Muchas gracias.

Gracias, de verdad, de todo corazón, a mis queridas y queridos paisanos del Estado de México, por darme una vez más la oportunidad de encontrarme con ustedes, particularmente, para quienes viven en esta región Oriente del Estado de México.

Les saludo con especial afecto, con gran cariño, como se los fui expresando en mi llegada a este lugar. Buena parte del tiempo ha sido para tomarnos selfies, para saludarles.

Y créanme que no hay nada que me emocione más y me dé tanta alegría como el poder saludar a la gente que tanto quiero.

Gracias, queridos paisanos mexiquenses.

Señor Gobernador del Estado de México, una vez más, gracias por su hospitalidad.

Y yo estoy con todos ustedes. Tienen ustedes en el Presidente a un gran aliado, a un amigo y a alguien que les va a acompañar en el desarrollo y progreso de esta región del Estado de México. No tengan duda de ello.

Muchas gracias, queridos paisanos.

Señor Gobernador del Estado de México:

Muchas gracias por su hospitalidad y muchas gracias por el mensaje de bienvenido que nos ha ofrecido el día de hoy.

Y agradezco que a la entrega de esta obra nos acompañe, también, el Gobernador del Estado de Puebla.

Rafa, muchas gracias, por estar ambos presentes en esta entrega de una obra importante, de conectividad, entre el Estado de Puebla y el Estado de México.

Y en este espacio agradezco la presencia de distintas autoridades, tanto federales, estatales, municipales, que hoy aquí nos acompañan.

A las y los legisladores federales que están entre nosotros.

A quien es Presidente de la Comisión de Comunicaciones y Transportes de la Cámara de Diputados.

Y legisladores, senadores de la República; senadoras, senadores y legisladores federales.

Gracias por su presencia.

A nuestros delegados federales, que son la presencia del Gobierno de la República en distintas áreas. Gracias por su presencia.

Pero, especialmente, permítanme saludar nuevamente, con todo mi corazón y mi cariño, a los jóvenes que hoy aquí nos acompañan, de distintas universidades. Que, además, se involucran en las obras que estamos integrando.

A las mujeres trabajadoras que siempre entusiasman y contagian con ese gran ánimo. Y a los hombres de trabajo que hoy aquí nos están recibiendo.

Gracias, nuevamente, a todas y todos.

Va a parecer que últimamente ando muy frecuentemente visitando el Estado de México, creo que se va a espaciar ahora, Gobernador. Pero no es casual.

Hay una razón de por qué ha habido esta coincidencia de visitar el Estado de México. Apenas, hace unos días, para inaugurar una obra de transporte masivo importante aquí, en la región de La Cañada, en Ecatepec.

Y hoy estamos entregando esta obra de conectividad, es decir, esta ampliación de esta importante arteria vial que comunica a la Zona Metropolitana del Valle de México con el Estado de Puebla.

Pero no sólo eso. Comunica a varios municipios y delegaciones de la Ciudad de México y del Estado de México con el centro del país, con la capital del país, con la Ciudad de México.

Son arterias viales de especial relevancia, que todos los días llevan a miles de mexiquenses a trabajar a la Ciudad de México; a muchos de la Ciudad de México que vienen a trabajar a diferentes municipios del Estado de México; a quienes transitan entre Puebla y el Estado de México, y entre la Ciudad de México todos los días.

Ésta es una de las principales carreteras y arterias viales que hay en la Zona Metropolitana del Valle de México y, como refería el Secretario de Comunicaciones y Transportes, fue la primera autopista, la primera carretera que se construyó hace ya casi 100 años.

Y hoy, por primera vez, después de varias décadas, después de varios años, estamos modernizando la conectividad, las arterias viales, las carreteras y autopistas que comunican a la capital de todos los mexicanos, la Ciudad de México, su zona conurbada, la gran metrópoli de la Ciudad de México, con el resto del país.

Todas las arterias viales, las grandes carreteras, que convergen en la capital del país, este Gobierno ha decidido modernizarlas, ampliarlas. Llevar a cabo nuevas carreteras, precisamente, para lograr una mayor y mejor conectividad. Y todo va en alcance a distintos objetivos.

El primero de ellos es darle calidad de vida a las familias que viven en esta gran metrópoli, que dedican muchas horas, todos los días, para ir a sus lugares de trabajo, para regresar a sus hogares.

