Muy buenas tardes a todas y a todos los que nos acompañan en este evento del Foro de Negocios Argentina-México.

Excelentísimo señor Presidente de Argentina, don Mauricio Macri. Muchas gracias, nuevamente, por su hospitalidad.

Y muchas gracias, como lo he reiterado en esta visita, por esta nueva etapa que, sin duda, vivirá la relación entre Argentina y México, entre México y Argentina, a partir de esta visión compartida de impulsar desarrollo y prosperidad para nuestras sociedades, a partir, justamente, de las fortalezas que ambas naciones tienen, de cómo nos complementamos, de compartir una visión de ser países democráticos; de ser países abiertos al mundo, que quieren aprovechar lo que hoy la globalización nos presenta como oportunidad.

Y en donde, siendo Argentina y México, dos de las economías de la región más importante y más grande de Latinoamérica, creo que hoy estamos en la gran oportunidad y ocasión de encontrarnos, y de acompañarnos en un esfuerzo conjunto, para trabajar por el desarrollo de nuestras sociedades.

De manera muy puntual, quiero compartir a empresarios de ambas naciones, que hoy nos acompañan en este foro, primero, mi reconocimiento por encontrarse en este espacio.

Creo que es importante subrayar que estos foros de negocios, que son espacios de encuentro de empresarios de dos naciones, permiten visualizar las oportunidades que los países presentan ante ustedes, y que en ustedes se pueda multiplicar el conocimiento, precisamente, de cuáles son estas ventajas que ambas naciones ofrecen.

Que, también, este encuentro, y como lo hemos dicho en más de una ocasión, no sólo se trata de hacer de estos espacios oportunidades para quienes son empresarios, sino para quienes, gracias a la confianza y visión empresarial, depende el bienestar de muchas familias, de los empleos que se generan, de las oportunidades que se generan para nuestros connacionales, ahí donde ustedes invierten, ahí donde ustedes desarrollan oportunidad de negocio, en el comercio y en otras campos de inversión productiva; ahí hay una oportunidad, también, de generar bienestar para nuestras sociedades.

Cuáles son las condiciones fundamentales que hoy compartimos, creo yo, Argentina y México, y creo que es la visión que los dos gobiernos tenemos.

Primero, es el de mantener nuestra estabilidad macroeconómica.

Creo que son pilares el tener y preservar los fundamentales de nuestra economía; es pilar y condición indispensable para impulsar desarrollo, y creo que cada gobierno, en alcance a sus responsabilidades, corresponde tomar las decisiones que estime pertinentes para preservar, insisto, nuestra estabilidad macroeconómica.

Así lo estamos haciendo en México, precisamente, por considerar que ésta es una condición indispensable para el desarrollo y la prosperidad.

Segundo. En ambos países coincidimos en que hay que derribar obstáculos, que hay que impulsar cambios, que hay que hacer políticas y, sobre todo, reformas de carácter estructural para poder ajustarnos a los nuevos retos de este mundo global.

En el caso particular de México, se han llevado a cabo distintas reformas de carácter estructural, tanto políticas, sociales y económicas, particularmente en el ámbito económico seis de las 13 reformas estructurales que impulsamos que, sin duda, hoy se convierten en nuevos pilares y en nuevos cimientos para el desarrollo futuro de la economía de nuestro país.

Y, tercero, somos dos países que estamos abiertos al mundo.

México tiene ya, en los últimos años, una larga tradición de ser un país abierto al mundo, que ha impulsado su apertura al mundo, que hemos ajustado nuestra condición de ser un país cerrado y de tener una economía cerrada, y de ser particularmente un país donde prácticamente el principal producto de exportación era nuestro petróleo, y estoy hablando de hace apenas 30 años.

Hoy, nuestro comercio es abierto; tenemos una red de acuerdos comerciales con diferentes naciones, 12 acuerdos comerciales, que nos dan acceso preferencial al mercado de 45 países, a un mercado de mil 100 millones de personas, y que hemos logrado ajustarnos, precisamente, a esta condición y hoy dejamos de ser, pues sí, un productor y un exportador de petróleo, pero ya no es nuestro principal producto.

Lo somos más, y las divisas que hoy generamos, lo son más por la industria agroalimentaria, por el turismo, por la manufactura de vehículos. De hecho, nos hemos convertido ya en el séptimo productor de vehículos más grande del mundo.

Hoy, producimos 3.4 millones de vehículos al año; exportamos 2.8, y el resto también, en lo que ha sido cifras históricas de ventas, se venden en el mercado interno de nuestro país.

México, repito, ha hecho de las reformas estructurales una nueva plataforma.

