Licenciado Enrique Peña Nieto, Presidente de los Estados Unidos Mexicanos; doctor Luis Videgaray, Secretario de Hacienda y Crédito Público; distinguidos miembros del presídium; amigas y amigos Consejeros.

Como cada año, es un gran gusto reunirnos con nuestras Consejeras y Consejeros, empresarios de todos los sectores y regiones del país, con la distinguida participación que mucho nos honra del Presidente de la República y el Secretario de Hacienda, en nuestra Reunión Plenaria de Consejeros.

2013 fue un año complejo, de contrastes entre el mundo desarrollado, donde hubo sorpresas positivas, y los mercados emergentes, en el que se registraron importantes decepciones.

Tras muchos años de política monetaria expansiva, la Reserva Federal de los Estados Unidos empezó a delinear un programa para reducir la inyección de liquidez a mercados, lo cual claramente marca un punto de inflexión para los mercados financieros globales.

Con el llamado, culmina un periodo de condiciones excepcionales, de extraordinaria liquidez y tasas de interés muy bajas en todo el mundo, prácticamente.

Una etapa excepcional que muy pocos países supieron aprovechar para llevar a cabo reformas estructurales. Destaca México.

Hoy la economía global atraviesa por una situación más favorable que en años anteriores. Se han reducido las posibilidades de riesgos extremos y, aunque como siempre, hay elementos de incertidumbre, también, se ha delineado un nuevo mapa de retos y oportunidades.

Será un buen año para aquellas economías que se hayan preparado.

En este contexto es difícil encontrar un país tan bien posicionado como México, tanto por su estabilidad y solidez macroeconómica, como por sus perspectivas de crecimiento.

Hoy nuestro país puede diferenciarse dentro del mundo emergente por su conducción responsable de las finanzas públicas con un sistema financiero fuerte y en expansión, que no tiene que digerir excesos crediticios.

Una economía que no depende de materias primas y que tiene una amplia base de exportaciones manufactureras.

Más aún, una Nación que va hacia adelante en un proceso de profunda transformación que lo hará más competitivo y más atractivo para la inversión, gracias a los acuerdos políticos impulsados por la Administración del Presidente Peña.

El que México haya podido avanzar en este fundamental proceso de cambio, es un logro innegable de la actual Administración encabezada por el Presidente Peña a quien le expresamos nuestro mayor reconocimiento.

Sin duda, hay retos pendientes. Uno de ellos es que las leyes secundarias que permitirán instrumentar estas reformas sean de alta calidad como las Reformas Constitucionales.

Otro, es el seguir fortaleciendo la institucionalidad y el Estado de Derecho en nuestro país. En ambos frentes hay avances y pensamos que es fundamental continuar con estos esfuerzos.

En el sistema financiero tenemos otro de nuestros principales activos. Es sólido y está listo para apoyar e impulsar la gran transformación del país.

El capital que los bancos y los grupos financieros tienen comprometido en México, alcanza 680 mil millones de pesos. No hay otro sector en toda la economía que tenga tantos recursos comprometidos en el país.

El ahorro financiero alcanza ya el 75 por ciento del Producto Interno Bruto. Es el máximo histórico.

Si bien el crédito al sector privado, respecto al Producto Interno Bruto es aún bajo, vivimos el mejor ciclo crediticio de la historia reciente, si lo medimos por su expansión, por su expansión relativa, pero también, por su calidad, que, desde luego, es la base de su sostenibilidad.

La tasa anual de crecimiento del crédito en los últimos años ha sido, en promedio, tres veces la del PIB, pero el año pasado esta relación fue de cuatro a uno, una de las más altas a nivel internacional.

Y contamos con una Reforma Financiera, que combinada con mayor crecimiento y con una mayor formalización de la economía, contribuirá, de manera importante, a enfrentar los principales retos del sector.

Otorgar más crédito y más barato de manera prudente y sostenible; particularmente, en los sectores menos atendidos, como las PyMES, e impulsar la inclusión financiera, especialmente entre la población de menos ingresos.

Dentro de ese sistema financiero, Banamex sigue desempeñando un rol fundamental.

Permítanme ahora compartir los logros más destacados de nuestra institución durante el 2013.

Empiezo con el crédito a las familias. Llegó a niveles récords: 232 mil millones de pesos.

En 2013 otorgamos 23 mil millones de pesos más en créditos, cifra mayor a la que cualquier Banco en México al sector familias.

Nos consolidamos como el banco líder en el financiamiento al consumo.

Otorgamos 1.9 millones de créditos solamente a través de tarjetas, y mantuvimos el liderazgo en el uso y facturación de las mismas.

El crédito hipotecario alcanzó 74 mil millones de pesos, el mayor en nuestra historia.

Otorgamos el año pasado una de cada tres hipotecas colocadas por la Banca, a través de un trabajo muy cercano con el INFONAVIT.

