Señoras y señores.

Muy buenas tardes a todas y a todos ustedes

Me da mucho gusto saludar al Presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo.

Agradecerle la invitación, una vez más, para estar en este evento, en donde se renueva la dirigencia de esta Confederación de Cámaras.

Saludo al señor Jefe de Gobierno de la Ciudad de México.

A los integrantes del Gabinete del Gobierno de la República.

A los Gobernadores presentes.

A dirigentes de organizaciones empresariales.

A dirigentes sindicales.

Y ya no hablo de los ausentes, porque ya les pasó lista aquí, Enrique, hace un momento, en su intervención.

Pero quiero saludar con respeto a la familia de Enrique, que le acompaña; a quienes han recibido un galardón el día de hoy y reconocimiento, a la propia CONCANACO-SERVyTUR, a sus familias.

Y, sobre todo, a toda la representación que hay de esta Confederación de Cámaras, a través de las CONCANACOs de cada entidad, que se han hecho presentes, que están aquí, en representación de todos los agremiados de esta Confederación de Cámaras.

Y que, además, se han hecho sentir y escuchar de las distintas regiones, y que saludo a todas y a todos con gran respeto y con gran afecto.

Gracias por esta honrosa oportunidad nuevamente de encontrarme con ustedes.

No omito saludar a dirigentes de partidos políticos presentes.

A Legisladores Federales y a servidores públicos de distintos órdenes de Gobierno.

Señores representantes de los medios de comunicación:

Desde hace más de 98 años, la CONCANACO-SERVyTUR ha facilitado el diálogo y la colaboración de comerciantes, prestadores de servicios y empresarios turísticos con las autoridades de los tres órdenes de Gobierno.

Es casi un siglo de trabajo en equipo, en favor de la economía nacional y el desarrollo de México.

Desde 1917, como lo vimos en el video, esta Confederación se ha renovado y se ha mantenido vigente.

Hoy su Comité Ejecutivo y su Consejo Directivo comienzan un nuevo ciclo, continuando con una gran tradición de esfuerzo y dedicación.

A Enrique Solana Sentíes y a todo su equipo, les deseo éxito en la representación de sus más de 700 mil empresas afiliadas a esta Confederación de Cámaras.

También reitero mi reconocimiento a quienes hoy han sido galardonados. A Juan Manuel Ley López, que en paz descanse, y aquí está su familia, y hoy hacemos un reconocimiento, le han entregado un reconocimiento postmórtem; de igual manera, a Julio Hirschfeld, a Daniel Chávez Morán, talentosos empresarios que han confiado, creído y trabajado por México, y que se la siguen jugando con México.

Mi reconocimiento y mi gratitud, como Presidente de la República, por su contribución al desarrollo económico y social de nuestro país.

Mi más amplia felicitación a todos ustedes.

Y me sumo, de igual manera, al reconocimiento que se ha hecho a los niños triquis de Oaxaca, integrantes de la selección infantil indígena de basquetbol, por el merecido reconocimiento: Hablemos y Actuemos bien por México.

Les dije hace un momento, que están dejando ya de ser niños, para convertirse en jóvenes, y les deseo que realmente tengan éxito, ahora y siempre, en todo lo que emprendan hacia adelante.

Todos los galardonados, el día de hoy, son ejemplo de talento, perseverancia y superación. Son reflejo de un México que ha venido evolucionando con el paso de las décadas, pero, sobre todo, de un México que ha acelerado su transformación en los últimos años.

Desde el inicio de esta Administración, nos comprometimos a hacer cambios de fondo y derribar barreras que limitaban el potencial de nuestro país.

Con reformas estructurales, políticas públicas innovadoras y obras de infraestructura, hoy tenemos una plataforma más sólida para impulsar el crecimiento y el desarrollo del país; incluso, como aquí se ha dicho, en este complejo escenario de la economía mundial, que nos está tocando vivir.

Las cifras así lo demuestran.

Permítanme y, además, en una hora ya complicada, porque ya es, prácticamente, la hora de la comida, tienen ya mucha hambre, ya tienen servido su primer plato, pero déjenme compartir algunas cifras. Y no es en el ánimo, ni en el propósito de regodearnos a través de las cifras.

Las cifras sólo acreditan, en parte, el esfuerzo del Gobierno, o de los gobiernos, pero fundamentalmente, y de manera central, acreditan el trabajo colectivo de la sociedad mexicana.

Los resultados, las cifras que les quiero compartir, no son, repito, el resultado del esfuerzo de un solo gobierno. Son el resultado del trabajo de toda una sociedad, de sus emprendedores, de las mujeres y hombres que, en distintos espacios del quehacer social, contribuyen a que hoy tengamos las cifras que les quiero compartir.

En primer lugar. La economía mexicana ha ido acelerando su ritmo de crecimiento. En 2013, el PIB creció 1.3 por ciento; en 2014, 2.3 por ciento, y en 2015, 2.5 por ciento.

Esta tasa supera el desempeño de algunas economías más grandes que la nuestra.