Hoy, el Gobierno está trabajando para concretar y materializar los beneficios que derivarán de estas reformas para nuestra sociedad, en acelerar su implementación.

Dentro de los aspectos que me importaría destacar como ventajas competitivas que ofrece nuestro país, creo que de muchos conocido, es esta ubicación geográfica en la que estamos, el ser un puente estratégico entre América del Norte y América Latina, de la que nos sentimos orgullosamente parte.

Somos, repito, un país abierto al mundo, donde hemos intensificado nuestro comercio; tenemos una población predominantemente joven, el promedio de edad de más de la mitad de nuestra población es de 29 años, el promedio de edad de la población tal es de 29 años y nuestro bono demográfico que está, precisamente, en más del 50 por ciento de nuestra población está en este rango de edad.

Hemos venido trabajando para dedicar o ampliar nuestra infraestructura en materia de comunicaciones, lo mismo en autopistas, carreteras, en las redes ferroviarias, en nuestra capacidad portuaria.

De hecho, destaco que en lo que va de esta Administración, ampliamos nuestra capacidad en los puertos de 280 millones de toneladas anuales a 370; a finales de este año estaremos llegando a 400 millones de toneladas anuales de manejo en nuestros puertos, en la meta trazada para el 2018 de llegar a 500 millones.

Destaco, de este encuentro que hoy estamos llevando a cabo entre los gobiernos de Argentina y México:

Primero, que sí tenemos un importante comercio, de dos mil 500 millones de dólares.

Y debo decir, sí relevante, sí importante, Argentina es el cuarto socio comercial más importante de América Latina, y México lo es para Argentina el tercero.

Pero, sin duda, el potencial que tenemos ambas naciones para crecer al nivel de comercio que hoy hacemos, es enorme.

Para lograr acuerdos para inversiones recíprocas, también es muy grande, o sea, la ventana de oportunidad que hoy se tiene, a partir de esta convergencia que hay en la voluntad política de dos Gobiernos que quieren relanzar la relación entre nuestras naciones, de aprovechar las ventajas competitivas de los dos países, para lograr una mayor complementariedad, a partir de nuestras fortalezas en lo que hace a la relación de negocios y empresarial, sin duda, es mayor a la que había en el pasado.

Hoy, en este encuentro, hemos decidido revisar y profundizar el Acuerdo de Complementación Económica, ACE6, que es el acuerdo que regula o que norma las relaciones comerciales entre los dos países.

Y hoy, hemos decidido profundizar los términos de este acuerdo, ir más allá y hacer una revisión profunda del mismo, de ampliarlo.

Y esto en ruta a lo que eventualmente, en un futuro no lejano, pueda llevarnos eventualmente a un acuerdo comercial de apertura total, de mayor integración y de libre comercio.

Esto es una ruta y es una meta aspiracional, que dependerá mucho de la profundización que tengamos a los términos que hagamos a este Acuerdo de Complementación Económica.

Yo quiero, por otro lado, destacar los distintos acuerdos que en esta Visita de Estado se han firmado, 17, en distintos ámbitos de cooperación y de relación económica, y en otros ámbitos que, me parece, no sólo deben quedarse, y esto lo comentaba yo con el Presidente Macri, lo subrayábamos, no puede quedarse sólo en una carta de intención o de buenos propósitos.

Sino que realmente nuestro interés, el genuino interés del Gobierno de México es acreditar una voluntad política que nos permita realmente superar cualquier barrera, poner en práctica los acuerdos que hemos firmado de forma real y autentica, para que esto nos permita lograr esta mayor integración entre México y Argentina, entre Argentina y México.

Y, a tal grado lo hemos comprometido, que le expresé al Presidente Macri que rompamos las barreras, a veces burocráticas e inerciales que pueden estar ahí, entre nuestros Gobiernos para, realmente, romper esas barreras.

Y que estaré siempre o estaremos siempre a la distancia de una llamada telefónica para poder superar cualquier barrera u obstáculo que se presente, a partir de lo que aquí hoy hemos comprometido.

Yo deseo que este Foro de Negocios Argentina-México sea muy fructífero.

Realmente espero dé espacio al encuentro de emprendedores de ambas naciones, para que se conozcan más, para que en voz de ustedes mismos sepan de las ventajas que ambas naciones ofrecen para ustedes.

Y que, a través de ustedes, se siga impulsando desarrollo, oportunidades de bienestar para nuestra gente y, al final de cuentas, cumplir el propósito que tenemos todos los gobiernos: generar prosperidad para nuestras sociedades.

Por su participación y por su presencia, y atención, muchísimas gracias.