Señoras y señores:

Muy buenas tardes a todas y a todos los que asisten a esta inauguración de la Fábrica de Nutrición Infantil Nantli, que significa: madre, en náhuatl, como lo ha expresado su Presidente de las Américas, y que hoy nos acompaña en esta inauguración.

Señor Gobernador del Estado de Jalisco, muchas gracias, nuevamente, por su hospitalidad.

Muchas gracias, nuevamente, por estar aquí presente y, sobre todo, reiterar lo que hemos venido haciendo de forma conjunta el Gobierno Federal y el gobierno del Estado de Jalisco para impulsar el bienestar de sus habitantes.

Lo hacemos a través de distintas formas, de manera coordinada y en inversiones conjuntas, para proyectos que, sin duda, van a marcar el desempeño y desarrollo de esta entidad.

Sólo destaco dos en relevancia e importancia, sobre todo, para quienes están de esta entidad.

En la Zona Metropolitana de Guadalajara que, sin duda, es una de las más importantes del país, hay dos proyectos de gran dimensión y de importante relevancia e impacto social.

Uno es el tren ligero, que se está construyendo, de más de 22 kilómetros de longitud, y otro es el macrolibramiento a la Zona Metropolitana de Guadalajara.

Sólo esos dos proyectos tienen una inversión de más de 40 mil millones de pesos y quizá sean sólo esos dos proyectos emblemáticos, dos que significan importantes inversiones en infraestructura que recientemente y en los años últimos no se habían hecho en esta entidad, de Jalisco.

Quiero agradecer a los altos directivos de Nestlé, a Laurent Freixe, particularmente, y a los demás directivos de Nestlé, esta muy amable invitación para acompañarles, una vez más, en la inauguración de una de sus plantas.

Va a parecer que es una empresa consentida, porque no he estado ausente casi en ninguna de las varias plantas que han inaugurado: en Silao, en Toluca y hoy aquí, en Ocotlán, Jalisco.

Quiero saludar a todos los invitados que asisten a este evento, y particularmente a quienes colaboran y son trabajadores de esta empresa.

Les quiero saludar con gran respeto, con afecto, reconocimiento y, sobre todo, ver en todas y todos ustedes, jóvenes, o rostros jóvenes, que son parte del presente y futuro de nuestro país.

Ustedes son precisamente para quienes estamos trabajando, en aras de abrir mayores oportunidades de realización personal en todo lo que realicen, de forma personal o de forma profesional.

Lo que al Gobierno de la República le importa es que la sociedad mexicana, sus integrantes y particularmente las nuevas generaciones encuentren espacios de realización profesional y personal.

Y creo que ustedes lo están logrando al ser parte de este proyecto que hoy inaugura Nestlé aquí, en Jalisco.

Déjenme, en mi primer punto de mi intervención, como lo ha señalado Laurent Freixe, quiero, en primer lugar, felicitar a Nestlé por sus 150 años de presencia en todo el mundo.

Hoy, Nestlé está cumpliendo 150 años de ser una empresa ocupada de ofertar a la sociedad mundial productos nutricionales y de, además, asumir una gran responsabilidad social en todos los países en donde tiene presencia.

Y México no es excepción.

En México han decidido invertir y seguir creciendo con nuestro país, a partir, como lo ha compartido, Laurent, es a partir precisamente de tener confianza en México y de haberse establecido aquí ya hace 86 años en nuestro país, y de haberse iniciado precisamente aquí, en el Estado de Jalisco.

Yo tenía, hace un momento lo compartía, que pensé que había sido en Toluca donde habían instalado su primera planta. Siendo yo originario del Estado de México y de ser una de las plantas muy visibles ahí, en el corredor industrial Toluca-Lerma.

Pero no, fue aquí, en Jalisco, señor Gobernador, donde Nestlé se inauguró en México, después en Toluca y en otras partes de la República.

Hoy tiene 17 plantas en nuestro país, que contribuyen precisamente a generar empleo, a crecer con México y, repito, ofertar productos, sobre todo, de alto contenido nutricional.

La inversión que hoy estamos poniendo en operación e inaugurando formalmente no es menor. Son 245 millones de dólares, más de cuatro mil millones de pesos que se han invertido en esta planta.

Pero, además, es una planta sustentable, que eso caracteriza a Nestlé y hay que reconocerle.

Además, aprovecho de saludar al señor Embajador de Suiza aquí, en México.

Porque Nestlé, una empresa cuyo origen es precisamente, tiene su origen en Suiza, es una empresa que asume su responsabilidad social y que lo hace, lo voy a referir en mi intervención, en proyectos para apoyar particularmente la Cruzada Nacional contra el Hambre.

Pero lo hace también a partir de la innovación y de invertir en proyectos como éste, en donde el 85 por ciento de la energía que habrán de utilizar es renovable y esto va acorde con las políticas públicas que el Gobierno ha venido impulsando, particularmente a través de la Reforma Energética, para incentivar, para motivar que en nuestro país la energía que se genera en México sea limpia y no contaminante.

Y alienta mucho ver como empresas como Nestlé asume este compromiso y esta responsabilidad, en lo que es la generación de energía, en el tratamiento de sus aguas y en todo el uso de nueva tecnología que, sin duda, hacen que este proyecto no sólo sea rentable, sino, además, sustentable.

He tenido el honor de acompañar a Nestlé en la inauguración de distintas plantas.

