto complicado.

Por eso, envié todo un paquete de iniciativas para modificar distintos ordenamientos legales, que faciliten la aplicación o el ejercicio, o la administración de justicia de forma más expedita, pronta, rápida y, sobre todo, de manera justa, para quien la está demandando.

Y también expresé que se trataba de un primer paquete, un primer paquete para avanzar en esta materia.

Ese ejercicio democrático incluyó la opinión de expertos en la materia, nos sugirió identificar y reformar las normas del orden jurídico mexicano que incluyeran contenidos discriminatorios.

Hoy le quiero dar, particularmente, también nuevamente indicaciones al Secretario de Gobernación, al Consejero Jurídico que está aquí, con nosotros, porque vendrán más iniciativas, vendrá un nuevo paquete y uno que está aún pendiente de ser todavía revisado y enviado al Congreso, que tiene que ver, justamente, con la participación no sólo de la Presidencia de la República y su Consejería, y del ámbito jurídico de Gobernación, sino también con la participación del CIDE y del área de investigaciones jurídicas de la UNAM, para poder eliminar las normas discriminatorias o de contenido discriminatorio que estén en el orden Federal, en el orden local, y me refiero tanto a estados, o normas, incluso, de orden administrativo.

Esto exige un gran ejercicio de revisión de normas en estos tres órdenes de Gobierno, pero está hecha la tarea y está claramente asumido el compromiso para poder revisar, y con su apoyo será, creo que clave y fundamental, revisar las normas que todavía lamentablemente tengan algún contenido discriminatorio y éstas puedan ser derogadas o modificadas.

A partir de esto quiero compartir con ustedes, además, cuatro determinaciones que el Gobierno de la República puntualmente el día de hoy quiere asumir.

Lo digo además con amplia convicción y que en estas cuatro determinaciones doy respuesta, si no a todas, sí a muchas y quizá a los planteamientos centrales que varios de ustedes, hace un momento, tuvieron en sus participaciones, además de las instrucciones que ya he dado, previo a estos cuatro puntos.

En este acto habré de firmar una iniciativa de reforma al Artículo 4º Constitucional para incorporar con toda claridad el criterio de la Suprema Corte de Justicia de la Nación de reconocer como un derecho humano que las personas puedan contraer matrimonio sin discriminación alguna; es decir, que los matrimonios se realicen sin discriminación por motivos de origen étnico o nacional, de discapacidades, de condición social, de condiciones de salud, de religión, de género o preferencias sexuales.

De esta forma, como ustedes lo plantearon, quedaría explícito el matrimonio igualitario en nuestra Constitución, como lo ha determinado la Suprema Corte de Justicia de la Nación, como ya ocurre en varias entidades federativas.

Sin embargo, no puede haber en nuestro país quienes, en algunos estados o entidades, tengan ciertos derechos y en otros no.

Se trata, a final de cuentas, de asumir este reconocimiento, insisto, sobre lo que ya hay jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia, y hoy corresponde emprender esta iniciativa para realmente enmarcarlo en nuestra Carta Magna, como un derecho consagrado, como aquí lo he señalado.

Segunda determinación. En congruencia con lo anterior, aquí también enviaré una iniciativa de reforma al Código Civil Federal para asegurar el matrimonio igualitario, para que éste se pueda realizar sin discriminación alguna entre personas mayores de 18 años, acorde con lo que establece la Ley General de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes.

Asimismo, esta propuesta de reforma moderniza el lenguaje para evitar las expresiones discriminatorias que aún contiene este Código Federal, como ustedes seguramente lo saben.

Esta iniciativa también contempla que los cónsules, en su función de jueces del Registro Civil, puedan expedir una nueva Acta de Nacimiento para reconocer la identidad de género.

Y también confío en que esta atribución, o más bien este cambio, de ser aprobado en el Código Civil Federal, sea eventualmente replicado en los Códigos Civiles de las diferentes entidades federativas, que aún no contemplan este derecho.

