(Interpretación al Español)

Su Excelencia Presidente Enrique Peña Nieto.

Su Alteza Real.

Ministros.

Señoras y señores:

Bienvenidos a Danish Industry.

Y tengo que admitir que yo he viajado a México muchas veces. La primera vez fue en el año 1987, cuando viajé a México con mi esposa, y recuerdo las primeras impresiones que tuve, y realmente me maravillé ante vuestro acervo cultural, la belleza de la tierra.

Y, también, algo muy importante, los jugos frescos de fruta que tomábamos cada mañana en el desayuno.

Ciertamente, pasaron muchas cosas desde aquellos años, no sólo en México, sino, también, en mi vida personal.

Y ahora, casi 30 años después, mi segunda hija viajó a México a estudiar en una de vuestras universidades, la Universidad Tecnológica de Monterrey, en Guadalajara.

Y ella decidió ir a México debido a su gente, a la cultura mexicana, al idioma y, también, debido a la comida, pero también yo creo que había una cosa que la atraía de sobre manera de México, y me refiero a su medio ambiente, a su dinamismo y a su potencial ilimitado.

Y yo creo que ésta es la razón por la cual muchas compañías danesas tienen relaciones comerciales o están intentando invertir en México.

Y también por esa razón DI en el año 2013 decidió abrir una oficina de representación en Ciudad de México.

Vuestra localización geográfica, el talento nacional y el tamaño de la población, hacen que México sea un destino de inversión muy atractivo y, ciertamente, seguirá siéndolo durante los años por venir.

Especialmente, también, si tienen éxito en vuestra empresa de sobrellevar los desafíos de la seguridad. Es algo que muchas empresas enfrentan.

Señor Presidente:

Su Gobierno aprobó muchas reformas estructurales importantes que han transformado la economía mexicana y que han creado prosperidad para vuestro pueblo y para las compañías también.

Mientras muchos otros países en América Latina están experimentando tasas de crecimiento y desarrollo negativo, México está creciendo.

Ciertamente esto es digno de respeto. A pesar de que nuestros tamaños, formas de ser y realidad de las economías varían, nosotros podemos aprender mucho los unos de los otros.

Aprendemos que tenemos la capacidad de establecer objetivos muy ambiciosos y cumplirlos.

También, hemos aprendido y conocido cuáles son los desafíos que enfrentan nuestros países.

También vemos cómo el desarrollo tecnológico, el know how y los conocimientos, muchos de ellos presentes aquí, pueden ayudarnos a sobrellevar estas dificultades.

Hemos estado debatiendo oportunidades para nuevos partenariados en energía, salud, alimentación y el sector agrocomercial.

También, estamos intentando crear nuevas soluciones y oportunidades de mercado, fusionando nuestras competencias principales.

Uno de los privilegios de mi viaje es que yo viajo y visito a muchos países importantes, ciertamente las economías más prometedoras en el mundo, y México, por supuesto, figura en esta lista.

Nosotros, la comunidad empresarial danesa, haremos lo posible para afianzar nuestra relación comercial con México.

Y espero que también nuestra contrapartida mexicana haga lo mismo.

Con estas palabras, agradezco a todos.

Y antes de dejar el podio, es realmente un gran honor invitar a su Excelencia el Presidente de México, señor Enrique Peña Nieto, para que haga algunas precisiones.

Señor Presidente:

Usted tiene la palabra.