Muchísimas gracias.

Gracias, de verdad, a toda la gente que está reunida, de los cuatro municipios que se benefician con la obra que hoy estamos inaugurando.

Quiero saludar a todas las mujeres, a los jóvenes, a los hombres que están aquí, de Ecatepec, de Tultitlán, de Coacalco y de Cuautitlán Izcalli.

Les saludo con gran afecto, con enorme respeto, al tiempo que, de igual manera, saludo a todas las autoridades aquí presentes.

En primer lugar, al señor Gobernador del Estado, a Eruviel Ávila, a quien le agradezco su hospitalidad, como siempre su cálida bienvenida y también, y de manera muy señalada, esta gran sinergia, esta suma de esfuerzos que estamos haciendo, el Gobierno de la República y el gobierno del estado, para realmente generar condiciones de mayor bienestar y de calidad de vida para todos los mexiquenses, como lo hacemos para todo el país.

Esa es la ruta: el poder sumar y el poder multiplicar nuestro trabajo, dando mejores resultados. Así estamos comprometidos y así lo venimos haciendo.

Muchas gracias, señor Gobernador, por su hospitalidad.

Saludo a todas las autoridades que están aquí presentes del Gobierno de la República, del gobierno del Estado de México, a los titulares de sus poderes.

Felicito al Presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado, quien recién acaba de asumir esta importante responsabilidad; a la Presidenta Municipal de Tultitlán y a los Presidentes Municipales de esta Región Oriente del Estado de México.

A todas las autoridades, servidores públicos, pero especialmente a la gente aquí reunida, a la gente que se ve directamente beneficiada y que ustedes representan a miles y miles de mexiquenses de la región oriente del Estado de México que se verá beneficiada con esta obra, con este sistema de transporte masivo Mexibús Línea 3, que hoy se está entregando en beneficio. Línea 2, perdónenme, Línea 2, que hoy se está entregando en beneficio de los habitantes de esta región del estado.

Y que se suma a las otras dos líneas: a la 1 y a la 3, que ya operan en el Estado de México, y que suma un importante número de kilómetros ya, que son recorridos a través de este importante sistema de transporte masivo.

Quiero agradecer la presencia de las distintas autoridades religiosas, particularmente del señor Obispo de Cuautitlán. Muchas gracias, señor Obispo; y sacerdotes y representantes de distintas organizaciones religiosas.

Gracias por hacernos el favor de acompañar y de ser testigos, junto con los miembros de la sociedad de esta región Oriente, de lo que hoy se pone en marcha.

Particularmente, yo quiero agradecer, señor Gobernador, el que se me dé la oportunidad de acompañar a las autoridades del estado, a su Gobernador, en la entrega de esta importante obra, o de este este importante sistema de transporte masivo.

Y lo señalo porque ésta es una obra, o un sistema que se está poniendo en marcha con una participación fundamentalmente del gobierno del estado, del sector privado y una modesta participación del Gobierno Federal. Pero que acredita la suma de esfuerzos.

En ésta o en otras obras más, lo importante es dar resultados y trabajar en el mismo objetivo que tenemos trazados aquí, el gobierno del Estado de México y el Gobierno de la República, que es generar condiciones de bienestar.

Qué significa esto.

Asegurar que las familias mexiquenses, como lo deseamos para todo el país, vivan con mayor calidad de vida. Que realmente sus ingresos por su trabajo les alcancen para más; que las fuentes de empleo ahí, donde trabajan, sean mejor pagadas; que el gasto, que lo que ustedes tienen por ingresos, les rinda de mejor manera.

Y para lograr este gran objetivo no son los discursos, no sólo son las obras, sino realmente es haber logrado un escenario, o una estructura o cambios estructurales que posibilitarán esta condición.

El señor Gobernador del Estado de México hizo clara referencia a los anuncios que hice al inicio de este año, que claramente proyecta cuáles son los primeros beneficios que se ven a las reformas estructurales.

Esto que ustedes escucharon por muchos meses, que fue prioridad para el Gobierno de la República, y que lo sigue siendo, en términos de materializar los beneficios, a partir de las reformas estructurales, de las que ustedes escucharon hablar ampliamente, significa que son ajustes que están hechos para, precisamente, asegurar que las familias de todo el país tengan mayor calidad de vida.

Y la van a tener, porque su ingreso les va a rendir para más. Porque hoy dejarán de pagar varios servicios que anteriormente tenían que cubrir. Y sólo déjenme citar algunos, que ya ha referido el Gobernador del estado:

Dejarán de pagar el servicio de larga distancia. Y no sólo eso, esto es un derivado de la reforma en telecomunicaciones.

Otro derivado es, precisamente, establecer condiciones de señal digital para todo el país, por eso la entrega de televisiones que mandata la Constitución en todo el país, y especialmente a familias de menos recursos, para que de manera acelerada, como lo mandata la propia Constitución, en este año y al término del mismo y a inicio del año 2016, todo el país esté incorporado a la digitalización, es decir, a un servicio de telecomunicación mucho más moderno, más eficiente y de mayor calidad.