Y, de verdad, dedican muchísimas horas y que, en lugar de poder disfrutar de estar con su familia, de convivir con su familia a espacios de esparcimiento y de recreación, tienen que dedicarlos ahí, en el tráfico, que se hace por muchas horas y en sus diarios recorridos.

Por eso, el propósito central de todas estas obras que estamos realizando es elevar la calidad de vida de las familias; darles mayor calidad, y que todo ello impacte en sus condiciones de bienestar, que se sientan mejor y que dejen de lado, a veces, todo el estrés que provoca estar durante muchas horas en los tráficos y en los traslados, repito, a sus lugares de trabajo y a sus hogares.

El segundo propósito es mejorar la competitividad de nuestro país.

Bien lo decía el Gobernador del Estado de México. Francamente, si queremos ser un país que atraiga más inversiones, que genere más empleos, que, si bien es cierto, hemos logrado una cifra histórica en los empleos que hoy tenemos, son dos millones 300, señor Gobernador, son dos millones 331 mil empleos que se han generado, un poquito más, para no regatearle esos 31 mil empleos adicionales.

Y yo espero que estemos, estamos en camino de llegar a dos millones y medio de empleos.

Ya los hoy generados, los que ya tenemos, es la cifra más alta que se haya registrado de empleo generado en el país en sólo cuatro años de Gobierno.

Y estoy seguro que vamos a llegar, muy pronto, a ser, más empleos generados de los que cualquier otra Administración, durante seis años.

Pero para que eso siga en ese ritmo, vayamos en este rumbo, precisamente de generar más empleo, ser más productivos, es decir, poder generar más producción, empleando menos recursos y menos tiempo, esto es posible gracias a la infraestructura que estamos desarrollando. Y ese es el propósito de estas obras.

Además de elevar la calidad de vida de las familias mexicanas, que es el objetivo central, el otro objetivo que se logra con estas obras, repito, es elevar nuestras condiciones de competitividad.

Ser más atractivos para quienes deciden invertir en México, tanto para la inversión nacional, como para la inversión extranjera.

Y que eso nos permita seguir impulsando el empleo que demandan, sobre todo, las nuevas generaciones, los jóvenes que hoy están estudiando, que habrán de egresar muy pronto, y que están a la espera de encontrar un buen empleo que les depare un buen ingreso. Y eso depende de que México siga elevando sus condiciones de competitividad.

Déjenme decirles que esta obra, particularmente, que hoy estamos entregando, se inscribe dentro del plan de obras de infraestructura vial que estamos logrando y que estamos construyendo para la conectividad de la capital del país con el resto de la República.

Son 12 obras. 12 obras que estamos llevando a cabo. Cinco de ellas ya se han concluido, como la que hoy estamos entregando.

La semana entrante estaremos entregando también la conectividad que va entre la Ciudad de México y la Ciudad de Cuernavaca, en un gran circuito y en un tramo elevado que se ha construido entre el Periférico y la salida a Cuernavaca.

Y con ello, lograr la conectividad con el Estado de Guerrero, la Autopista de El Sol.

Pero son obras que no se habían realizado en los últimos años, al menos en un par de décadas. En 20 años en los que no se había invertido en obras para mejorar la conectividad del centro del país, de la gran Metrópoli del Valle de México.

Son estas 12 obras y las quiero referir puntualmente. Repito, son cinco que se han concluido, tres que están en proceso de concluirse y cuatro más que estamos por iniciar.

Pero está entre ellas, por iniciarse está el Viaducto Circuito Interior con Indios Verdes-Santa Clara, que va a demandar una inversión de más de cinco mil 800 millones de pesos, son inversiones de cifras históricas las que están realizándose.

La otra es la Autopista México-Pachuca, que ya se entregó una ampliación igual a la que hoy estamos inaugurando.

La Autopista Pirámides-Texcoco, que también se está ampliando prácticamente al doble de la capacidad que hoy registra, y que será una de las arterias principales para lograr conectividad con lo que será el nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México en el Estado de México.

La Autopista México-Querétaro, que se ha modernizado con concreto hidráulico para tener una autopista de mejores especificaciones y, sobre todo, que evite las molestias en su cotidiana y regular reparación y mantenimiento, ahora con concreto hidráulico permitirá causar menos molestias.