Por otro lado, le doy aquí indicaciones a la Titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores, además de lo que ya he señalado que tiene que ver con el trabajo consular, para tomar las medidas necesarias, a fin de que en el proceso de solicitud de pasaportes se reconozcan y acepten, sin ningún tipo de distinción, las actas de nacimiento que registran un cambio sexogénico.

Tercera determinación. Ya la adelanté, pero es esta indicación que ya he dado a la Consejería Jurídica, que está aquí su titular, para que en este trabajo que hemos hecho en los Diálogos por la Justicia Cotidiana que nos han llevado a enviar un primer paquete de reformas a distintos ordenamientos, ahora, particularmente ya lo estoy reiterando lo que era mi tercera determinación, es, precisamente, el revisar los distintos ordenamientos en los tres órdenes de Gobierno que contengan todavía en su letra o en su expresión y contenidos, algunas o, más bien, tengan contenidos discriminatorios, y se eviten, se deroguen o se modifiquen y sean acordes, precisamente, a este reconocimiento a la diversidad.

Esto nos llevará, hay que trabajar junto con ustedes y que podamos realmente, a la brevedad, enviar un nuevo paquete de reformas, particularmente en este tema o en este contexto de lo que significará, sin duda, modificar mucho del ámbito de la justicia que tenemos en nuestro país.

Y finalmente una cuarta determinación, que tiene que ver con nuestro compromiso, que como país tenemos, y el que he señalado desde el inicio de mi Administración, de hacer de México un actor con responsabilidad global.

Es cierto que en lo interno encaramos desafíos y retos en los que estamos trabajando, pero también queremos contribuir a las mejores causas de la humanidad, desde el ámbito internacional.

Por eso, he dado indicaciones para que México forme parte del Grupo núcleo sobre las personas homosexuales, lesbianas, bisexuales, transgénero o intersexuales de las Naciones Unidas, en el que participan 19 países de distintas regiones, y que promueve los derechos humanos a nivel internacional.

México será una voz activa que seguro estoy que ustedes respaldarán, orientarán, y como ha venido siendo, serán o tendrán ustedes un espacio de interlocución, a través de la que México tenga en este espacio en Naciones Unidas.

Ésta es la indicación que recibe en este encuentro la titular de Relaciones Exteriores.

Quisiera concluir, porque ya me he extendido, y como decía hace un momento Ari, también, tensa en estos momentos, a lo mejor yo estoy más acostumbrado, pero no por ello dejo a veces de estar en la misma atención.

Pero creo que yo recojo lo que Jaime decía en su participación, sin duda, lo que hoy estamos aquí atestiguando, teniendo con este encuentro, es un paso muy relevante en la evolución que, como sociedad, estamos teniendo.

La que el Gobierno de México en convicción tiene y quiere promover, y quiere, realmente, asegurar que en nuestro país todas y todos los mexicanos, sin importar su condición social, su religión, su preferencia sexual, su condición étnica, no importando cuál sea su condición, tenga la oportunidad de realizarse plenamente, tenga la oportunidad de ser feliz.

Y esto es lo que el Gobierno de la República está promoviendo desde distintos ámbitos, para darle a todos los mexicanos esa oportunidad; las herramientas, los instrumentos de orden legal, los mecanismos que les permitan, realmente, construirse un horizonte y un futuro promisorio, digno, y en donde vivamos en esta sociedad de respetos, sociedad de derechos, y en la que se respeten los derechos de todos los integrantes de la sociedad en la que vivimos.

A mí me da mucho gusto, en esta celebración de este día, reunirme con todos los grupos hoy aquí convocados, con los distintos colectivos, con agrupaciones, con personas muy connotadas de la sociedad civil, de distintos ámbitos, que hoy nos acompañan.

Y solamente en ocasión de reiterar este firme compromiso que tiene el Gobierno de México, el Gobierno de la República, de abrir espacios de respeto a la dignidad y de reconocimiento a los derechos de todas y todos los mexicanos.

Muchísimas gracias.