Y si bien no son la cifra o el nivel óptimo de crecimiento que quisiéramos tener, sí resulta relevante que en este contexto internacional y complejo que nos está tocando vivir nuestra economía esté teniendo una ruta ascendente en el desempeño y en el crecimiento económico.

Por ejemplo, en 2015, el Producto Interno Bruto, que son las cifras vinculadas a este sector en el que está esta Confederación, el sector Servicios aumentó 3.3 por ciento.

Y si nos concentramos en el Comercio, éste creció 4.5 por ciento, lo que confirma que el mercado interno se está expandiendo, y que ha sido uno de los principales motores del crecimiento.

En 2015 se registraron cifras históricas en el Sector Turismo. Nos visitaron 32.1 millones de turistas internacionales, cifra que, sin duda, contrasta con años anteriores; significa 37 por ciento más de la registrada o del número de visitantes que tuvimos en el año 2012.

En segundo lugar. El empleo formal sigue a la alza.

Según las cifras más recientes del Instituto Mexicano del Seguro Social, en febrero se crearon 142 mil 291 puestos de trabajo formal. Es la mayor cifra, es el número más alto para un de mes de febrero desde que se tienen registros mensuales.

De esta manera, el empleo formal creció en 3.8 por ciento a tasa anual, lo que confirma que la economía mexicana sigue su marcha.

En tercer lugar. Hay estabilidad de precios.

Hoy INEGI dio a conocer que la inflación de febrero fue 2.87 por ciento.

Por qué es relevante.

Es la más baja para un mes de febrero, desde hace 46 años.

En 2016, incluso, hay reducciones en el costo de los energéticos, como la gasolina o la electricidad.

Si comparamos las tarifas eléctricas a lo largo de la Administración, prácticamente, las del sector comercio han bajado hasta en un 23.5 por ciento.

Y en cuarto lugar. Hay un mayor consumo en el país.

En diciembre, el consumo privado creció 5.2 por ciento a tasa anual, es el mayor crecimiento para un mes similar en 11 años.

En febrero de 2016, las ventas de las tiendas departamentales y de autoservicio, con más de un año de operación, tuvieron un crecimiento anual de 9.6 por ciento, y en el caso de las tiendas totales el crecimiento anual fue de 12.5 por ciento.

En los dos primeros meses de este año se han vendido 230 mil 463 vehículos en México. Es la mayor venta de vehículos en el país de la que se tenga registro en un primer bimestre desde el año de 1988.

Este indicador es particularmente ilustrativo, porque no sólo refleja un mayor poder adquisitivo, sino también la confianza de una familia o de una empresa en el presente y futuro de la economía del país.

Todas estas cifras reflejan una realidad: que México goza de estabilidad y cuenta con un mercado interno cada vez más fuerte y en crecimiento.

Para seguir con esta tendencia, la prioridad del Gobierno de la República es mantener las condiciones de estabilidad macroeconómica.

Así lo estamos haciendo. Actuando con responsabilidad y prudencia, ajustando el gasto del Gobierno y tomando las medidas necesarias para proteger la economía de las familias y de las micro, pequeñas y medianas empresas, que son la base de la economía del país y son, además, las que generan el mayor empleo en todo México.

Señoras y señores:

La estabilidad es la condición básica para crecer, y las reformas son el instrumento para acelerar ese crecimiento.

Invito a todas las empresas que forman parte de la CONCANACO-SERVyTUR, a sus cientos de miles de afiliados, a que aprovechen las oportunidades que ofrecen las reformas para elevar su productividad y su competitividad.

El Programa Tabletas CONCANACO, que contribuye a la formalidad y la modernización de sus negocios, es un ejemplo de los muchos beneficios que se están generando, a partir de las reformas.

Y tomando aquí la petición que hace un momento Enrique hiciera, cuenten con el respaldo y apoyo del Gobierno de la República para ampliar este programa y seguir apoyando a los beneficiarios o a quienes forman parte de este gremio de la CONCANACO-SERVyTUR.

Finalmente, y con ello concluyo. México, sin duda, es mucho más que estas cifras. Las cifras sólo proyectan lo que entre todos los mexicanos estamos construyendo.

Éste es un Gobierno que ha buscado abrir puentes de diálogo, de acercamiento, de concertación con todas las organizaciones empresariales, con todos los sectores de la sociedad mexicana.

Somos un Gobierno democrático, un Gobierno abierto y un Gobierno que siempre ha mostrado la más amplia apertura y disposición para construir juntos, y de forma positiva, en favor de México.

Esa es la tarea que tenemos, y no es porque estemos reinventando el país año con año.

México sigue su marcha, sigue su curso, al amparo de sus instituciones, al amparo de lo que entre todos y distintas generaciones han construido en favor de nuestra Nación, y hoy las cifras que he compartido con ustedes, proyectan cómo México se sigue moviendo hacia adelante, sigue avanzando. Se siguen generando empleos para más mexicanos; se abren mayores oportunidades, y ustedes son parte relevante de este esfuerzo colectivo, que estamos alcanzando para bien de México.

Muchísimas gracias.