(Interpretación al Español)

Es un privilegio bien grande darle la bienvenida al Presidente de México, y darle la bienvenida aquí, a Sacramento, y aquí, a California.

Y la historia de México y California, y nuestro legado aquí es bien largo, es bien profundo, y ha continuado.

En el pasado sólo se ha prologando para un futuro más brillante en los días que vienen, en los años que vienen.

Entonces, es mi privilegio personal, pero también representando los 38 millones de personas aquí, en California, de darle la bienvenida a la primera visita a los Estados Unidos, visita de California, claro, lo cual es apropiado, porque California es la parte del liderazgo aquí, de los Estados Unidos, California.

Y también hay más personas mexicanas aquí, de descendientes mexicanos aquí, en California, y ese sueño no sólo es el sueño de los últimos años; es un sueño que ha pasado en las mentes y en los corazones de las personas por cientos de años.

Y con la cooperación de México y California, vamos a hacer que ese sueño sea mucho más grande y que sea mucho mejor, y que sea una bendición para los dos países y de las personas de los dos países, de cualquier país que sean, pero las personas de México, a las personas de California, de América, y al grandioso Presidente de México.

Bienvenido acá, a California.