La Autopista Chalco-Cuautla, que ya hace varios meses, sino es que ya un par de años, inauguramos señor Gobernador, precisamente, aquí, en el Oriente del Estado de México.

El Segundo Piso del Periférico, Ciudad de México, caseta de Tlalpan, que es a la que ya refería y que nos llevará con Cuernavaca.

La Autopista México-Puebla, que hoy estamos inaugurando; el Viaducto Avenida 602, también aquí, en el Oriente; la Vía Libre al Aeropuerto, al nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México en la Carretera Peñón-Texcoco, que es duplicar también la capacidad que hoy tiene esta importante arteria vial.

La carretera que se está construyendo entre Atizapán y Atlacomulco, una importante obra, nueva obra para comunicar prácticamente al Norte del Estado de México.

Pero no sólo eso, sino hacer esta gran importante carretera para conectar esta metrópoli, prácticamente hacia el Occidente del país, hacia Guadalajara, hacia Morelia, hacia el Estado de Michoacán y de Guadalajara, y de Jalisco, son, precisamente, esta obra que se está ya llevando a cabo de Atizapán a Atlacomulco.

La Marquesa-Toluca, que inauguramos. Esta modernización de esta importante arteria vial que conecta a dos importantes zonas metropolitanas: la del Valle de México, la Ciudad de México, y la del Valle de Toluca.

El Viaducto Chamapa-La Venta, son las obras que se están, son las 12 obras, repito, en las que se están haciendo inversión del orden de 40 mil millones de pesos para modernizar y elevar la calidad de vida de los habitantes de la Zona Metropolitana del Valle de México, de la Ciudad de México, de la Zona Conurbada, y de todos aquellos que vienen del interior del país, y que cotidianamente vienen a la capital de nuestro país.

Ese es el propósito de estas obras que hoy estamos entregando.

Y me da mucho gusto estar acompañado de vecinos y paisanos de esta Región Oriente del Estado de México, en la entrega de esta importante modernización que hoy hacemos y entregamos, de lo que es la Autopista México-Puebla.

Si me permiten. Ahora que llegaba cómo no recordar, para quienes son de aquí, de esta región, todos ustedes. Ustedes han de recordar que cuando venía como Gobernador del Estado, pues era muy distinto el rostro de aquella parte, de aquella, de esta Región del Oriente de aquel entonces, a la que hoy tenemos.

Recuerdo, señor Gobernador, haber llegado justamente a este mismo espacio donde hoy nos encontramos. No estaba así, ni siquiera estaba este espacio en el que estamos.

Sin embargo, llegábamos a este punto porque era regular y casi frecuente que cada año tuviéramos inundaciones aquí, en Valle de Chalco.

Este Río de La Compañía me tocó verlo en el momento en el que se estaba desbordando, en el que se estaban rompiendo varios de sus cauces, y estaban inundando todas estas colonias del Valle de Chalco.

Quiero decirles que, adicional a los esfuerzos y a la inversión que el Gobierno ha hecho para mejorar la conectividad que corre entre el Estado de México y los vecinos conurbados con la Ciudad de México, y de las demás entidades que confluyen y que tienen vecindad con la capital del país, además de esas obras de infraestructura estamos haciendo, también, importantes inversiones en la infraestructura hidráulica, precisamente, para evitar futuras inundaciones.

Hoy se ha edificado esta ya, que empezó hacerse desde la Administración anterior y se concluyó muy al final de la misma.

Y estamos haciendo acá, río arriba, también lo que es la conectividad del Río Ameca con el Río de La Compañía, una importante obra de infraestructura para evitar este congestionamiento que se hace en esta obra hidráulica que se tiene en esta parte del Oriente.

Lo mismo lo estamos haciendo en el Río de Los Remedios, otro de los ríos que pasan por el Estado de México y que casi, regularmente cada año se desbordaban, causando severas inundaciones, particularmente, señor Gobernador, recordará usted, entonces Presidente Municipal en Ecatepec y en Nezahualcóyotl.

Y hoy estamos haciendo importantes inversiones para evitar estas inundaciones.

De hecho, no se han registrado, no en la dimensión, ni en la magnitud que se registraron en años anteriores. De eso ustedes son testigos principales de lo frecuente que eran las inundaciones en esta parte del oriente del Estado de México.

