Muchas gracias.

            Muy buenas tardes a todas y a todos los que nos acompañan el día de hoy.

            De aquel lado, también, aunque ya estuve allá, tuve oportunidad de saludar, pero me da mucho gusto encontrarme en este espacio que está habilitado aquí, en Yucatán.

           Señor Gobernador del estado, está aquí con nosotros.

            Solamente quiero decirles que primero, me da mucho gusto estar aquí, en Yucatán; haber tenido la ocasión, primero de Inaugurar un Centro de Investigación, hace un momento, y ahora estar en este centro habilitado para la entrega de televisiones.

            Y por qué estamos entregando televisiones, que es importante decirlo.

            Porque de las varias reformas y ustedes han escuchado, y luego se han de preguntar: y para qué son las reformas.

            Todas las reformas tienen un propósito: lograr que nuestro país tenga mayor bienestar para su gente, que seamos un país más productivo, más competitivo, que podamos competir con el mundo; que tengamos capacidad de poder tener mayor crecimiento económico, mayores derechos, como es el derecho a la educación, a una educación de calidad 

            Y todas estas reformas se vienen instrumentando.

La que hoy nos ocupa, la que nos tiene aquí para entregar estas televisiones es la Reforma en Telecomunicaciones.

            Y la Reforma en Telecomunicaciones tiene por propósito, entre otros, el asegurar que toda la población, todos los mexicanos tengan acceso a los servicios de telecomunicación, al acceso a Internet, a la telefonía, a la radio, a un acceso extendido en todo el país.

            Que todas las comunidades estén incorporadas a estos servicios y que sean servicios de calidad.

            Y, dentro de estos propósitos está la transición, como lo vimos en el video, creo que el video lo explica ampliamente, que es esta transición a la era digital; romper con una etapa que estaba en el pasado, que ha sido superada y que muchos países se han incorporado a la era digital.

            Esto nos permite tener acceso a servicios de telefonía, de Internet, de radio de mayor calidad y en una mayor variedad de servicios.

Ya no serán sólo los que estábamos acostumbrados a ver, en lo que era la televisión abierta, sino que eventualmente habrá una mayor programación, habrá una mayor calidad en esos servicios que los usurarios estén teniendo, y por eso la importancia de transitar a la era digital.

           Y los aparatos de televisión que tienen muchas familias en México, son aparatos ya viejos, que ya no permiten recibir la señal digital.

Prácticamente hoy, en cualquier parte de México, donde se quiera adquirir una nueva televisión, esas televisiones ya incorporan esta tecnología.

            Mucha gente, muchas familias, lo han podido hacer con recursos propios, han accedido y han comprado su propia televisión.

Pero al Gobierno de la República le ocupa de manera prioritaria y fundamental darles atención a todas las familias que están en los padrones de SEDESOL.

            Por qué en estos padrones.

Porque ahí están las familias que eventualmente tienen menos ingresos, tienen necesidad de apoyo de parte del Gobierno, porque están inscritos en los padrones de PROSPERA, de LICONSA, de DICONSA, de Adultos Mayores; todo este universo, toda esta población que forma parte de estos padrones son las familias de menores ingresos, y por eso estamos apoyando, para que puedan tener una televisión que les permita incorporarse a la era digital.

            Porque la señal analógica, como ya lo vimos hace un momento, se va a apagar. La transmisión que recibían a través de la televisión analógica se va a apagar y esto habrá de ocurrir al 31 de diciembre.

            Por eso el compromiso que tiene el Gobierno para realmente hacer la entrega de 9.7 millones de televisores a igual número de familias mexicanas. Y eso nos permitirá asegurar que las familias de menos ingresos tengan una televisión.

            Y miren, esta transición a la era digital, ha ocurrido en otros países de desarrollo, y no necesariamente lo han  hecho de esta forma, simplemente la han alertado, han anticipado que la van a hacer y llega el día en que se apaga la señal analógica. La señal que hoy reciben las televisiones viejitas; esa se apaga, aquí hemos asumido responsabilidad para que, repito, las familias de menores ingresos tengan derecho y puedan tener una televisión.

            Y se ha hecho un gran despliegue, esto implica un gran esfuerzo logístico, no se logra de manera fácil.

Primero, todo un proceso transparente y abierto para haber adquirido, de parte del Gobierno, las 9.7 millones de televisiones, que se están entregando a igual número de familias.

            Segundo, que la población esté informada. Que sepa que se va a apagar la señal analógica.

Y para que no se queden ustedes sin poder ver la televisión y saber qué está ocurriendo, o ver los programas de entretenimiento que eventualmente ustedes siguen, puedan tener su televisión que reciba la señal digital.

            Esto es lo que estamos logrando y estamos trabajando a marchas muy forzadas.

Se están entregando más de 70 mil televisiones diariamente en distintas entidades del país.