Ya el Secretario de Economía hacía una relación de todas las invitaciones que he tenido, pero esta inversión fue aparte del compromiso que Nestlé hiciera con México para invertir más de mil millones de dólares en los siguientes tres años, desde el 2014 a la fecha.

Y lo decía su propio Vicepresidente para las Américas, Laurent, esto no es casual.

México, sin duda, hoy viene a consolidarse como un destino confiable en el mundo y lo es, precisamente, a partir de cambios estructurales que hemos impulsado, pareciera una retórica recurrente, pero es que no hay que perder de vista, y agradezco mucho que sean las empresas que están invirtiendo en nuestro país, que así lo testimonian, porque no bastará con que el Gobierno de la República pueda decirlo y lo recuerde a su sociedad casi todos los días.

Sino, el mayor testimonio, lo que mayor crédito da a esto que hemos difundido ampliamente, el por qué México hoy se coloca como un destino confiable hacia el cual llevar inversiones es, precisamente, entre otros factores, a la Reformas de carácter estructural que ha hecho, que hacen ver a México en un horizonte muy promisorio.

En un horizonte de seguir creciendo económicamente, en un entorno global que, si bien no hemos crecido lo que podríamos aún crecer en mayor dimensión y en mayor proporción, pero en un mundo en el que lo que observamos es decrecimiento, desaceleración en las economías de varios países, ya resulta francamente conveniente y satisfactorio ver que, no obstante, ese escenario mundial, México está creciendo.

Su dinamismo interno también está creciendo. Y hoy la mejor forma de mostrar resultados, frente a esta afirmación, es lo que está ocurriendo: más inversiones extranjeras están llegando a nuestro país.

De hecho, el monto de Inversión Extranjera Directa hoy ha acumulado, en estos últimos cuatro años, en México, es de 120 mil millones de dólares, 40 por ciento más de lo que se había invertido en México en el mismo periodo en la pasada Administración.

Y, junto a ello, va la generación de empleos. Hemos alcanzado cifras récord en el empleo.

En un momento más, al reunirme con los industriales, habré de dar a conocer el dato oficial de empleos generados. Pero, prácticamente, estaremos llegando a un número de empleos mayor a todos los generados en la Administración pasada, y no se diga en comparación con cualquier otra administración. Más de dos millones 300 mil empleos son los que se han generado en nuestro país.

La tasa de inflación, como lo decía también el Vicepresidente de esta empresa, ha sido de las más bajas que históricamente se hayan registrado en nuestro país.

Y esto va en beneficio de la economía de las familias mexicanas. Eso hace posible que hoy las familias mexicanas puedan consumir más, adquirir más productos, más servicios y que su ingreso les rinda de mejor manera.

Y mucho de ello es, precisamente, consecuencia de las reformas estructurales ya en acción, y que se están implementando, que están generando ya beneficios para la sociedad mexicana.

Junto a ello, quiero hacer un amplio reconocimiento a Nestlé, porque no sólo participa como una empresa socialmente responsable en nuestro país, sino que, también, acompaña a los esfuerzos gubernamentales en distintos ámbitos.

Y uno muy particularmente que ya señalaba, es en la Cruzada Nacional Contra el Hambre.

Desde el inicio de esta Administración partimos de reconocer lo que no había pasado anteriormente, que en nuestro país había millones de mexicanos que no tenían asegurada su diaria alimentación.

Este Gobierno decidió abrir esta realidad y convocar al esfuerzo de los gobiernos y del sector privado para combatir el hambre en México.

Nestlé es una de las empresas, que forman parte del sector privado, que participa de esta Cruzada Nacional Contra el Hambre para apoyar con proyectos productivos a familias vulnerables, a familias de escasos ingresos para que se incorporen a la vida económica de nuestro país.

Y participan, además, en este esfuerzo que hemos desplegado, para tener al día de hoy más de 13 mil comedores comunitarios, en los que diariamente asisten y tienen alimentación garantizada más de un millón de mexicanos: mujeres embarazadas, adultos mayores y niños.

Eso es parte del resultado que hoy tenemos de esta Cruzada Nacional Contra el Hambre, en la que con gran entusiasmo, compromiso y responsabilidad social participa Nestlé.

Muchas gracias a Nestlé por ser parte de este esfuerzo.

Seguiremos trabajando, quiero concluir mi intervención diciendo que seguiremos trabajando para materializar aún más los esfuerzos que hemos realizado para que más inversión productiva siga llegando a México, para que las políticas muy específicas para atender a las distintas industrias de nuestro país sigan potenciando nuestra capacidad para detonar más actividad económica, más desarrollo y mayor generación de empleo.

Y esto se va acreditando, un último dato que les doy, la tasa de desempleo que INEGI recientemente diera a conocer ha sido la más baja para México desde el 2008: cuatro por ciento; cuatro por ciento es la tasa de desempleo que tenemos en nuestro país, que contrasta con la de otras economías mayores y más grandes que hay en el mundo, que tienen mayores tasas de desempleo.

En pocas palabras, en México está habiendo inversión, está generándose empleo; tenemos una inflación baja, hay mayor dinamismo en la economía interna de nuestro país y esto, sin duda, al final de cuentas impacta de manera muy positiva en la calidad de vida y en el bienestar de la sociedad mexicana.

Felicidades nuevamente a Nestlé por su confianza en México, por crecer junto con México, por ser testigo de la historia de México y del mundo durante 150 años.

Y realmente deseo que los próximos 150 años de Nestlé le permitan también ser testigo del desarrollo, prosperidad y progreso de nuestra nación y del mundo entero.

Muchas felicidades y muchas gracias.