Otro de los beneficios que derivan de la propia Reforma en materia de Telecomunicaciones, sea el que ustedes puedan escoger con mayor libertad a qué empresa les presta el servicio telefónico y que no tenga que adquirir un nuevo aparato telefónico, sino que con el que contaban o el que tienen o el que eventualmente adquieran, puedan estar con la compañía telefónica que sea de su preferencia, la que les dé mejores condiciones, la que les dé mejores servicios, las que ustedes decidan tener.

Y esto va a alentar la competencia, la Reforma en Telecomunicaciones alienta la competencia en este sector y eso favorece a los consumidores, favorece a la población, porque eso posibilitará que ante una mayor competencia en el sector telecomunicaciones, la población pueda decidir y optar por el prestador de servicios que le ofrezca mejores precios, mejor calidad en el servicio y es una decisión que tendrá la población.

Otro de los beneficios de las Reformas que se empiezan a sentir ya en este año, en la Reforma Fiscal, por ejemplo, fue evitar ya los gasolinazos. Solo habrá un impacto como ya ocurrió a inicio de cada año, un impacto que tendrá que ver con la inflación que se haya tenido, que se espera que para este año sea una inflación menor a la que se tuvo el año pasado, de acuerdo a los analistas económicos y financieros.

Pero fuera de ese incremento, no habrá ningún otro incremento a la gasolina durante el año, dejará de haber gasolinazos y eso, al final de cuentas, impacta en el bolsillo de las familias mexicanas.

Otro beneficio que deriva también de las reformas estructurales, que es el asegurar que el pago que hace la población por la luz eléctrica sea menor y no sólo beneficiará a los hogares, a las familias mexicanas, beneficia a los negocios, beneficia a las industrias, que las vuelve más competitivas.

Esto es, podrán bajar los costos de producción y, en consecuencia, aquello que produzcan también deberá impactarse en precio hacia la población, porque el costo será menor.

Y son distintos los impactos que tienen estos primeros impactos en la reducción del costo de energía eléctrica. Pero lo que es un hecho, es que por primera vez en la historia reciente de nuestro país dejó de impactarse el incremento inflacionario.

Y no sólo eso, además de no haberse impactado la inflación del año pasado en la tarifa eléctrica, se redujo la tarifa eléctrica. Esto va en beneficio de la economía de las familias de nuestro país.

Qué se propone el Gobierno de la República hacer a lo largo del 2015.

Acelerar la implementación de las reformas. Ya se logró hacer la transformación y los cambios y ajustes en la Constitución, en distintas leyes de orden secundario.

Ahora nos ocupa asegurarnos que eso, donde estamos poniendo nuestra confianza, donde aseguramos que esas reformas van a beneficiar a todas las familias mexicanas, realmente se materialice; realmente se evidencie día a día.

Y ya señalaba, ya desde este año están las primeras evidencias, están los primeros resultados.

El Gobierno de la República desea que el 2015 sea un gran año para todo México, pero esto no va a resultar de manera fortuita, o por casualidad, o por destino, resultará a partir del trabajo, del empeño y de la dedicación con la que el Gobierno y los gobiernos de los distintos órdenes: Federal, estatal y municipales, estemos actuando.

Dependerá del ánimo social que haya para que, entre todos, modelemos el país que queremos.

Lo he señalado de manera reiterada, y a mí me da mucho gusto hacerlo aquí, en mi tierra, aquí en esta tierra mexiquense que es mi casa. Y hoy hay un Presidente de la República orgullosamente mexiquense que trabaja para todos los mexicanos.

Y lo hago bajo una premisa fundamental y clara: que serán los resultados, será el trabajo y los resultados que deriven de ello, lo que nos permite mostrar los beneficios y alcances que tenga este proyecto de Nación que hemos venido impulsando.

No habremos de distraernos. Es claro que los retos son muchos, que son muchos los desafíos, que hay momentos complejos que vive el país.

Pero ante la adversidad, ante los retos, lo único que importa es el trabajo, la entrega, un ánimo renovado y los resultados que demos a la sociedad.

Éste es un año que debe convocarnos a trabajar, a trabajar en unidad; y, sobre todo, a tener mayores resultados.

Y esto no puede quedar solamente en el discurso o en la retórica, es algo que debe sentirse en los bolsillos de las familias mexicanas, en la economía familiar; y, sobre todo, en la dinámica económica que tenga nuestro país, que deseamos, y se advierte, será mayor la que tenga este año 2015, con lo cual se verán beneficiadas miles y millones de familias de nuestro país.

Ya hay señales alentadoras. Recién he compartido ante la opinión pública que las cifras del empleo registradas el año pasado, en 2014, son verdaderamente significativas, son notables, pues resultó ser, 2014, uno de los años en los que en la historia, en los últimos 50 años, desde que se mide el empleo generado en México, ha habido mayor número de empleo: 714 mil empleos formales se crearon en el año 2014.