Banamex es, también, el líder en financiamiento integral a empresas privadas e instituciones gubernamentales de todos los tamaños, con cerca de 790 mil millones de pesos en recursos canalizados, tanto a través de crédito directo, como en emisiones de deuda y capital para nuestros clientes.

Durante los últimos 10 años hemos sido líderes en emisiones totales de mercado.

Y el año pasado, 2013, participamos en el 42 por ciento de todas las colocaciones y emisiones de crédito que emisores mexicanos hicieron en mercados nacionales e internacionales.

En materia de crédito a empresas, queremos destacar en especial el financiamiento a las PyMES, donde registramos un crecimiento del 40 por ciento, el mayor entre los principales bancos.

También es de resaltar el crédito al Gobierno en todos sus órdenes, donde somos el banco que registra el mayor crecimiento, especialmente en proyectos ligados al desarrollo de infraestructura.

Banamex, el mayor grupo financiero de México, alcanza ya casi 1.6 billones de pesos de recursos de nuestros clientes, de los mexicanos; 20 por ciento del ahorro nacional y con el mayor crecimiento de la industria en 2013.

Somos el mayor inversionista institucional de México también, al manejar 790 mil millones a través de nuestras sociedades de inversión y las SIEFORES administradas por AFORE Banamex.

En fortaleza, tenemos el mayor nivel de capital invertido en nuestro país de cualquier institución financiera, más de 160 mil millones de pesos, lo que nos permite servir a 21 millones de clientes, 21 millones de mexicanos, clientes de Banamex, en más de mil 300 localidades en el país, donde se agrupan el 94 por ciento de los mexicanos.

Contamos con los mejores índices de solidez financiera del sistema y, por ello, tenemos las calificaciones crediticias individuales más altas del sector bancario por las principales agencias calificadoras.

Es esta fortaleza financiera la que nos permite ver con una gran confianza el desarrollo del grupo, el seguir invirtiendo en México y mantenernos como un líder indiscutible en materia de captación y financiamiento integral.

El 2014, es un año emblemático para el Banco Nacional de México. Cumpliremos 130 años de compromiso permanente con nuestro país.

Y quisiera aprovechar este momento para compartir con orgullo algunos de nuestros logros en materia de compromiso social.

Desde su fundación en 1971, Fomento Cultural Banamex ha organizado más de 520 exposiciones con más de 18 millones de visitantes, tanto en México como en el extranjero, y ha publicado más de 200 libros sobre arte y cultura. En cada uno de estos esfuerzos, el tema ha sido siempre México.

En sus más de 20 años, Fomento Social ha invertido y gestionado mil 700 millones de pesos, en beneficios de más de cuatro millones de personas en áreas marginales. En específico, con nuestro Programa Uno por Uno, hemos participado en 28 campañas de reconstrucción por desastres naturales.

En un capítulo que es especialmente importante en nuestro quehacer diario, durante 10 años hemos sido líderes en educación financiera en nuestro país, beneficiando ya a más de siete millones de mexicanos.

El cuidado de nuestro entorno es otra de nuestras prioridades. Hemos sembrado cinco millones de árboles, protegido siete millones de crías de tortuga marina.

Y a través de nuestros esfuerzos de sustentabilidad, este año esperamos que 40 por ciento de la energía que el Grupo usa, todo el Grupo Banamex, provenga de fuentes renovables y limpias. Y aspiramos a que esta relación sea del 80 por ciento para 2017.

Continuamos comprometidos con las mejores causas de México. Somos, como desde el principio, nuevamente, el banco del TELETÓN.

Como nos gusta decir, somos el Banco Nacional de un México mejor.

Señor Presidente

Señor Secretario.

Amigos Consejeros:

México destaca en la economía global. En todo el mundo se reconoce y aplaude la transformación mexicana.

Los cambios, un parteaguas en nuestra historia, son de una gran trascendencia, un catalizador para la competitividad y el crecimiento de México.

Nuestro sistema financiero crece en todos sus renglones. Y dentro de éste, Banamex destaca por su dinamismo y solidez, su innovación y liderazgo, su tradición y su legado.

Nadie otorgó más crédito y financiamiento el año pasado que el Grupo Banamex.

Somos el mayor custodio del ahorro en México y entendemos nuestra responsabilidad.

Somos el mejor capitalizado y con una gran y amplia agenda de compromiso social.

Este año, cumplimos 130 años de apoyar las mejores causas de México, los proyectos de las empresas y familias mexicanas.

De saber evolucionar para mantener un liderazgo que se ha caracterizado por un compromiso integral con la sociedad y con el país.

No hay mejor manera de festejar este aniversario, que refrendando nuestro compromiso con México.

Muchas gracias.

(A CONTINUACIÓN HIZO USO DE LA PALABRA EL PRESIDENTE DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS, LICENCIADO ENRIQUE PEÑA NIETO. SU DISCURSO SE TRANSCRIBE POR SEPARADO)