Muy buenas tardes a todas y a todos los asistentes, a quienes nos acompañan en la inauguración formal de esta obra, este segundo piso de la conectividad entre Periférico y la Caseta de Tlalpan, yo diría, adelante de la Caseta de Tlalpan.

Quiero, en primer lugar, agradecerle al señor General Secretario de la Defensa Nacional su anfitrionía y su hospitalidad, porque hoy estamos haciendo este evento, precisamente para evitar molestias, no causar molestias en el tráfico, no hacer esta inauguración formal en el lugar, en el sitio, porque ya hoy esta obra está operando.

Y un lugar cercano y de amigos era, precisamente, aquí, en el Heroico Colegio Militar. Y agradecemos la oportunidad de estar aquí.

Saludo con gran respeto al señor Jefe de Gobierno de la Ciudad de México.

Al señor Gobernador del Estado de Guerrero, una de las entidades que se verá beneficiada por esta obra.

A quienes forman parte del Gobierno de la República.

Al señor Diputado, Presidente de la Comisión de Comunicaciones de la Cámara de Diputados.

Al ingeniero Slim, quien es Presidente de la empresa que ha realizado esta obra. Gracias por acompañarnos, ingeniero.

Y muchas gracias a quienes nos acompañan en esta inauguración.

Estamos aquí para hacer, como ya se ha señalado, la entrega formal de esta obra. Una obra que se inauguró, de qué manera, poniéndola en operación.

Desde el pasado 27 de octubre, a propósito de que venía un puente tomado por muchas familias mexicanas, la obra inició operaciones.

Sin mayor evento de por medio, ni inauguración entonces, simplemente se puso en operación.

Porque las obras que estamos realizando, lo que buscamos es que sirvan a la sociedad y que presten su servicio lo más pronto posible. Y así fue posible hacer precisamente la inauguración de esta obra, poniéndola en operación: 27 de octubre.

Porque venía este puente con motivo de la celebración del Día de Muertos, muchas familias lo tomaron, y la pusimos en operación precisamente el 27 de octubre.

Hoy, aquí, estamos haciendo la entrega formal de esta obra. Y yo destacaría algunos aspectos.

El primero de ellos. La buena coordinación que ha habido con las autoridades del Gobierno de la Ciudad de México, con el Jefe de Gobierno de esta ciudad, porque el Gobierno de la República está dedicando importantes esfuerzos e importantes inversiones de orden público, precisamente para modernizar la conectividad de la capital del país y de toda la Zona Metropolitana de la Ciudad de México con el resto de la República Mexicana.

Ustedes, medios de comunicación, nos han hecho favor de acompañar a la entrega de diversas obras, en donde se acredita la importante inversión que se está realizando por parte del Gobierno de la República.

De hecho, déjenme decirles lo siguiente: No ha habido inversión en los últimos años tan importante como la que se ha realizado y la que se proyecta a realizar de aquí al término de esta Administración, para modernizar los distintos accesos que hay a la ciudad capital y a su zona metropolitana.

Se prevé una inversión del orden de 35 mil, incluso un poco más de 35 mil millones de pesos, al Norte, al Sur, al Oriente y al Poniente de la Zona Metropolitana de la Ciudad de México.

Obras que están hoy en proceso, obras que ya se han concluido; obras que están por iniciarse.

Déjenme referirlas, porque parece que es importante destacarlas.

Hacia el Norte está al Autopista México-Pachuca, en su ampliación, que ya se ha concluido y que hoy está en total operación.

Está la Autopista Pirámides-Texcoco, que está por iniciar su ampliación, que será una de las arterias importantes de conectividad a lo que será el nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México.

La Autopista México-Querétaro, que se está modernizando, se está reencarpetando con concreto armado, y que hará de ésta una vialidad mucho más moderna, más segura y mucho más rápida de recorrer.

Está por iniciarse la obra Circuito Interior-Indios Verdes-Santa Clara, que también permitirá una conectividad mucho más acelerada y rápida en esta parte Norte de la Ciudad de México.

Al Sur, se han entregado ya la Autopista Chalco-Cuautla, que acerca al Estado de Morelos, de la parte Oriente tanto en la Ciudad de México, el Estado de México con el Estado de Morelos.

Y esta obra que hoy estamos entregando, que es la Interconexión del Segundo Piso a la Caseta de Tlalpan, y digo que es adelante de la Caseta de Tlalpan, porque quienes son usuarios de este Segundo Piso, auténticamente pasan ya por encima de la caseta de cobro y se incorporan de forma directa a la Carretera México-Cuernavaca. De igual manera para quienes vienen en sentido inverso.

Hacia el Oriente, hemos entregado ya la ampliación de la Autopista México-Puebla, que ustedes nos hicieron favor de acompañar; está en proceso la Peñón-Texcoco su ampliación, una inversión de más de mil 500 millones de pesos.

Y por iniciarse, también, el Viaducto-Avenida 602, en esta conectividad que se construye en las inmediaciones de lo que será el nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México.

Y que las vialidades que se están construyendo y que habrán de iniciar su construcción, vendrán a aliviar de manera muy importante todo el tráfico que circula por la parte Oriente de la Ciudad de México y del Estado de México.

Hacia el Poniente, se ha puesto ya en operación, inauguramos lo que es la conexión o conectividad entre dos grandes zonas metropolitanas: la de la Ciudad de México y la del Valle de Toluca, y la Autopista La Marquesa-Toluca, quienes ya la hayan recorrido, podrán apreciar lo mucho que acorta en distancia y en tiempo el recorrer o el ir de una zona metropolitana a la otra.

Estas dos grandes zonas metropolitanas la 1ª y la 5ª más grande del país, hoy están conectadas a través de esta vía rápida.