Éstas son buenas cifras. Son resultados muy alentadores y nos animan y motivan a que sigamos trabajando. Trabajando para que a México le vaya bien.

Aquí y allá escucho que deseamos un feliz año y deseamos que a México le vaya muy bien. El primero que desea que así sea es el Presidente de la República, desea que a México le vaya muy bien y que realmente podamos avanzar y concretar los distintos proyectos que tenemos trazados, éstos que hoy nos invitan a estar en este acto, el desarrollo de proyectos de transporte masivo, si sólo recordamos que más de 20 millones en la Zona Metropolitana de nuestro país, 20 millones de viajes se realizan en la Zona Metropolitana de México, incluye al Estado de México, incluye al Distrito Federal, y que dos de cada tres pasajeros lo hacen a través de un sistema de transporte masivo, a través de un autobús, de un microbús o de uno de estos sistemas de transporte articulado, como el que hoy se está entregando.

Por eso seguiremos trabajando. Seguiremos trabajando para que la modernidad alcance a más familias mexicanas y esta región, a más familias de esta región del Estado de México.

Está claro y está hecho el compromiso, y estamos trabajando, y estamos dedicando los primeros recursos para los proyectos que nos permitan consolidar el Sistema Metro en el oriente del Estado de México, y que todo ello se sume a este esfuerzo que hace el Gobierno del Estado de México para lograr un mejor sistema de transporte para todos los habitantes de la región oriente y de todo el Estado de México.

Ese es nuestro compromiso y en la suma de esfuerzos, estoy seguro, lo habremos de lograr.

Finalmente, déjenme compartirles un dato que me parece relevante en lo que aquí he señalado, porque puede parecer sólo palabras, pero la verdad es que los hechos hablan por sí mismos, ahí están las reformas, ahí están los cambios estructurales, ahí están los primeros beneficios que hay para todas las familias mexicanas.

También quiero decirles que el Gobierno de la República viene privilegiando el gasto en inversión física.

Es cierto que ha habido incrementos en los presupuestos que se tuvieron, especialmente el año pasado, y que mantenemos esta condición a pesar de un escenario económico adverso, como ustedes están enterados, el precio del petróleo, que es importante, porque impacta en los presupuestos.

Para este año se tuvieron los seguros, las coberturas necesarias, para asegurar que el presupuesto aprobado por la Cámara de Diputados realmente se tenga y se pueda dedicar a la inversión que está programada.

Pero lo que es digno de destacarse, a cifras de noviembre del año pasado, el incremento en inversión física, realizada por el Gobierno de la República, fue más de 15 por ciento mayor a la que se hubiese hecho el año pasado.

Esto significó 102 mil millones de pesos más de lo que se había destinado de un presupuesto del orden de 766 mil millones de pesos.

Sé que son cifras, miles de millones, pero son miles de obras que se logran y se materializan a partir de esta inversión.

Y que, a cifras también de noviembre del año pasado, al corte de noviembre, queda acreditado que el gasto de operación que tienen las dependencias gubernamentales se redujo en 1.7 por ciento.

Esto significó un ahorro de más de siete mil millones de pesos para privilegiar, precisamente, el gasto en inversión, el gasto en las obras que quiere la gente, más que la inversión que se hace en la operación del aparato gubernamental, hoy estamos privilegiando y mantendremos esta condición y esta prioridad de hacer mayor inversión pública en la inversión física, en las obras que benefician a todos los mexicanos.

Ese es el compromiso y así seguiremos trabajando.

Finalmente, quiero darles las gracias a todas y a todos los aquí presentes, por darme la oportunidad de saludarles, de estrechar la mano de muchas y muchos de ustedes, sobre todo por la calidez con la que invariablemente reciben a su paisano.

Y, señor Gobernador:

Tendré que contradecirle en algo que dijo. Sí puedo decir, y lo digo con gran orgullo, que quiero mucho a mis paisanos, que quiero mucho a los mexiquenses.

Y que es evidente. Quiero a los mexiquenses y yo quiero que tengan claro que un hijo del Estado de México sirve a todo México, sirve a todo el país.

Y quiero ganarme y seguirme ganando también el aprecio y la simpatía y el afecto de la gente de todo el país, a partir de un solo objetivo: lograr bienestar, lograr calidad de vida para los mexicanos.

Asegurar o, más bien, lograr que la economía de las familias mexicanas sea mejor y que en esta forma y de esa manera, el país sea uno como todos los queremos, un mejor país. Un país que dé cobijo a todos sus hijos, a todas las familias mexicanas; y un país que se caracterice por el desarrollo, por el progreso y, sobre todo, por el bienestar económico de las familias mexicanas.

Es el objetivo y en eso seguiremos trabajando.

Muchísimas gracias.