            Aquí, en Yucatán, les decíamos se están entregando más de seis mil televisiones solamente el día de hoy, a ustedes y a otro número de familias en otras partes del estado, y es para lograr este objetivo.

            Déjenme decirles que ante ello, quiero reconocer y agradecer, primero, a la población.

La población que ha atendido este llamado y esta convocatoria. Que han recibido una notificación en sus casas por ser ustedes parte del padrón que tiene SEDESOL, dependencia que ha participado en esta parte, en este proceso, que es informar a quienes son parte del padrón, que sepan que pueden y tienen derecho a una televisión.

            Segundo. Quiero reconocer y agradecer a todo este esfuerzo que distintos medios de comunicación han hecho para que la población esté informada. Que sepan que se va a acabar la señal analógica, se va a apagar. Y que la gente debe acudir y será importante que tenga su televisión digital.

            Quiero agradecer, también, la participación de miles de servidores públicos que están en los centros de atención, que están trabajando para hacer la entrega de estas televisiones, y que es un gran despliegue que se está haciendo en toda la geografía nacional.

            De esa forma garantizaremos que 9.7 millones de familias reciban su televisión.

            Los beneficios de esto, aquí ya se han comentado, pero los quiero repetir:

            Primero. Tendrán ustedes una señal de mayor calidad, una señal con mejor audio, con mayor nitidez.

Va a ser, también, importante, el que ustedes con ello puedan ahorrar energía eléctrica, los aparatos viejitos consumían mayor electricidad. Hoy los televisores digitales consumen menos energía eléctrica.

            Esto va a permitir liberar, y esto quizá suene algo técnico pero, una frecuencia por donde se transmite la señal analógica, que va a permitir que el Gobierno pueda llevar y pueda desplegar todo un esfuerzo en la red compartida, como se denomina, para poder llevar Internet y señal de televisión a lugares que están muy apartados, muy recónditos, alejados dentro de la geografía nacional; y donde hoy no se tiene el acceso a Internet de manera específica, quizá en las grandes ciudades sí se tenga este acceso.

            Pero hay comunidades apartadas y alejadas en distintas partes de la geografía, donde no hay este servicio. Liberar esta frecuencia permitirá entonces que el Gobierno pueda llevar, a través de la red compartida, estos servicios de internet, de telefonía y que además estos servicios sean de mayor calidad y a mejor precio para las familias mexicanas.

            Déjenme decirles que todas las reformas tienen propósitos y están ayudando a que las familias tengan mayor calidad, tengan ahorros en sus ingresos, en su economía y una, quizá, de las que de manera importante contribuye a este propósito es la Reforma en Telecomunicaciones.

            La Reforma en Telecomunicaciones, entre otros beneficios, que ya se están apreciando en las familias mexicanas, es el abaratamiento en los costos que tienen los servicios de telefonía.

            Hoy están pagando o han dejado de pagar los servicios de larga distancia nacional; se han disminuido los costos de telefonía móvil y los costos de Internet.

            Porque lo que procura y promueve la Reforma en Telecomunicaciones es la competencia. Ustedes ven que hoy hay más compañías que se están anunciando y que están ofreciendo distintos paquetes de telefonía.

            Eso está bien para la economía de las familias mexicanas, y además el Banco de México ha señalado que la baja tasa de inflación, que esto es algo bueno para la economía de las familias, el que haya una inflación baja, eso en parte se debe, entre otras cosas, al ingreso de la Reforma en Telecomunicaciones, a la vigencia de la Reforma en Telecomunicaciones, que está permitiendo que haya este abaratamiento y costos más bajos en los servicios de telefonía y de internet que están recibiendo las familias mexicanas.

            Éste es el beneficio que tiene esta reforma, que es para el bienestar de todas las familias mexicanas.

            Finalmente, les quiero dejar a todas y a todos un saludo, a las familias que concurren en este centro de entrega de televisiones; a los servidores públicos, que forman parte de toda esta fuerza de servidores públicos que se está desplegando, repito, en la geografía nacional para poder cumplir con esta meta y con este mandato constitucional, que es parte de la Reforma en Telecomunicaciones.

            Deseo que esto contribuya a que ustedes tengan los servicios de televisión de mayor calidad, lleve alegría a sus hogares y sean ustedes parte del desarrollo que queremos para todo México.

            Es un gusto saludarles y muchas gracias.

            Le dejo un saludo, el que muchas veces se despide es que no tiene ganas de irse, verdad.

            Solamente quiero decirles que me da mucho gusto haber estado aquí, en Yucatán.

            Les dejo un saludo a todas las familias yucatecas.

            Un saludo con gran cariño, con enorme respeto y con gran afecto.

           Gracias por ser parte de este esfuerzo que estamos haciendo Gobierno y sociedad, para lograr el México que todos queremos.

            Ustedes, al estar hoy aquí, están contribuyendo a hacer esa parte.

            Muchas gracias y buenas tardes a todos.