Y que si bien hoy, ante las intensas lluvias se llegan a tener algunas menores inundaciones, no de la magnitud, ni de la dimensión que anteriormente se tenían.

Esas son las de las cosas buenas que a veces no se cuentan, pero que cuentan mucho, y que cambian la vida de miles de familias mexicanas.

Finalmente, quiero hacer referencia a dos temas, distintos del acto que hoy nos convoca.

El tema de la seguridad, señor Gobernador, que ha sido una demanda reiterada, sobre todo, particularmente del oriente del Estado de México.

Yo soy el primero en reconocer los grandes esfuerzos que ha desplegado el gobierno del Estado de México, precisamente, para cuidar de la seguridad de las familias mexiquenses. Pero también es cierto que han sido insuficientes, porque hay zonas que, tanto el personal y la capacidad institucional del Estado de México, ha resultado insuficiente.

Hemos resuelto respaldar y apoyar de forma decidida los esfuerzos en materia de seguridad: más de tres mil elementos de la Policía Federal y de nuestras Fuerzas Armadas vendrán a apoyar y respaldar, o están ya más bien aquí presentes en el Estado de México, para apoyar y respaldar las labores de seguridad con las que pretendemos mejorar las condiciones de seguridad en el Estado de México.

Y, finalmente, viendo aquí la presencia de muchas mujeres, recordarles que es importante, de muchas mujeres del oriente.

En este mes de octubre, por eso me ven que traigo este listón acá, rosa, este pin, que más bien representa un listón rosa y que seguramente muchos de ustedes ven en mucha gente que lo lleva portando, recordar por qué, no he tenido oportunidad de hacer referencia a este tema, pero el mes de octubre es un mes que nos convoca, precisamente, a combatir el cáncer de mama.

Este listón yo lo traigo en forma de pin, pero el listón rosa es recordar a las mujeres el que se puedan practicar de forma regular, de manera frecuente, su mastografía para detectar oportunamente, de así requerirlo, la atención médica necesaria para combatir el cáncer de mama.

El cáncer de mama llegó a representar, y lo sigue siendo, la principal causa de muerte por cáncer entre las mujeres de nuestro país.

Y queremos combatirlo. Y estamos haciendo, de verdad, esfuerzos muy relevantes en esta asignatura.

Vale la pena sólo señalar que se han adquirido un importante número de mastógrafos para practicar mastografías a las mujeres.

De hecho, déjenme darles un dato que el sector salud me ha compartido y que quiero hoy aquí, también compartirles.

Se han realizado, en lo que va de esta Administración, 4.3 millones más de mastografías para las mujeres, y con ello prevenir y combatir el cáncer de mama.

El darle atención oportuna y que ustedes lo puedan identificar o prevenir esta posible enfermedad, repito, que es causa de muerte entre las mujeres de nuestro país.

Y esta cifra tan importante de 4.3 millones es consecuente con esta inversión tan importante que hemos realizado para hacer mayor número de mastografías.

Y hemos logrado bajar, precisamente, la incidencia de cáncer entre las mujeres en más de 18 por ciento. Se presentan ya en este porcentaje en las mujeres de nuestro país, precisamente por este esfuerzo que estamos desplegando para que las mujeres, invitándoles a que se realicen su mastografía.

Quería referirlo porque este mes de octubre está corriendo, se está yendo muy rápido.

No quiero dejar de llamar la atención a todas las mujeres de México para que acudan a los institutos de salud, al que tengan por razones de seguridad social, del que sean derechohabientes, para que quienes no sean derechohabientes de ningún sistema de seguridad social, para que asistan al hospital que les quede más cerca de sus hogares, y se realicen su mastografía.

Eso nos va a permitir, haciendo un gran esfuerzo, entre todos, para seguir reduciendo la presencia del cáncer de mama de las mujeres de nuestro país.

Mujeres y jóvenes de México, y de esta parte del Estado de México:

Gracias por su hospitalidad.

Les dejo un saludo cálido, afectuoso, de enorme cariño, porque el entusiasmo con el que siempre me reciben, créanme que me contagia, me alienta y me motiva para seguirles sirviendo con gran eficacia a todos los mexicanos.

Muchas gracias, queridos paisanos.