Está en proceso la Autopista Atizapán-Atlacomulco, que ha hecho de esta parte un gran nodo logístico, que conecta hacia el Occidente del país, hacia Guadalajara, Morelia, lo mismo que hacia el Norte de nuestro país.

Y el Viaducto Chamapa-La Venta, esta conexión que está por iniciarse esta obra, que incorpora lo que es la vía libre de la Autopista México-Toluca, en la conexión con la Chamapa-Lechería.

Hoy, quienes la transitan, a veces se genera ahí un gran embudo porque tiene que pasar por la caseta de cobro. Está por iniciarse, próximamente, el viaducto para tener una conectividad directa en esta parte.

Son las obras que están ya realizadas, otras en proceso y que están proyectadas para aliviar, repito, y modernizar la conectividad que tiene la Ciudad de México.

Éste es un Gobierno que ha dedicado importantes esfuerzos al desarrollo de infraestructura en todo el país: 28 de las 52 autopistas que hemos comprometido ya se han concluido.

Por otro lado, también, hemos venido modernizando la red carretera en toda la geografía nacional.

Y para el Centro del país, y particularmente para la ciudad capital y su Zona Metropolitana, estamos haciendo importantes esfuerzos para modernizar, ampliar y construir nuevas autopistas, nuevas arterias viales, que hagan mucho más cómodo, mucho más seguro y mucho más rápido el flujo vehicular de quienes transiten por estas vías.

Les comparto la experiencia de quienes ya las han recorrido.

Me decía alguien que tomó esta autopista, la que hoy estamos entregando formalmente, que de la zona de Polanco hasta Cuernavaca le había tomado sólo poco más de una hora.

Gerardo, el Secretario de Comunicaciones, me decía que de Santa Fe a la Autopista a Cuernavaca le había tomado 21 minutos hacer el recorrido, desde Santa Fe hasta la Autopista allá, en trayecto hacia Cuernavaca.

Y lo que hay que decir para quienes nos siguen a través de los medios de comunicación, quienes vengan de la Autopista México-Querétaro, quienes lleguen a la Ciudad de México, quienes lleguen desde Cuautitlán, prácticamente podrán recorrer en una vía rápida desde Cuautitlán, Estado de México, donde empieza el segundo piso, en una vía elevada, hasta la Autopista México-Cuernavaca, podrán recorrerla ya en una autopista segura, rápida, a través de las distintas vías que se han venido construyendo, y que hoy se complementan de manera muy importante en la obra que hoy estamos entregando.

Esto acredita, primero, el compromiso que hay de parte del Gobierno de la República para seguir desarrollando infraestructura, que derive en mayor competitividad para el país, pero, sobre todo, en condiciones de mayor bienestar para las familias mexicanas; darles calidad de vida a través de tener una mejor infraestructura por la que puedan transitar de manera mucho más segura y mucho más rápida.

Otro importante beneficio, sin duda, repito, es la competitividad, porque un país bien comunicado, un país con buena infraestructura se vuelve en un destino muy importante para atraer inversiones, que contribuyan a generar más empleos, como los que hoy se vienen ya generando en nuestro país.

Y un tercer elemento muy importante: la buena coordinación de esfuerzos entre distintos órdenes de Gobierno.

Más allá de qué partido político o cuál sea el origen partidario de quienes hacemos gobierno, es claro que la relación entre el Gobierno de la República y el de la Ciudad de México, como el que tenemos con otros gobiernos, es el de coordinación; es de privilegiar los esfuerzos para que realmente podamos concretar obras que sean en beneficio para la sociedad mexicana, en distintas partes de la geografía nacional. Así lo estamos haciendo aquí, en la Ciudad de México.

Quiero decirle al señor Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, que luego, pues no ha faltado quienes quieran generar amplia polémica en la relación que hay entre ambos gobiernos.

La verdad es que hay que decirlo, y aquí está el señor Jefe de Gobierno para poder afirmarlo, también, hay una muy buena relación, hay una muy buena coordinación. Él lo ha expresado y se lo aprecio, de igual forma así lo expreso yo.

Hay una muy buena relación, buena coordinación, por supuesto, no exentos de tener, a veces, que resolver diferendos sobre temas, sobre todo, ahora con el tema presupuestal, que no faltaron, señor Jefe de Gobierno, que nos quisieran amarrar navajas. No les dejamos que nos amarraran las navajas, más bien dialogamos ampliamente en lo que, sin duda, hoy, impone el escenario mundial a nuestro país en el orden financiero.

Todos tenemos que ajustarnos el cinturón, teníamos que apretarnos el cinturón. Y todos los gobiernos y los órdenes de Gobierno estábamos obligados a hacer un ajuste en el gasto, porque los ingresos como país han disminuido, y esto es consecuencia de los bajos precios que tiene hoy el petróleo, y además de la gran volatilidad financiera que se vive en el orden internacional.

Todos los gobiernos han asumido de forma responsable esta exigencia, desde el Gobierno de la República y los demás órdenes de Gobierno.

Y eso nos ha llevado, al final de cuentas, establecer un diálogo para lograr cómo, en esta condición restringida, podamos ajustar el gasto para el año 2017.

Yo agradezco esta apertura, esta gran disposición que ha habido de parte concretamente del Gobierno de la Ciudad de México y con los otros gobiernos de las otras entidades federativas, con quienes hemos establecido esta condición imperante, pero también esta disposición para cerrar filas en favor de preservar, en primer lugar, la estabilidad económica de nuestro país y asegurar que sigamos trabajando por una mejor nación.

Yo agradezco a quienes nos acompañan, por su presencia.

Gracias por estar aquí presentes en la entrega formal, en la develación de esta placa de una obra que fue inaugurada, poniéndola en operación el pasado 27 de octubre.

Muchísimas gracias.